ESTÁS LEYENDO...

Los mejores trucos para evitar los excesos en la m...

Los mejores trucos para evitar los excesos en la mesa

Los mejores trucos para evitar los excesos en la mesa

Se acercan las fiestas navideñas y con ellas, los excesos en el comer y el beber. Si quieres disfrutar de verdad, sigue los consejos de nuestra farmacéutica María José Cachafeiro.

Las celebraciones y compromisos con amigos, familiares, compañeros de trabajo, conocidos, etc., suelen ser, estos días, sinónimo de comidas abundantes y poco o nada saludables, con muchas grasas, dulces y alcohol, por lo que en muchas ocasiones terminan ocasionando problemas o molestias digestivas: indigestión, ardor, digestiones pesadas, acidez, empacho, … además de alguna que otra resaca. Para evitar que ocurra, nuestra farmacéutica colaboradora, María José Cachafeiro, te da algunos trucos y consejos para que “celebrar” no este reñido con una Navidad saludable.

¡Prepárate antes!

María José Cachafeiro

  1. Mantente bien hidratado. Nuestro cuerpo necesita unos 2 litros de agua diarios para poder realizar correctamente todas las funciones, así que no te olvides de beber tus 8 vasos de agua diarios.
  2. Los días antes de una celebración te recomendamos que hagas una alimentación más ligera, que te prepare y compense en parte los excesos que harás durante la celebración. Las frutas, las verduras, los caldos y las sopas son muy recomendables en estas ocasiones pues aportan saciedad sin añadir muchas calorías.
  3. No te saltes las comidas. Aunque es conveniente comer ligero antes de las celebraciones, saltarse comidas no es buena idea, sólo conseguirás llegar con más hambre al banquete y que te resulte mucho más difícil controlar lo que tomas.
  4. Practica los 30 minutos de ejercicio diario que recomienda la OMS. No es necesario que sea un ejercicio intenso, pero ¡muévete!
  5. No tomes alcohol. El alcohol no es saludable, en ninguna cantidad. Pero sabemos que en determinadas celebraciones es complicado evitar su consumo, así que al menos no bebas nada de alcohol los días previos. Si sabes que no será posible, puedes prevenir en cierto modo el daño que el alcohol causa en el hígado tomando cardo mariano, una planta con propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y hepatoprotectoras.

Disfruta sin riesgos

  1. No vayas nunca a una celebración con hambre, mejor antes come algún tentenpie saludable como por ejemplo una fruta.
  2. Antes de sentarte a comer bebe uno o dos vasos de agua para “engañar” al estómago y calmar un poco el apetito.
  3. Elige entrantes o aperitivos ligeros: ensaladas, frutas, brochetas…
  4. No llenes el plato, sírvete un poco de todo, pero con moderación. Y no repitas.
  5. Come despacio, con calma, masticando bien cada bocado.
  6. Si no puedes evitar acompañar la comida de una copa de vino o cerveza, altérnala con agua, así tomarás menos alcohol y además el agua conseguirá que te sacies antes por lo que también comerás menos.
  7. Evita las salsas de acompañamiento, elige en su lugar un chorrito de limón o una vinagreta.
  8. A la hora del postre si es posible elige fruta. Si no, toma sólo una porción de turrón u otro dulce o comparte el postre con otra persona.
  9. Los licores no ayudan con la digestión, para eso es mucho mejor una infusión.
  10. No te quedes sentado mucho tiempo después de comer, lo mejor es moverse: sal a dar un paseo o si es una fiesta, aprovecha y baila.
  11. No te acuestes hasta que hayan pasado al menos dos horas desde el final de la comida.
  12. Si tras el banquete continua la fiesta, te recomendamos que seas moderado y responsable con el alcohol, elije mejor bebidas de baja graduación y altérnalas con bebidas sin alcohol.

Al día siguiente… ¡Recupérate!

  1. Compensa los excesos con comidas ligeras y alimentos ricos en agua y fibra como las frutas y las verduras.
  2. No te saltes comidas para compensar, haz las 5 comidas habituales, pero evita los alimentos más calóricos y opta por preparaciones al vapor, cocidas, en papillote…
  3. No te olvides de hidratarte con tus 8 vasos de agua. Si además te has pasado con el alcohol toma zumos de frutas que te ayudarán además de a hidratarte a recuperar azúcares.
  4. Deja los excesos sólo para los días señalados y recupera tus hábitos de alimentación y ejercicio cuanto antes.
  5. Si pese a los consejos los excesos te producen ardor o acidez de estómago, en tu farmacia te recomendarán algún producto adecuado para aliviarte.
  6. Si te duele la cabeza puedes tomar un paracetamol o un ibuprofeno. Ten cuidado de no irritar el estómago, sobre todo si el dolor es por una resaca, pues ya estará algo dañado por el alcohol.

Recuerda: antes o después los excesos se terminan pagando, es mejor que practiques la moderación sin dejar de disfrutar, ¡tu cuerpo te lo agradecerá!





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.