ESTÁS LEYENDO...

OPERACIÓN BIKINI, EMPIEZA ¡YA!

OPERACIÓN BIKINI, EMPIEZA ¡YA!

OPERACIÓN BIKINI, EMPIEZA ¡YA!

Reafirmar la piel, eliminar centímetros de más y, sobre todo, prepararse por dentro y fuera para la exposición al sol son acciones prioritarias en esta época del año. Nutrición, cosmética y ejercicio se convierten en los mejores aliados en esta puesta a punto intensiva que da comienzo hoy mismo. No todo está perdido… pero tampoco hay tiempo que perder. Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y el término operación bikini se ha instalado en las agendas y rutinas de buena parte de la población española (un 70%, según algunos estudios). Estas son las novedades y los consejos más efectivos para conseguir un “cuerpo de playa”.

Volumen: el enemigo corporal número uno
Reducir centímetros: esa es la demanda cosmética más deseada en estos momentos y, para convertirla en realidad, hay que plantar cara a ese enemigo silencioso que se esconde detrás de la mayoría de los centímetros extra: la retención de líquidos. “Ese abdomen abultado que no baja ni con la práctica de ejercicio puede ser consecuencia de una retención de líquidos. Las principales causas de este problema son tanto internas como externas: cambios hormonales, herencia genética, exceso de peso, problemas circulatorios, escasa ingesta de líquidos, proteínas y fibra, sedentarismo, ciertos medicamentos y enfermedades. También lo puede provocar el estrés y leticia bfactores climáticos como el calor y la humedad”, explica la farmacéutica Leticia B. Carrera, directora de los Centros Médicos Felicidad Carrera. “La consecuencia de retener líquidos es una hinchazón en ciertas zonas (edema). Las piernas es la parte del cuerpo que más la acusa, sobre todo en los tobillos, la parte superior  de la rodilla y los muslos, debido a la postura, pero también es muy frecuente en el abdomen, en el pecho e incluso en los párpados y todo el rostro”.

Es muy importante saber con certeza si esas redondeces añadidas de las que nos queremos desprender se deben realmente a la retención o tienen su razón de ser en esos bollos, patatas fritas y demás excesos presentes en los menús. “La retención de líquidos no está directamente asociada a un exceso de grasa y de peso: hay muchas mujeres delgadas con problemas de retención de líquidos y de volumen. Y es que el aumento de centímetros que produce la retención se puede confundir con un exceso de grasa. Para poder diferenciar ambos componentes existe una técnica, la impedanciometría, que calcula el porcentaje de masa grasa, de masa magra y de agua que tiene cada persona. Esto se mide gracias al cambio de velocidad que experimenta la corriente eléctrica al pasar por los diferentes tejidos”, dice la experta.

¡Adiós hinchazón!
Pautas nutricionales y tratamientos

  • 2 litros de agua al día. “Buena parte de ellos pueden ser en infusión. El té verde es un gran aliado porque actúa como diurético natural. También las infusiones de cola de bimanan binarvalcaballo y de hinojo. Y cuidado con algunas agua minerales, que son ricas en sodio, un mineral que favorece la retención”.
  • Dieta  baja en sal: hay que olvidarse de los embutidos, los quesos, las conservas, los frutos secos y las palomitas de maíz.
  • Más alimentos diuréticos, principalmente frutas y verduras (piña, melón, sandía, perejil, nísperos, berenjena, calabacín, cebolla, pera, manzana, apio, jengibre y alcachofas).
  • Consumir suficientes proteínas (carnes, pescado, quinoa, soja), “porque cuando faltan en la dieta se reduce la producción de albúmina y se acumula líquido entre los tejidos”.
  • Incluir complementos nutricionales que ayudan a drenar. “Los más recomendables son potasio, magnesio, té verde, el ginko biloba, castaño de Indias, las antocianidinas y otros como los extractos de corteza de pino o de pepitas de uva, que también se utilizan mucho”.
  • Tratamientos específicos: “hay técnicas tanto manuales como mecánicas capaces de drenar y mejorar en gran medida el estancamiento de líquidos. Su aplicación produce una mejora de la circulación de retorno y microcirculación y de la acumulación de líquidos”. Los tratamientos con aparatología incluyen la presoterapia, las ondas de choque, las ondas electromagnéticas o la vacumterapia. “En medicina estética utilizamos la técnica de mesoterapia mediante la cual se inyectan ciertos principios activos como alcachofa, hammamelis, árnica, belladona, echinacea, caléndula y meliloto que funcionan muy bien para eliminar el exceso de líquidos”.turboslim burner plus

Vientre plano: la “virtud” más deseada
Basta echar un vistazo a la red para comprobar que las búsquedas en Internet del tipo “vientre plano y deshinchado” se disparan en esta época del año y ocupan un lugar destacado en el ranking de los términos de moda hasta bien entrado el verano. “Las variaciones de peso y los desórdenes hormonales contribuyen a la formación de un abdomen poco estético o con deformidades. Además, hay que tener en cuenta que la zona del abdomen es la que habitualmente suele presentar mayor exceso de tejido cutáneo”, explica el doctor Daniel García Paricio, experto en Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética de la Clínica Teknon.

