ESTÁS LEYENDO...

Mayores de 40 años, con antecedentes familiares o ...

Mayores de 40 años, con antecedentes familiares o presión ocular elevada, los más propensos a sufrir glaucoma

Mayores de 40 años, con antecedentes familiares o presión ocular elevada, los más propensos a sufrir glaucoma

El próximo domingo comienza la semana Mundial del Glaucoma, una patología crónica que es la segunda causa de ceguera en el mundo. El Institut de la Màcula i de la Retina de Barcelona, adscrito al Centro Médico Teknon, de Grupo Hospitalario Quirón, se suma a los actos de esta semana insistiendo en la necesidad de un diagnóstico precoz.

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico que si no se trata a tiempo, produce un deterioro en la visión llegando a causar ceguera. Se produce cuando la presión intraocular es más elevada de lo que el ojo puede soportar, provocando una reducción de la visión lateral.

“En la mayoría de los casos, esta pérdida de visión lateral pasa inadvertida. Por este motivo algunos pacientes no nos consultan hasta que la enfermedad está muy avanzada y ya afecta a gran parte de la visión”, declara la Dra. Marta Pazos, Oftalmóloga especialista en Glaucoma del Institut de la Màcula i de la Retina. “De hecho, se calcula que aproximadamente la mitad de los pacientes que tienen glaucoma no lo saben. Por este motivo, desde el Institut insistimos en la importancia de un diagnóstico precoz”.

En el 70% de los casos, el glaucoma se suele asociar a una presión intraocular elevada pero también puede aparecer con presiones normales en ojos sensibles hasta en un 30% de los pacientes.

En la actualidad, los tejidos nerviosos que se han perdido, debido a la alta presión intraocular, no se pueden recuperar. La única forma de detener el glaucoma es reduciendo esta presión mediante colirios o si es más grave, con láser u otros procedimientos, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

Tipos de Glaucoma
Existen dos tipos de glaucoma, de ángulo abierto, cuando el ángulo está abierto pero no funciona bien; o de ángulo estrecho o cerrado donde el ángulo es más estrecho o prácticamente está cerrado.

El glaucoma de ángulo abierto puede ser de dos clases: primario, el más frecuente, cuando no hay ninguna otra enfermedad que lo cause, o secundario, causado por algo que obstruye este filtro.

En el caso del ángulo cerrado, si se cierra de manera intermitente causa dolor ocasional con halos alrededor de las luces. Si se produce un cierre brusco provoca una subida de la presión con dolor intenso, pérdida de visión e incluso náuseas y vómitos. Si esto sucede, el paciente deberá someterse urgentemente a un tratamiento inmediato.

Factores de Riesgo
El glaucoma, generalmente afecta a personas mayores de 40 años, con una prevalencia del 2%. Además, quienes tengan antecedentes familiares, hipertensión ocular, miopías altas o sean de raza negra son más propensas a sufrir esta patología. También los pacientes que están tomando corticoides o sufren alguna enfermedad vascular.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.