ESTÁS LEYENDO...

El método neurofeedback revoluciona el tratamiento...

El método neurofeedback revoluciona el tratamiento del TDAH en niños

El método neurofeedback revoluciona el tratamiento del TDAH en niños

*En la imagen, sydney Pinoy y Catherine Garner, del centro de Psicología Clínica Hearth-Neuros center, en Barcelona

El llamado Neurofeedback es un tratamiento efectivo para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y está avalado por la Academia Americana de Pediatría (AAP), que permite la renovación o mejora de la conexión neuronal y la prevención del envejecimiento cerebral.

Desarrollada a través de diversas investigaciones iniciadas por el descubrimiento de las ondas cerebrales por Hans Berger en los años 20 del siglo pasado con el primer electroencefalograma, el procedimiento consiste en una primera evaluación de la actividad cerebral mediante la colocación de 19 sensores situados en el cráneo que nos dan como resultado un mapeo cerebral completo que nos indica que zonas son aquellas en las que hay que trabajar, es decir, aquellas zonas con mayor y menor actividad que nos proporcionan la información necesaria para la tercera parte del tratamiento donde el paciente realiza un entrenamiento cognitivo con estimulación visual y auditiva.

Según Sydney Pinoy, del centro de psicología clínica Hearht-Neuros center, el sitio especializado de referencia en Barcelona, “el Neurofeedback es el futuro de la psicología: la personalidad no cambia pero mejora el bienestar de la persona. El cerebro es un músculo y todo el mundo tendría que entrenarlo”.

Los beneficios de este método son múltiples para personas que padecen TDAH o ansiedad aguda:

  • Mejora la reserva cognitiva.
  • Aumenta el reconocimiento y recuerdo de la información.
  • Aumenta la capacidad de atención y memoria.
  • Retrasa el deterioro por envejecimiento.
  • Gestión del estrés y bienestar emocional.
  • Mejora de la memoria a corto plazo.

Anabel: el testimonio de una madre de hijo con TDAH

“Llevaba un tiempo buscando un terapia que ayudara a mi hijo con su déficit de atención y que no incluyera ningún tipo de medicación. En el colegio, le costaba mucho concentrarse en leer y escribir y era muy impulsivo por lo que le era difícil entablar amistades”.
“Cuando vine a Hearth-Neuros center, primero le hicieron una evaluación y decidimos que el método neurofeedback sería una buena opción para mi hijo, junto con sesiones de EMDR* para la parte emocional…A partir de la décima sesión, más o menos, empezamos a ver cambios: en casa se le veía más tranquilo y mejoró mucho en las tareas diarias del colegio. Le ha bajado la impulsividad y le es más fácil relacionarse con los demás compañeros, además de haber mejorado considerablemente la atención en clase y doblar sus resultados en solo 3 meses”.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.