Para conseguir un vientre plano tanto a corto como a largo plazo los expertos de la firma Kaiku Sin Lactosa ofrecen algunas de las estrategias más efectivas:

  • Di NO a las bebidas con gas, los platos muy grasos o fritos y alimentos como el brécol, la coliflor o las colas de Bruselas.
  • SÍ a los lácteos sin lactosa que aseguran digestiones ligeras y combaten la hinchazón; el té negro equilibra los niveles de cortisol para luchar contra el estrés (el principal enemigo de un vientre plano saludable); el chocolate negro ayuda a una digestión pausada y es saciante; y los espárragos contribuyen a lucir un estómago menos hinchado, debido a sus propiedades diuréticas.
  • SÍ a madrugar.  Según un estudio realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Northwestern (EEUU), quienes se despiertan alrededor de las 11.00 horas tienden a consumir a diario, como media, 250 calorías más, la mitad de la cantidad de fruta y productos frescos, y el doble de fast food que las personas que se levantan antes. Y estas tres circunstancias, a su vez, favorecen las digestiones más lentas y la hinchazón abdominal.
  • “Compensa” el look. O lo que los expertos denominan Flat-Belly Cheat, que consiste en potenciar otras partes del cuerpo para lograr un efecto más simétrico, equilibrado y esbelto, a través de la ropa: usar faldas, pantalones pitillo y tops que dejen parte de los hombros a la vista crea un efecto armonioso y ayuda a aumentar el efecto “vientre plano”.
  • Arco iris al plato. Los especialistas de esta marca sugieren una regla visual muy fácil de recordar: cuanto más llamativo sea el color de una fruta o vegetal, más posibilidades tiene de tratarse de un alimento positivo para eliminar toxinas y deshinchar el vientre.
  • ¡Espalda recta! Una buena postura puede convertirse en el efecto óptico más poderoso. Así, por ejemplo, mantener la espalda recta contrarresta el “efecto michelín”, pero además ayuda a eliminar la hinchazón. Otro truco aliado: los ejercicios respiratorios, que permiten entrenar los músculos del abdomen, por lo que son una apuesta segura para mantener un vientre plano a largo plazo y adoptar la postura correcta.
  • ¡Mastica! Cuanto más procesada llegue la comida al estómago más fácil será conseguir un vientre plano y absorber los nutrientes adecuados.lipopuntia wug

Pecho y escote: listos para seducir
Según datos de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), el 80% de las mujeres presentan signos de envejecimiento en el cuello y el escote debido, principalmente, a una continua exposición al sol. A ello hay que unir que, tal y como explica Marta Fernández Cuevas, creadora de Pillow Bra (www.pillowbra.com), un sujetador que mejora el contorno de los senos y previene la flacidez y aparición de arrugas, “la piel de estas zonas es la que más rápido envejece, siendo de las más delicadas de nuestro cuerpo, más aún que la piel del rostro, especialmente en el centro del escote, donde su menor grosor favorece la aparición de arrugas de expresión debido a las posturas que adoptamos para dormir”. Para poner a punto la piel de esta zona, la experta ofrece los siguientes consejos:

1.     Hidratar y nutrir diariamente, por la mañana y por la noche.

2.      Reducir la exposición al sol, utilizando cremas de alta protección. “No hay que olvidar que el escote no sólo se muestra cuando estamos de vacaciones o en la playa y la montaña. La protección solar es un imperativo siempre, y en verano aún más. Estas partes de nuestro cuerpo necesitan tanta o más protección solar que el rostro, por lo que aconsejo usar un filtro solar específico, ya que la piel de estas zonas tiene una calidad distinta”.

3.      La exfoliación una vez a la semana ayuda a eliminar todas las células muertas y, por lo tanto, a que la piel de esta zona luzca más tersa. Además, este gesto cosmético contribuye a prevenir la aparición de manchas (no hay que olvidar que el escote es uno de sus “campos de actuación” preferido).

4.      Después de la exfoliación, aplicar siempre una mascarilla específica para cuello, escote y/o pecho.

5.      Incluir en la rutina diaria ejercicios que ayuden a tonificar esta zona corporal.

6.      Si la piel del cuello y el escote necesita una ayuda extra, recurrir a los productos específicos que incluyen principios activos para reafirmar y devolver el tono perdido.eucerin talika
A por la “operación bronce”… desde ya
La especialista en belleza Myriam Yébenes, autora del libro Cómo gustarte y gustar (Actitud de Comunicación y J de J Editores), ofrece los mejores consejos para preparar a la piel de cara al inminente verano, prevenir la aparición de manchas y lucir un moreno sano y bonito: “La clave para conseguir un bronceado más uniforme y duradero pasa por aplicar una exfoliante y mascarilla de cara y cuerpo regularmente”. Además de la cosmética, la “operación bronce” incluye otros aspectos a tener en cuenta: “Hay que aumentar la ingesta de alimentos ricos en betacarotenos y de frutas y verduras ricas en vitaminas A, C y E, que funcionan como antioxidantes, cuidando y protegiendo la belleza de la piel. También es importante ayudarse con nutricosmética especial para protegerse del sol y evitar los efectos negativos de la radiación solar en la piel. Con estos productos, además, se consigue el bronceado de un modo más rápido, evitando el daño celular”. Estos nutricosméticos pre-sol incluyen ingredientes como betacarotenos, licopeno, selenio o vitamina E (todos ellos de reconocido poder antioxidante) que blindan la piel desde dentro, sobre todo las capas más profundas, de las radiaciones solares. Están pensados para empezar a consumirlos como mínimo entre 15 días y un mes antes de la exposición al sol, y la dosis recomendada es una cápsula al día, acompañada de un vaso de agua y preferiblemente durante la comida.
bronceado



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.