ESTÁS LEYENDO...

Los expertos reivindican la importancia de detecta...

Los expertos reivindican la importancia de detectar a tiempo la progresión del cáncer de próstata avanzado

Los expertos reivindican la importancia de detectar a tiempo la progresión del cáncer de próstata avanzado

Cada año, se diagnostican más de 34.000 casos de cáncer de próstata en nuestro país, de los que aproximadamente un 30% progresa a fases más avanzadas, bien porque debuta ya en un estadio metastásico, bien porque sufre una recaída de su enfermedad tras un primer abordaje terapéutico. En estos casos, el paciente debe ser tratado con terapia de deprivación androgénica a la que puede dejar de responder en un periodo variable de tiempo, progresando así al siguiente estadio: cáncer de próstata resistente a castración (CPRC), una fase muy comprometida de la enfermedad en la que el diagnóstico a tiempo es absolutamente vital.

Por este motivo, la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) y Astellas Pharma han organizado este miércoles 3 de abril el almuerzo debate “Cáncer de próstata: ¿por qué es tan importante “llegar a tiempo” en fases avanzadas?”, un encuentro entre periodistas y profesionales sanitarios de reconocido prestigio en su manejo que pretende poner el foco en la importancia de ejercer un óptimo control de los pacientes con cáncer de próstata avanzado.

Durante el encuentro, moderado por Emilio de Benito, presidente de ANIS, se ha puesto de manifiesto, por un lado, la importancia del cribado poblacional del cáncer de próstata para detectar lo más precozmente la existencia de la enfermedad y, por otro, la del seguimiento estrecho del paciente ya diagnosticado con enfermedad avanzada para detectar también lo más precozmente posible cuando este deja de responder a la terapia hormonal y progresa a resistencia a castración. Los estadios localizados y avanzados, aunque en principio son muy distintos, comparten entre sí algo fundamental: la importancia del diagnóstico a tiempo para lograr una mejora de la supervivencia y calidad de vida de los pacientes.

En las fases avanzadas del cáncer de próstata, cuando el paciente está ya en tratamiento hormonal (castración química), una alerta clara para la detección precoz de que el paciente está ya en una fase de resistencia a castración es la elevación progresiva de los niveles del antígeno prostático específico (PSA). Es en este momento en el que es crucial actuar rápidamente para “poder estratificar el riesgo de ese paciente y tener capacidad de actuar antes de que el tumor se expanda y aparezcan metástasis, que al final es lo que condiciona la supervivencia”, ha incidido el Dr. Javier Puente, director del Instituto de Oncología del Hospital Clínico de Madrid.

En los casos en que el paciente ya ha desarrollado metástasis, además de tratamientos farmacológicos capaces de aumentar la supervivencia y mejorar la calidad de vida de los pacientes, también es posible utilizar la radioterapia. “Aunque es una modalidad de tratamiento curativa en estadios iniciales, la radioterapia también tiene un importante valor en pacientes con enfermedad avanzada, controlando la enfermedad tanto a nivel de la próstata como en metástasis localizadas en ganglios o hueso”, ha señalado el Dr. Antonio Gómez Caamaño, jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela.

Pese a los avances que se han producido en el manejo del cáncer de próstata avanzado en los últimos años, la detección del cáncer de próstata en estadios iniciales sigue siendo la mejor arma frente a este tumor. Como ha explicado el Dr. Antonio Alcaraz, jefe del Servicio de Urología del Hospital Clínic de Barcelona, “en estadios iniciales, la detección precoz del cáncer de próstata ha demostrado reducir la mortalidad en un 20-25%2”, una cifra que cobra aún más sentido si tenemos en cuenta que, como afirma este especialista, “uno de cada diez hombres desarrollará un cáncer de próstata a lo largo de su vida”.

Además, el Dr. Alcaraz ha apuntado la importancia aún mayor de que los hombres se realicen un cribado de cáncer de próstata en caso de tener o haber tenido familiares afectados con esta enfermedad. “Un familiar de primera línea multiplica por 2,5 el riesgo de desarrollar un cáncer de próstata y dos familiares de primera línea multiplican este riesgo por 4, un 40% más”, ha enfatizado.

La importancia del abordaje multidisciplinar

La complejidad de una enfermedad como el cáncer de próstata debido, entre otras razones, a su elevada incidencia, prevalencia y morbimortalidad, exige un abordaje multidisciplinar que incluya a profesionales sanitarios especialistas en urología, oncología médica, oncología radioterápica, radiodiagnóstico, anatomía patológica, medicina nuclear, anestesia, enfermería y, en el futuro, también a especialistas en genética, inmunología y bioinformática. “La planificación del cuidado del paciente con cáncer de próstata debe estar basada en una adecuada comunicación, colaboración y coordinación entre todas las especialidades implicadas en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad”, ha señalado el Dr. Gómez Caamaño, quien ha explicado que esto llevará a conseguir una “oncología de valor capaz de impactar positivamente en la supervivencia y calidad de vida de los pacientes”.

En esta línea, Cristina González Junco, Medical Manager del departamento de oncología de Astellas, ha subrayado precisamente que, “desde 2005, el objetivo prioritario marcado por el área de Oncología de Astellas es cubrir las necesidades terapéuticas y mejorar la vida de los pacientes con cáncer de toda Europa”. Dentro de su compromiso constante por los pacientes, el cáncer de próstata ha sido siempre uno de sus focos en el área de oncología, un área en la que la compañía continúa innovando y aprovechando su potencial investigador, siempre con el reto en mente de mejorar la vida de las personas con cáncer de próstata, el tumor masculino más frecuente en España.

Pie de foto (de izquierda a derecha): Dr. Javier Puente, director del Instituto de Oncología del Hospital Clínico de Madrid, Cristina González Junco, Medical Manager del departamento de oncología de Astellas, Dr. Antonio Alcaraz, jefe del Servicio de Urología del Hospital Clínic de Barcelona, Dr. Antonio Gómez Caamaño, jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela y Emilio de Benito, presidente de la Asociación Nacional de Informadores de la salud (ANIS).



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.