ESTÁS LEYENDO...

La granada previene la aparición de enfermedad cor...

La granada previene la aparición de enfermedad coronaria

La granada previene la aparición de enfermedad coronaria

Un artículo publicado recientemente en “Revista Española de Cardiología” (REC) pone de manifiesto que la ingesta de extracto de granada, alimento rico en polifenoles, se asocia a la prevención de la disfunción endotelial coronaria, una de las primeras manifestaciones de enfermedades vasculares como la arterioesclerosis o la hipertensión (HTA).

El endotelio vascular recubre la cara interna de los vasos sanguíneos y del corazón y es el encargado de liberar óxido nítrico, un potente vasodilatador y antiagregante plaquetar, el cual proporciona diversas funciones vasoprotectoras como la regulación del tono vascular, la coagulación, la agregación plaquetaria o hasta de la presión arterial, entre otras.

Cuando estas funciones se interrumpen (disfunción endotelial) se favorece el desarrollo de lesiones causadas por la acumulación de lípidos en las paredes de las arterias (arteriosclerosis) provocando el estrechamiento de las mismas y, consecuentemente, fomentando un aumento del riesgo para sufrir un evento cardiaco.

“Por todo ello, la pérdida de la función endotelial es una característica de las enfermedades vasculares, y es a menudo considerada como un evento temprano clave en el desarrollo de arterioesclerosis y responsable de otras patologías como la hipertensión arterial”, explica la doctora Lina Badimon, coordinadora del estudio, vicepresidenta de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y directora del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC) del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, centro donde se ha llevado a cabo la investigación.

Para prevenir la disfunción endotelial son varios los estudios que han evidenciado una reducción en la incidencia de enfermedades cardiovasculares a través de una dieta rica en verduras pero, sobretodo, basada en un alto consumo de frutas. Su protección viene dada por la presencia de polifenoles, antioxidantes naturales que contribuyen a bloquear la formación de radicales libres, sustancias químicas muy nocivas responsables de un gran número de enfermedades, tales como trastornos degenerativos, enfermedades cardiovasculares u otras patologías metabólicas.

Encontramos polifenoles en muchas especies vegetales y frutas típicas de la dieta mediterránea (como lentejas, uvas, frambuesas, arándanos, frutos secos, etc.), pero durante la última década se ha destacado, sobretodo, los beneficios de la granada y sus propiedades saludables. Esto es gracias a las punicalaginas, un tipo de elagitaninos (polifenoles) que solo se encuentran en la granada y que al metabolizarse en el intestino producen urolitinas (metabolitos), que se cree son las responsables de este beneficio.

Como a día de hoy aún se desconocen los mecanismos implicados en el desarrollo de los beneficios que aporta el consumo de este fruto, un grupo de investigadores del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC) del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona han indagado los efectos que ejerce el extracto de granada sobre la función coronaria mediante una investigación experimental in vivo en el modelo porcino.

Para ello, alimentaron a un grupo de animales durante diez días con un pienso estándar para cerdos (dieta normocolesterolémica) y a otro grupo con una dieta rica en grasas saturadas y colesterol (dieta hipercolesterolémica o “de cafetería”) para así poder obtener niveles de colesterol similares a los que se observan en la dislipemia humana y, que a su vez, inducen disfunción endotelial. A la mitad de los animales de cada uno de los dos grupos se les administró con la dieta un suplemento de 625mg/día de un extracto de granada.

Pasados los diez días y una hora después de ingerir la dieta (con y sin extracto de granada), los investigadores analizaron la respuesta vasodilatadora a nivel coronario tras la administración local (intracoronaria) de sustancias vasoactivas. Posteriormente analizaron el grado de estrés oxidativo en las arterias coronarias, mediante el análisis de un marcador de daño oxidativo del ADN (ácido desoxirribonucleico), así como el grado de oxidación de las lipoproteínas circulantes.

Los resultados demostraron que los animales alimentados con la dieta hipercolesterolémica presentaron una reducción de la vasodilatación del 50% y que aquellos animales que recibieron un suplemento con extracto de granada mostraron una capacidad vasodilatadora similar a la del grupo de animales control (normocolesterolémicos). No se detectaron diferencias en las respuestas vasodilatadoras (con independencia de los suplementos de granada) en el grupo normocolesterolémico.

“Otro dato observado ha sido que las lipoproteínas de alta densidad (HDL) mostraron mayor capacidad antioxidante y las lipoproteínas de baja densidad (LDL) fueron más resistentes a la oxidación después de la ingesta del suplemento de granada”, añade la doctora Gemma Vilahur, coautora del estudio e investigadora del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC) del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona. “Así, hemos comprobado cómo los polifenoles ejercen un efecto antioxidante que ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, ya que se ha demostrado que mejoran la funcionalidad de las HDL (colesterol ‘bueno’) e inducen un efecto protector sobre las arterias”, añade la investigadora del ICCC.

Este estudio ha evidenciado que mediante la toma de suplementos de granada se previene la disfunción endotelial coronaria inducida por una dieta rica en grasas, se preserva la liberación de óxido nítrico, se reduce la expresión de marcadores de inflamación vascular, y se reduce el estrés oxidativo, tanto a nivel coronario como a nivel a las lipoproteínas circulantes. En cambio, bajo un dieta normocolesterolémica y con células endoteliales plenamente funcionales, la administración de estos suplementos no ejerce ningún efecto.

En cuanto al mecanismo de acción, la doctora Gemma Vilahur especifica que, “dado que es probable que muchas enzimas metabolicen las punicalaginas, estos efectos beneficiosos pueden deberse a sus metabolitos derivados, como por ejemplo las urolitinas, pero para ello serán necesarios nuevos estudios que lo determinen”.

La conclusión a la que llega el artículo es que incluir el consumo de extracto de granada en la dieta puede retrasar la aparición de disfunción endotelial y el posterior desarrollo de arteriosclerosis en personas que consumen una dieta rica en grasas y que, por tanto, presenten hipercolesterolemia. “Lo que demuestra que en personas con mayor riesgo de enfermedad coronaria, sobretodo con niveles altos de colesterol, obtendrían un efecto cardioprotector al ingerir extracto de granada”, destaca la doctora Lina Badimon.

En cuanto a la aplicación clínica que podríamos sonsacar de estos resultados, la doctora Lina Badimon remarca que, “la influencia clínica de la toma de estos suplementos en pacientes con un perfil lipídico controlado mediante estatinas no estaría demostrada si tenemos en cuenta que las estatinas han demostrado mejorar ya la disfunción endotelial entre otros beneficios”.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com