Las ondas sonoras podrían ser las futuras encargadas de conservar los alimentos, reemplazando al tradicional sistema de enfriamiento por gas utilizado actualmente. Así lo han demostrado científicos de Pensilvania mediante la creación en laboratorio de una nevera sónica que permite que los sonidos de alto volumen enfríen los alimentos que se encuentran en su interior. Gracias a un mecanismo de compresión/expansión, las ondas sonoras viajan mientras comprimen y expanden el gas donde se generan. Ya en la década de los 80 estudios anteriores constataban que la acción de compresión/expansión podía utilizarse para enfriar y calentar platos metálicos colocados en medio del trayecto de las ondas sonoras. Así, un grado de temperatura puede conseguirse situando una columna de platos en un tubo donde la onda pueda tener un retorno, enfriando algunos platos y calentando otros. Incorporando dispositivos que permitan el intercambio de calor en los extremos de la columna de platos se podría generar un refrigerador con todas las características de los actuales.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...