ESTÁS LEYENDO...

Las lesiones no intencionadas causan el 20% de las...

Las lesiones no intencionadas causan el 20% de las urgencias pediátricas

Las lesiones no intencionadas causan el 20% de las urgencias pediátricas

Las lesiones no intencionadas generan una de cada cinco urgencias que se atienden en los servicios de urgencias pediátricas de los hospitales españoles. De ellas, las caídas
representan casi la mitad (42%) de estas visitas -la mayoría desde la propia altura del niño-, seguidas de los golpes (22%) y los accidentes deportivos (20%). Así se desprende del estudio multicéntrico “Lesiones no intencionadas en los servicios de urgencias de los hospitales españoles” que se va a presentar en el 65º Congreso de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Los expertos inciden en la importancia de extremar las precauciones aplicando, sin excepciones, las medidas de seguridad y prevención de lesiones en cada caso y no confiarse en la supervisión.

Este estudio, en el que han participado 11 centros hospitalarios españoles, investiga las variables demográficas y epidemiológicas de los niños que son atendidos en los servicios de urgencias. “La investigación analiza 1.673 urgencias de niños de 0 a 16 años en hospitales de referencia, secundarios y terciarios, tanto de costa como de interior, por lo que los resultados son extrapolables a toda la geografía nacional”, explica el doctor Rafael Marañón, pediatra del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid e investigador principal del estudio. El principal objetivo de esta investigación es “conocer cuál es la realidad para poder aplicar las medidas de prevención oportunas”, añade.

Según las conclusiones, los niños varones sufren un mayor número de lesiones no intencionadas que las niñas, en una relación de 60% frente a 40%. “Este dato va en línea con los resultados de otros estudios realizados”, apunta la doctora Francisca Yagüe, pediatra del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas en la Infancia de la AEP, a la vez que recuerda que otros motivos que hacen a los niños más susceptibles a sufrir lesiones son “vivir en un entorno más desfavorecido, padecer alguna discapacidad sensorial y/o física, o tener un carácter más inquieto y no experimentar el miedo.

El hogar es el lugar donde ocurren el mayor número de estos accidentes, siendo la sala de estar y la habitación los escenarios más frecuentes. “Cabe destacar que en el 39% de las lesiones que tuvieron lugar en casa o en el colegio no había presente ningún adulto“, advierte el doctor Marañón. En este punto, la doctora Yagüe insiste en que “los padres o cuidadores no deben descuidar la vigilancia de los menores, además de asegurarse de que todas las instalaciones y materiales que rodean a los niños sean lo más seguros posible. Se debe comprobar que los muebles están sujetos a la pared, y en ningún caso cerca de una ventana de forma que puedan servir de escalera; los cajones, armarios y ventanas deben disponer de los cierres de seguridad adecuados; igualmente se aconseja cambiar a los bebés a la altura del suelo. Hay que tener en cuenta que el peligro está en cualquier sitio”.

Aunque por edades no hay grandes diferencias, según indica el doctor Marañón, “sí se observa un ligero aumento en los pequeños de entre 1 y 3 años, probablemente porque es cuando comienzan a caminar, y entre los de 10 y 12 años, por ser los que adoptan una actitud de mayor riesgo”. Otros datos que se desprenden de este estudio revelan que los viernes por la tarde es el momento de la semana cuando mayor número de lesiones se producen, si bien es el sábado el día de mayor asistencia a los servicios de urgencias. Asimismo, primavera es la estación de mayor incidencia, seguida de otoño, invierno y verano.

Sigue leyendo

1 2


COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.