ESTÁS LEYENDO...

OBESIDAD INFANTIL ¿Pubertad temprana?

OBESIDAD INFANTIL ¿Pubertad temprana?

OBESIDAD INFANTIL ¿Pubertad temprana?

“Tengo una hija de 6 años con un peso por encima de la media. Su pediatra me ha dicho que tiene algo de sobrepeso y que seguramente se desarrolle antes de tiempo, pero sobre todo me preocupa su olor a sudor, totalmente impropio a su edad. ¿Puede tener el peso alguna relación?” Lola M.(Oviedo)

La Organización Mundial de la Salud define la obesidad y el sobrepeso como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una forma simple de medir la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), es decir, el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. Dicho esto y en relación a tu pregunta, un estudio realizado por un grupo de investigadores del Hospital Infantil de Cincinnati, en Ohio, ha demostrado que las niñas que presentan un mayor índice de masa corporal (IMC), es decir, con sobrepeso u obesidad, alcanzan la pubertad a edades más tempranas. Tras estudiar a más de 1.200 niñas de entre 6 y 8 años entre 2004 y 2011, procedentes de San Francisco, Cincinnati y Nueva York, los investigadores comprobaron que en todas ellas la pubertad se inició unos 3-4 meses antes en relación a la edad reportada en 1997, una diferencia enorme si se compara con datos de 1960. Este estudio, publicado en la revista Pediatrics, concluye que la obesidad está fuertemente relacionada con la pubertad precoz. Aunque todavía se desconoce mucho acerca de cómo un IMC alto adelanta la pubertad, se sabe que las células de grasa producen leptina, una hormona implicada en el inicio de la maduración puberal. Aquí podría estar el origen del olor a sudor que despide tu hija, y cuya solución seguramente pase por evitar el sobrepeso y cuidar su dieta. Es importante tenerlo en cuenta también por su proyección futura, ya que los niños obesos o con sobrepeso tienden a seguir siéndolo en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y enfermedades cardiovasculares. El sobrepeso, la obesidad y las enfermedades conexas son en gran medida prevenibles. Por consiguiente hay que dar una gran prioridad a la prevención de la obesidad infantil.

Recomendaciones generales para prevenir la obesidad
La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad está en el desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas: y en el mundo, por un lado se ha producido un aumento en la ingesta de alimentos hipercalóricos que son ricos en grasa, sal y azúcares pero pobres en vitaminas, minerales y otros micronutrientes; y por otro lado se ha producido un descenso en la actividad física, como resultado de la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, de los nuevos modos de desplazamiento y de una creciente urbanización. Por lo tanto, para prevenir la obesidad de tu hija, te recomiendo:

  • Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos en la dieta de tu hija.
  • Reducir la ingesta total de grasas y sustituye las saturadas por las insaturadas.
  • Reducir la ingesta de azúcares, sobre todo la bollería industrial.
  • Intentar que tu hija tenga más actividad física: un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa según su fase de desarrollo.teresa martin


COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.