ESTÁS LEYENDO...

Ojos: cosmética específica para bolsas, ojeras, pa...

Ojos: cosmética específica para bolsas, ojeras, patas de gallo…

Ojos: cosmética específica para bolsas, ojeras, patas de gallo…

Cosmética ocular: así hay que aplicarla y utilizarla

Teniendo en cuenta la especial vulnerabilidad de esta zona del rostro hay una serie de normas básicas que hay que seguir a la hora de someterla a un tratamiento cosmético. Por ejemplo, nunca se puede aplicar sobre ella el producto exfoliante que se utiliza en el resto de la cara y también hay que evitar el contorno cuando se usa una mascarilla facial. Además, siempre hay que utilizar estos productos sobre una piel perfectamente limpia y desmaquillada. En cuanto a la aplicación, depende de cada textura, finalidad y forma de presentación:

Geles y cremas. Los específicos para el contorno de ojos tienen una textura más ligera que la del resto de los productos de cuidado facial. Los especialistas de Bella Aurora recomiendan aplicarlos mañana y noche, realizando un suave masaje dando pequeños toquecitos con el dedo anular (que es el que menos fuerza tiene) en la zona orbicular, justo encima del hueso. También se puede aplicar con lisajes (movimientos suaves sobre la piel, sin amasar ni friccionar) en la zona en la que hay líneas de expresión marcadas (patas de gallo).

Serums. Incluyen altas concentraciones de activos (en su mayoría ingredientes naturales) que actúan a modo de “UVI” sobre los problemas de esta zona. Desde Freshly Cosmetics (www.freshlycosmetics.com/es) nos dan algunas claves para optimizar los efectos del serum: agitar bien el producto para favorecer que se creen pequeños depósitos en su interior, lo que asegura la correcta mezcla de todos los ingredientes; luego, se deposita sobre la zona del contorno con la ayuda de la pipeta que adjuntan estas formulaciones ( una gota en cada ojo suele bastar), repartiendo después el producto por toda la piel, deslizándolo con el anular desde el lagrimal hasta el lateral del ojo, tanto por la parte inferior como por la superior.

Parches. Son la mejor opción cuando el objetivo es eliminar el efecto “mirada cansada” en tiempo récord. Tienen un efecto drenante y antihinchazón inmediato, además de alisar las pequeñas arrugas de alrededor de los ojos. Se presentan listos para utilizar (tan solo hay que retirar el film protector), y se aplican sobre la zona del contorno de ojos, alisando sin hacer presión con el dedo anular. Se dejan actuar durante aproximadamente 10 minutos. Pasado este tiempo, se retiran, haciendo penetrar los restos de producto que hayan podido quedar mediante ligeros toquecitos con las puntas de los dedos. Efecto similar a los parches tienen las mascarillas específicas para esta zona; la única diferencia es que hay que retirarlas con agua tibia o un algodón empapado en agua termal.

Corrector. A medio camino entre el cuidado cosmético y el maquillaje, este producto es el mejor garante de una mirada atractiva y rejuvenecida, sobre todo a partir de los 40 años, que es el momento en el que la piel de esta zona inicia un “sprint” de adelgazamiento y pérdida de elasticidad, lo que hace que los vasos sanguíneos sean más visibles y que aumente la decoloración. El corrector es un auténtico multiusos: aclara las ojeras, ejerce un efecto lifting en los párpados e ilumina la expresión del rostro en general y la de la mirada en particular. Para utilizarlo correctamente hay que seguir una serie de pautas: elegir un producto de base amarilla, que sea al menos dos tonos más claros que el color de la piel; aplicar el producto en poca cantidad por debajo de la línea inferior de las pestañas (se puede usar un mini-cepillo o brocha o utilizar el dedo anular) y extenderlo muy bien, hasta conseguir un acabado uniforme. Finalizar dando un toque de polvos sueltos (también de base cromática amarilla) para conseguir así que el efecto del corrector se mantenga todo el día.

Desmaquillado. Es imprescindible emplear productos específicos para esta zona del rostro (algunos están formulados para ojos y labios). En caso de que se utilice máscara de pestañas o eye liner waterproof, se debe usar uno especial para este tipo de maquillaje. Muchos desmaquillantes de ojos se presentan en formulaciones bifásicas, por lo que es necesario agitarlos bien antes de usarlos para que los ingredientes se mezclen correctamente. Se debe aplicar una pequeña cantidad de producto en un disco de algodón (uno distinto para cada ojo), presionando después el algodón sobre los ojos (nunca frotándolos ni restregándolos) durante unos 10-15 segundos, para así ayudar a ablandar el maquillaje. Repetir la operación (utilizando otros algodones) y extender el producto por toda la zona, suavemente y con movimientos descendentes, hasta eliminar por completo el maquillaje, la suciedad y los restos de polución de las pestañas, las cejas, los párpados y la zona en la que se aplica el eye liner.

1 2


COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.