ESTÁS LEYENDO...

Nueva mascarilla capilar de colágeno IMD

Nueva mascarilla capilar de colágeno IMD

Nueva mascarilla capilar de colágeno IMD

Los especialistas en cuidado capilar advierten de la importancia de restaurar nuestra salud capilar tras el verano, para evitar un deterioro permanente del pelo, y prepararlo para el frío del invierno.

Las agresiones externas que sufre el pelo en verano (sol, sal del mar, cloro de la piscina, etc.) y en invierno (lluvia, bajas temperaturas) deterioran su capa protectora, afectando permanentemente a la salud y aspecto de nuestro cabello. Para contrarrestar estos efectos nocivos es fundamental restaurar sus características protectoras.

“Durante el verano sí estamos concienciados sobre la importancia de proteger nuestra piel del sol y también de hidratarla todos los días, pero normalmente no cuidamos nuestro pelo con la misma intensidad. El cabello sufre muchísimo en verano, ya que el sol, el calor, el cloro de la piscina o la sal del mar afectan negativamente al pelo que, llegado el otoño, debe repararse para evitar un deterioro permanente y prepararse para el invierno”, ha afirmado Ana Menéndez, especialista capilar de Instituto Médico Dermatológico (IMD).

La cutícula es la capa más externa del pelo y está formada por queratina, cuya función es la de proteger el tallo capilar. Una de las causas principales por las que el cabello se estropea son las agresiones a su cutícula, que dañan o rompen la queratina del pelo.

“Los rayos UV del sol blanquean de forma parcial los pigmentos del cabello, porque los rayos UV destruyen los pigmentos y/o la melanina, dejando el pelo mucho más claro. Además, los rayos UV también dañan la queratina del cabello, lo que se traduce en un pelo áspero y quebradizo. El cabello dañado por el sol pierde humedad más rápidamente y se convierte en un pelo frágil y deteriorado, que sufre más las agresiones del frío del invierno”, ha señalado la especialista capilar.

Restaurar el cabello y engrosar la fibra capilar
Por eso, una de las medidas de urgencia para restaurar su salud y vitalidad en otoño es realizar una terapia restauradora de la hebra capilar, que consigue la recuperación de la fibra capilar, aportando agua y nutrientes necesarios para su salud, es decir, hidratación y nutrición que garanticen su equilibrio natural, elasticidad, resistencia y dureza.

El uso de la mascarilla de colágeno hidrata el cabello y engrosa la fibra capilar. Además, ayuda a reparar las agresiones sufridas y protege el pelo frente al frío y el viento del otoño.

Para conseguir los mejores resultados, los expertos en salud capilar recomiendan utilizarla en días alternos, aplicarla por la noche y que el tiempo de espera antes del aclarado sea de, al menos, 5 minutos.

De venta en farmacias, la mascarilla de colágeno IMD tiene un precio de 21 €.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.