ESTÁS LEYENDO...

Alertan sobre el creciente mercado negro en produc...

Alertan sobre el creciente mercado negro en productos de medicina estética

Alertan sobre el creciente mercado negro en productos de medicina estética

La doctora Natalia Ribé recuerda la importancia de que los tratamientos médico estéticos seas realizados por profesionales

La democratización de la medicina estética y el incremento de productos innovadores en este campo han provocado un aumento importante del mercado negro. Además, la crisis económica europea ha incitado a consumidores y profesionales a interesarse en los productos y tratamientos estéticos económicos. El problema recae en los resultados de estas prácticas que no están reguladas, carecen de garantías y son inseguras.

En Europa, el área en el que más se invierte en tratamientos estéticos es el rejuvenecimiento facial. Esta creciente demanda está abriendo una puerta ilegal al mercado de productos estéticos falsos que no cuentan con ningún tipo de regularización, no han pasado ningún control sanitario y suponen un verdadero peligro para nuestro aspecto físico y nuestra salud.

En el campo del rejuvenecimiento facial se emplean neurotoxinas o rellenos para conseguir el tan anhelado efecto anti-aging, lo que ha generado que algunos de los productos más falsificados sean el bótox, la silicona líquida o el ácido hialurónico, comenta la doctora Natalia Ribé, miembro de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME).

Durante muchos años los medios de comunicación han informado que China era el mayor exportador de productos estéticos falsos, sin embargo según el profesor Pickett, Profesor Adjunto del Centro de Investigación botulínico de Dartmouth, Estados Unidos, “la falsificación de inyectables estéticos se produce en todos los rincones del mundo, incluso en Europa existe un mercado negro de estos productos que pueden haber sido fabricados aquí. Además, el profesor afirma que existe la creencia y las pruebas de que estos productos se pueden conseguir fácilmente en Rusia.

El creciente mercado negro de medicina estética ha propiciado la aparición de personas que ejercen la profesión sin estar debidamente formados ni preparados para llevar a cabo determinados tratamientos y procedimientos estéticos.

La unión hace la fuerza
Ante esta situación los profesionales del sector se están movilizando con el objetivo de prevenir los posibles resultados desastrosos del uso de estos productos ilegales e inseguros. Se ha creado una coalición en contra del mercado estético falso (The Coalition Against the Fake Aesthetic Market), bajo los auspicios del IMCAS, con el profesor Andy Pickett, Ph.D., B.Sc., Michael H. Gold, M.D. y el Dr. Ascher como miembros fundadores. Su objetivo es proporcionar a los médicos la información en cuanto a la comercialización de productos falsificados en el campo de la medicina estética y quirúrgica. El grupo trabaja conjuntamente con asociaciones científicas institucionales, organizaciones internacionales, organizaciones no gubernamentales, las autoridades reguladoras de drogas y las compañías e industria farmacéutica.

La dra. Natalia Ribé afirma que “una sustancia que va a ser inyectada en el cuerpo, necesita de una investigación y experimentación previas y su seguridad se tiene que haber demostrado. El hecho de que esto no sea así, resulta escalofriante dado que una de las zonas del cuerpo más tratada en medicina estética es el rostro y cuando inyectamos sustancias ilegales, sin ningún tipo de control, nuestra salud está en juego, pero también nuestra imagen; deformaciones, quemaduras, lesiones, etc. Las consecuencias del uso de sustancias ilegales son nefastas, e incontables”. Además, la experta aconseja que “si tenemos dudas sobre algún producto estético debemos consultarlo con un experto y ponernos en manos de profesionales acreditados, porque inyectar una sustancia nociva en nuestro rostro o cuerpo, lleva tan solo unos segundos, pero recuperarse de los efectos nocivos de la misma, puede llevarnos toda una vida”.

Ante esta situación, el objetivo de los profesionales es concienciar sobre la importancia que tiene invertir en tratamientos médico estéticos realizados por profesionales. Para la doctora es importante un tratamiento de calidad para que el paciente quede completamente satisfecho y además añade “es la propia comunidad médico-estética la que se destruye así misma al ofrecer tratamientos a precios bajos” denuncia la doctora Natalia Ribé.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.