ESTÁS LEYENDO...

La “cirugía invisible” se impone entre los famosos...

La “cirugía invisible” se impone entre los famosos

La “cirugía invisible” se impone entre los famosos

La última tendencia en cirugía estética es frenar los signos del envejecimiento y parecer lo más natural posible, la llamada cirugía invisible, según un análisis del doctor Pier Francesco Mancini, director de Cirugía Plástica y Estética en las Clínicas CRES. Las excepciones son los casos de las actrices Uma Thurman y Renée Zellweger, irreconocibles tras su paso por el quirófano.

“Si observamos a los candidatos a los Óscar a lo largo de los años comprobamos que los labios exagerados, los pómulos hinchados y las frentes sin expresión han ido dando paso a retoques más suaves, que logran dar un aspecto más joven pero, al mismo tiempo, permiten conservar la expresividad del rostro e incluso manteniendo algunas arrugas”, explica el doctor Mancini. Uno de los
ejemplos es la actriz Nicole Kidman, que “ahora
luce un rostro más natural que cuando, hace
unos años, decidió recurrir a la toxina botulínica
sin medida”.

Para lograr este efecto natural, los especialistas en cirugía estética combinan diferentes técnicas quirúrgicas y de la medicina estética, como el lifting endoscópico, la eliminación de las bolsas de los ojos, la toxina botulínica, las mesoterapias con multivitaminas y los rellenos de ácido hialurónico en diferentes densidades, indica. El objetivo, a su juicio, es “frenar el paso del tiempo y conservar los rasgos naturales de la persona, los que la identifican ante los demás”. En esta tendencia a lo natural, se aprecia, añade, “un incremento del uso de materiales autólogos del paciente, como grasa corporal y bioestimulación autóloga con factores de crecimiento”.

Entre las características de la denominada cirugía invisible hay que resaltar que los demás no puedan señalar un retoque específico y que el cambio no sea brusco. “Lo ideal es empezar a retrasar el envejecimiento a partir de los 30 años y se vayan corrigiendo problemas poco a poco. Es más difícil conseguir una cara juvenil y natural con 65 años, sin que antes se haya hecho nada. Lo mejor es corregir los cambios de la edad, devolviendo las estructuras anatómicas a su sitio”.

La cirugía estética debe tratar de recolocar los tejidos que sufren el efecto de la gravedad a lo largo de los años y de reducir la acción de algunos músculos responsables de las arrugas, según el doctor Mancini. Sin embargo, debe combinarse con otras técnicas menos invasivas para lograr una piel más turgente y luminosa, como bioestimulación autóloga con factores de crecimiento, las vitaminas intradérmicas y los láseres no abrasivos, encargados de eliminar manchas y mejorar la piel.

En el caso de los pechos, la cirugía estética más demandada en el mundo, la tendencia entre las famosas es, a diferencia de hace unos años, conseguir “bustos acordes con la silueta de la persona, que permitan lucir escote sin que parezcan artificiales”, afirma este especialista. Victoria Beckham es una de las celebridades que decidió reducir el tamaño de sus implantes mamarios en busca de una mayor naturalidad. “Las mujeres tienden, cada vez más a pedir los pechos de tamaños acordes a su cuerpo y no los que nunca podrían parecer suyos”, resalta el doctor Mancini.

En los hombres, las bolsas en los ojos se eliminan con blefaroplastia, sin modificar la expresión, como hizo George Clooney, y se rellenan arrugas profundas, pero “se conservan algunas líneas de expresión”, comenta. La excepción a esta tendencia es el caso del actor Sylvester Stallone o Mickey Rourke.

España, líder en rejuvenecimiento
España es el cuarto país del mundo en procedimientos de rejuvenecimiento facial no invasivos, según datos de la Sociedad Internacional de Cirujanos Plásticos Estéticos, con 28.326 intervenciones en 2013. Sólo la preceden Estados Unidos, Brasil y México. La misma posición ocupa en el ranking mundial en otros procedimientos no quirúrgicos como peeling químico, resurfacing con CO2 Y dermoabrasión. En 2013 se realizaron en nuestro país 93.578 intervenciones de toxina butulínica y 69.209 de rellenos reabsorbibles.

En 2013 se realizaron en España 213.000 intervenciones de cirugía estética. La intervención más demandada fue el aumento de pecho (38.820 en 2013), seguida de la liposucción (37.256) y la cirugía de la mirada (21.242).



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.