ESTÁS LEYENDO...

Operación bronce: 15 claves para el éxito

Operación bronce: 15 claves para el éxito

Operación bronce: 15 claves para el éxito

4 Ingredientes antiedad de novísima generación. Las gamas solares han ido incorporando sustancias cada vez más específicas para paliar los efectos del sol en la piel y, sobre todo, prevenir el fotoenvejecimiento. Así, por ejemplo, Isséimi ha lanzado un protector solar que incluye factores de crecimiento (FCE), una proteína natural del organismo capaz de aumentar la producción de otras sustancias como el ácido hialurónico, el colágeno y la elastina, activando así la regeneración de la piel y previniendo el fotoenvejecimiento. Asimismo, los nuevos productos solares de Sensilis o Sesderma incluyen ingredientes que actúan directamente sobre el ADN celular, protegiéndolo y reparándolo, con lo que no solo se minimiza el daño solar sino que se previenen “daños mayores”, como el cáncer de piel.

5 Piel “en cuarentena”. Myriam Yébenes explica que hay ciertas ocasiones en las que es importante evitar la exposición solar: si se tiene algún hematoma, ya sea por un tratamiento de medicina estética o por un golpe; después de realizarse un tratamiento de inyecciones, como vitaminas o ácido hialurónico; si se han explotado granitos o tras someterse a una extracción de éstos en un centro, ya que pueden quedar marcas que luego son muy complicadas de eliminar. “Además, nunca hay que perfumarse la piel antes de la exposición al sol, pues pueden salir manchas, sobre todo en el cuello y el escote, que es donde se suele aplicar el perfume y que, además, es una de las zonas más olvidadas a la hora de utilizar protector solar. También hay que tener precaución si se toman medicamentos fotosensibles, ya que pueden propiciar la aparición de manchas”.

6 IR-A: la gran desconocida. Según el IV Estudio CinfaSalud Percepción y hábitos de salud de la población española en torno a la fotoprotección, avalado por la AEDV, si bien la mayoría conoce en gran medida los efectos nocivos que producen las radiaciones UV, todavía no existe conciencia en nuestro país sobre otro tipo de radiaciones que también son perjudiciales para la piel, como las infrarrojas A (IR-A). “Esta radiación produce sobre la piel una sensación de calor, atraviesa todas las capas de la dermis hasta llegar a la más profunda, la hipodermis, lo que agrava los efectos nocivos de las UV, y desencadena la mayor parte de los cambios asociados a la edad que se producen a nivel cutáneo”, explica la doctora Aurora Garre, experta médica de Laboratorios Cinfa.

7 Siempre, con SPF. El protector solar es hoy por hoy la mejor herramienta de la que disponemos para minimizar el daño que la radiación solar produce en nuestra piel, ya que ayuda a filtrar las radiaciones ultravioleta A y B. “Además, nos ayuda a conseguir un bronceado progresivo y evitar las complicaciones a corto plazo, como las quemaduras, y también consecuencias a largo plazo, como el fotoenvejecimiento o incluso el cáncer de piel. Hay que usar un factor de protección solar de 30 o superior y aplicar una cantidad adecuada media hora antes de salir de casa y después ir repitiendo la aplicación cada dos horas”, señala la doctora Adriana Ribé, médico dermopatóloga y directora de Ribé Clinic.

Por su parte, el dermatólogo Josep González Castro, director del Instituto de Dermatología Avanzada Iderma, hace hincapié en que los fotoprotectores sirven para protegernos de la radiación y no para broncearse o poder permanecer más tiempo bajo el sol. “En este sentido, existe un falso mito que dice que con el factor de protección no se consigue broncear la piel, algo que es rotundamente falso”.

8 Productos “wet”. Una de las novedades más recientes en el mundo de los solares son los productos que incluyen wet technology, esto es, están formulados de forma que se pueden aplicar sobre la piel mojada. “Los estudios demuestran que cuando se aplica un producto solar sobre la piel mojada pierde gran parte de su poder protector. Una fórmula solar clásica aplicada sobre la piel mojada se diluye parcialmente, asegurando un nivel de protección inferior al indicado en su SPF. Además, su aplicación no será homogénea, dejando por lo tanto zonas desprotegidas”, comenta Mercedes Abarquero, responsable científica de Laboratorios Vichy, quien explica que, frente a estos inconvenientes de las formulaciones tradicionales, los solares “wet” evitan que la fórmula se diluya en el agua, dejando un film protector homogéneo que se mantiene incluso sobre la piel mojada y asegurando en todo momento la protección frente a los rayos UV.
soleil

9 Sol y depilación. Existe la creencia de que no se puede depilar con láser en verano. La doctora Ribé matiza esta afirmación: “La depilación con láser se puede realizar durante todo el año. La única contraindicación es la piel bronceada. Si es verano y se toma el sol con protección o se depilan zonas cubiertas como las axilas, no hay ningún problema. De todas formas, como los intervalos entre las sesiones son de 2-3 meses, se puede hacer una sesión antes del verano y otra después, cuando el bronceado ya haya desaparecido”. La especialista aclara también que sí se puede tomar el sol después de la depilación láser, “pero hay que tener en cuenta que en algunas personas la piel puede quedar más sensible, por lo que se aconseja utilizar siempre factor de protección solar, aunque no se vaya a exponer la zona depilada directamente al sol”.

10 El efecto “cool”. Las texturas en bruma o mousse son sin duda la estrella de la temporada. Además de su facilidad de aplicación y del agradable confort que proporcionan (penetran rápidamente y no dejan sensación grasa en la piel), los mousses solares se caracterizan por su efecto helado (algunos productos reducen hasta en 4 grados la temperatura de la piel), muy de agradecer cuando los termómetros se disparan. En cuanto a las brumas, aúnan el efecto frescor con un acabado seco y una rápida penetración y convierten el proceso de aplicación en un auténtico gesto de placer.
pizbuin

1 2 3




ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.