ESTÁS LEYENDO...

La calidad de los cuidados neonatales, fundamental...

La calidad de los cuidados neonatales, fundamental en los prematuros

La calidad de los cuidados neonatales, fundamental en los prematuros

La Asociación Valenciana de Padres de Niños Prematuros (AVAPREM) ha conmemorado, el Día Mundial de la Prematuridad, congregando a familias, padres y madres de niños prematuros, estudiantes de postgrado de la Universidad de Valencia, trabajadoras sociales, educadores infantiles, así como a los profesionales e instituciones sanitarias. A través de esta conmemoración AVAPREM se adhiere a las celebraciones internacionales promovidas durante esta semana por EFCNI (European Foundation for the Care of Newborn Infants, por sus siglas en inglés) que, bajo el lema “En el mundo, 1 de cada 10 niños nace prematuro”, tiene el objetivo principal de concienciar a la sociedad sobre los problemas y riesgos que implican los nacimientos prematuros.

Para este día, AVAPREM ha organizado unas jornadas de carácter científico mediante el desarrollo de un programa centrado en la prevención de la prematuridad en la Comunidad Valenciana, en la importancia de los cuidados neonatales, así como en la importancia de los cuidados de los prematuros para prevenir sus problemas y complicaciones. La Jornada de AVAPREM  ha contado además con el respaldo de Luis Rosado Bretón, Consejero de Sanidad, de José Luis Fabado, Director del Departamento de Salud Pública, Ignacio Ferrer, Director General de Atención al Paciente, Manuel Escolano, Director General de Investigación y Salud Pública, la Agencia Valenciana de Salut, el Centro Superior de Investigación en Salud Pública y el Hospital Universitario y Politécnico La Fe (Valencia).

De acuerdo con María Emilia Pérez Sanjuan, presidenta de AVAPREM, “en España, el número de bebés prematuros representa 31.000 nacimientos al año y en la Comunidad Valenciana los 2.477 partos prematuros en el último año, lo cual es bastante significativo. En este sentido, es muy importante que durante el embarazo las madres deben ser informadas sobre los posibles factores de riesgo, ya que el nacimiento prematuro implica muchos problemas de salud, de hecho, los bebés prematuros tienen mayores posibilidades de desarrollar enfermedades crónicas, tales como las infecciones respiratorias”.

“Es por ello que, tal y como recuerda EFCNI este año, la calidad de los cuidados neonatales constituye la mejor medida para reducir la tasa de mortalidad y discapacidad de los bebés prematuros”, subraya María Emilia Pérez.

Importancia de la información y  de los cuidados para prevenir problemas

Varias organizaciones, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), han unido sus fuerzas durante este año para trazarse y establecer objetivos que ayuden a mejorar la situación de la prematuridad, incluyendo sus tasas de mortalidad. En este aspecto juega un papel fundamental la calidad de los cuidados neonatales y postneonatales, así como la necesaria educación y apoyo a los padres, que se van a encontrar inmersos en una situación de estrés e incertidumbre.

De acuerdo con la presidenta de AVAPREM, “se ha demostrado que es crucial que los padres estén mucho más informados y apoyados, tanto antes, como durante y después de recibir el alta hospitalaria de regreso al hogar y que reclamen que se cumplan los protocolos de tratamiento y cuidados necesarios para los bebés prematuros”.

Igualmente subrayó “en un día como hoy, es muy importante concienciar a la sociedad sobre la vulnerabilidad de estos bebés ya que nacen sin haber completado su desarrollo en el útero materno, lo que compromete en mayor grado su estado de  salud. Por ejemplo, con la llegada del otoño y la bajada de las temperaturas tienen un mayor riesgo de contraer bronquiolitis, afección respiratoria mucho más perjudicial en estos bebés frente a los que nacen a término”.

Las Asociaciones Españolas de Prematuros con la salud de los más pequeños
La Asociación Valenciana de padres de niños prematuros (AVAPREM), junto con otras asociaciones de pacientes, se han unido recientemente para hacer reflexionar a las autoridades sanitarias sobre la necesidad de que los ajustes sanitarios no afecten a la población pediátrica, en concreto a los niños más vulnerables como son los bebés prematuros.

En el caso de las infecciones respiratorias, como la bronquiolitis, que afecta a lactantes y bebés vulnerables en la época de contagio epidémico, las medidas de prevención constituyen la base para evitar el contagio y epidemia entre las poblaciones vulnerables, reduciendo el riesgo de que estos niños con necesidades especiales, puedan sufrir enfermedades graves que requieran ingresos hospitalarios, ingreso en una unidad de cuidados intensivos o ventilación mecánica.

Es por ello que las asociaciones de pacientes han realizado un llamada de atención sobre los potenciales efectos que estas medidas de ahorro pueden tener en la salud de los más pequeños y ha solicitado que no se limite a los profesionales sanitarios el acceso a medidas eficaces y recomendadas, tanto por Sociedades Médicas como por el Ministerio de Sanidad, en las guías de práctica clínica existentes.





ARTÍCULOS RELACIONADOS