Los pacientes de Hidradenitis Supurativa tardan una media de 9 años en ser diagnosticados

0
1227

Con motivo de la celebración del Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), la compañía biofarmacéutica AbbVie ha organizado el simposio “Taller de Hidradenitis Supurativa. Hagamos visible lo invisible” en el auditorio de la Diputación de Alicante. Durante la sesión se abordó la situación de los pacientes de Hidradenitis Supurativa que acuden al profesional de urgencias para aliviar el intenso dolor que provoca la enfermedad y que se agudiza aún más durante los brotes de la misma. Además, los profesionales de esta unidad recibieron formación en torno a esta patología para que realicen un correcto reconocimiento, abordaje y derivación de los pacientes que la padecen.

“En ocasiones el dolor provocado por la Hidradenitis Supurativa es tan insoportable que no hay más remedio que ir a urgencias para que abran la zona afectada y la limpien, o porque necesitas un tratamiento que palíe el intenso dolor”, asegura Silvia Lobo, paciente y presidenta de la Asociación de Enfermos de Hidradenitis Supurativa (ASENDHI). En ese sentido, “No hay que olvidar que somos enfermos crónicos con brotes muy dolorosos y que, cuando no estamos diagnosticados, acudimos sobre todo al servicio de urgencias para que traten nuestro dolor”, afirma la presidenta de ASENDHI.

Según el Barómetro de la Hidradenitis Supurativa, un estudio realizado por ASENDHI en pacientes de todo el territorio nacional, los pacientes de Hidradenitis Supurativa visitan al profesional de urgencias una media de 8,5 veces desde que inician sus síntomas hasta que son diagnosticados. En este sentido, el médico de urgencias es el que más pacientes de Hidradenitis Supurativa recibe, por delante del dermatólogo o el cirujano plástico. Los pacientes visitan a los médicos de urgencias un 58,2% frente al 16% del dermatólogo o el 13,8% de médicos de familia1 del total de especialistas visitados.

“En el Servicio de Urgencias es habitual atender un absceso en cualquier localización sin tener la sospecha de que esa única lesión pueda ser el primer signo de una afectación sindrómica que englobe una patología más compleja como puede ser una Hidradenitis Supurativa”, asegura el Dr. Francisco Román Cerdán, doctor del Servicio de Urgencias del Hospital General Universitario de Alicante.

El dermatólogo es el médico que diagnostica más del 58% de los casos de Hidradenitis Supurativa, por lo que es fundamental que se produzca una correcta y rápida derivación a estos médicos desde los servicios de atención primaria y de urgencias. Según los expertos, el dermatólogo debe ser el médico de referencia en el cuidado y manejo de los pacientes con esta enfermedad.

“Esta patología puede adoptar diversas formas y localizaciones, es frecuente encontrar a nivel axilas o inguinal como pequeños bultos y, en ocasiones, como abscesos, nódulos, cicatrices o fístulas que drenan contenido líquido. Si la aparición de estos síntomas es recurrente, como que aparezca más de dos veces en un escaso periodo de tiempo, sería ya indicación de remisión a un especialista en dermatología”, declara el Dr. Pere Llorens, jefe del Servicio de Urgencias del Hospital General Universitario de Alicante.

El algoritmo de diagnóstico, herramienta necesaria

Durante el último año, profesionales sanitarios han revisado el algoritmo de diagnóstico que facilita el reconocimiento de los síntomas que caracterizan esta enfermedad y que han sido refrendados por las Guías Europeas. En este sentido, existen varias consideraciones a tener en cuenta para determinar si se trata de Hidradenitis Supurativa. En primer lugar, el tipo de lesiones deben ser nódulos, tractos fistulosos, abscesos y/o cicatrices. El segundo de los criterios sería que la localización se encontrará en las zonas donde se desarrollan los folículos pilosos. En este sentido, estaríamos hablando de la zona axilar, el área genitofemoral, el perineo, los glúteos y la región inframamaria en el caso de las mujeres. Por último, los pacientes deben presentar lesiones recurrentes, dolorosas o supurativas en dos o más ocasiones durante los últimos 6 meses.

“El retraso en el diagnóstico se basa fundamentalmente en la falta de formación específica sobre la enfermedad y su similitud con procesos infecciosos tales como forúnculos o quistes epidérmicos infectados. Es por ello que un algoritmo de diagnóstico resulta determinante para los profesionales sanitarios que atiendan a los pacientes de Hidradenitis Supurativa que aún no han sido diagnosticados”, asegura el Dr. José Carlos Pascual, dermatólogo del Hospital General Universitario de Alicante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here