ESTÁS LEYENDO...

Presentación del Informe SEPA-SEGO “Salud bucal en...

Presentación del Informe SEPA-SEGO “Salud bucal en la mujer embarazada”

Presentación del Informe SEPA-SEGO “Salud bucal en la mujer embarazada”

La mujer debe llegar al embarazo en las mejores condiciones de salud posibles y eso incluye, de manera fundamental, la salud bucal. Para ello debería “prepararse” acudiendo a la consulta odontológica para el diagnóstico y posible tratamiento de enfermedades periodontales, que es ideal que se realice lo antes posible para conseguir una boca en las condiciones óptimas de salud antes del embarazo. De esta forma, se evitaría el posible riesgo que pueden suponer patologías como la periodontitis para los resultados del embarazo (parto prematuro, nacimiento de niños de bajo peso).

Por otro lado, realizar los tratamientos periodontales necesarios antes del embarazo aporta grandes beneficios frente a los tratamientos realizados durante el periodo de gestación, ya que se pueden realizar terapias más largas o completas y, además, se elude el estrés que puede suponer cualquier tratamiento dental para la embarazada. Estas son algunas de las principales conclusiones y recomendaciones que se incluyen en un informe elaborado por expertas del grupo de trabajo conjunto de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), y que ha contado con la colaboración de Oral-B. En él se describen los principales efectos que induce el embarazo en la salud bucal, dando lugar a trastornos tales como la gingivitis del embarazo o el granuloma gravídico, elevando la incidencia de caries o agravando la periodontitis existente; por otra parte, se desgranan también los efectos que tiene la patología periodontal sobre el embarazo.

El documento, además, resume una serie de recomendaciones para los profesionales sobre el tratamiento periodontal en la mujer embarazada (por ejemplo, qué hacer y cuándo si tiene periodontitis). “Este informe, además de realizar una importante y actualizada revisión sobre este tema, aporta mensajes clave dirigidos tanto a las mujeres como a los profesionales que van a tratarlas (obstetras y profesionales de la salud oral)”, destaca el presidente de SEPA, el Dr. Adrián Guerrero. Según la Dra. Isabel Campo, representante de SEGO en el grupo de trabajo SEGO-SEPA y ginecóloga del Hospital Clínico San Carlos, “los hábitos de higiene oral deben ser una parte más de las medidas médicas preventivas y terapéuticas en el manejo de
la mujer gestante, incluso en la etapa pregestacional”. A su juicio, “la colaboración entre especialistas es una de las bases para el diagnóstico precoz y la prevención, y de ahí la necesidad de fomentar la bidireccionalidad entre el equipo obstétrico y el odontológico”. En relación con el informe elaborado, la Dra. Isabel Santa Cruz, coordinadora del grupo de trabajo SEGO-SEPA y Máster en Periodoncia e Implantes de la Universidad Complutense de Madrid, señala que “pone de relieve la importancia de que la mujer llegue al embarazo en las mejores condiciones de salud periodontal, pero también transmite que los tratamientos orales pueden ser realizados con toda seguridad durante el embarazo, con las debidas precauciones”. Tal y como añade la Dra. María Rioboo, profesora asociada de la Universidad Complutense de Madrid, “este informe es un compendio de los datos más relevantes de las investigaciones más recientes que nos ayuda a enfocar de la manera más prudente y segura el manejo de las mujeres embarazadas o que están planificando tener hijos”.

Consecuencias negativas

El embarazo es el periodo en el que se producen los mayores cambios hormonales fisiológicos en la vida de una mujer. En su boca son frecuentes alteraciones como la inflamación de la encía o la aparición de caries; y, en concreto, los tejidos periodontales (encías) experimentan cambios vasculares, celulares, microbiológicos e inmunológicos. Se producen así en la salud periodontal variaciones asociadas al embarazo que habitualmente se consideran ‘normales’ pero no lo son, y que se pueden y deben evitar.

Según la Dra. Ana Carrillo de Albornoz, profesora asociada de la Universidad Complutense de Madrid, “el principal efecto que el embarazo ejerce sobre la cavidad oral es un aumento de la inflamación gingival”. Esta reacción inflamatoria exagerada ocurre sin que existan cambios en la acumulación de placa dental, pero supone que el tejido sea más propicio a inflamarse y a sufrir variaciones en su composición bacteriana. La Dra. Alicia Herrero, profesora de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid, asegura que “durante el embarazo se observa un incremento en la severidad de la gingivitis (los estudios muestran que entre el 36-100% de las gestantes la padecen)”. Y el embarazo también hace a la mujer más susceptible a desarrollar un granuloma gravídico, a la aparición y/o empeoramiento de periodontitis y al inicio o agravamiento de caries.

Por otra, parte, existen múltiples estudios, especialmente en poblaciones desfavorecidas, que apuntan hacia una posible asociación entre los partos prematuros o los nacimientos de bajo peso y las enfermedades periodontales maternas. También se ha asociado la deficiente salud periodontal materna con la preeclampsia, una complicación del embarazo caracterizada por hipertensión arterial alta y signos de daño hepático y renal. Según la Dra. Ana Carrillo de Albornoz, “el mecanismo biológico que explica la asociación entre la patología periodontal y los efectos adversos del embarazo es doble: por un lado, existe la posibilidad de una transmisión directa de patógenos orales ocasionando una infección intra-uterina y, por otra, hay un efecto derivado de la inflamación sistémica que puede provocar una infección crónica local, como es la periodontitis”.

Prepararse para el parto empieza por la salud bucal

Son bien conocidos, y seguidos, los recursos existentes para una correcta preparación de la mujer para el parto. Es una práctica ampliamente extendida y con demostrados beneficios para la salud de la madre y el bebé, así como para el buen término del parto; sin embargo, también importantes, y muchos menos conocidos, son los preparativos que debe hacer la mujer en su salud bucodental antes incluso de la concepción. Para la representante de SEGO, “esto incluso es más importante que las clases de preparación al parto”; y es que, según la Dra. Isabel Campo, “las visitas al dentista antes y durante el embarazo permiten prevenir, así como identificar y tratar, los signos y síntomas de la gingivitis gravídica o de cuadros inflamatorios preexistentes que se complican en el embarazo”.

Muchas son las ventajas que se derivan de una correcta adecuación de la salud bucodental de la futura madre. Entre ellas, la Dra. Alicia Herrero recuerda que “cuando el tratamiento periodontal es realizado antes del embarazo puede ser más efectivo, ya que, en caso necesario, se puede completar con cirugías, tratamiento antibiótico….Además, es psicológicamente mejor aceptado para la madre”. El diagnóstico precoz es el principal ámbito en el que puede colaborar el equipo odontológico en estos casos. “El establecimiento de una adecuada salud dental y periodontal previa al embarazo y su mantenimiento durante la gestación evitaría la inflamación y la infección a distancia; además, el tratamiento podría ser más efectivo, más completo y menos estresante para la mujer”, señala la Dra. Isabel Campo. Y es que, como añade la Dra. Isabel Santa Cruz, “el profesional de la salud oral tiene una importante labor en la mujer que está planificando un embarazo, para transmitirle la importancia de conseguir una condición bucal óptima antes del embarazo”.

En general, las responsables del informe aseguran que “el papel del odontólogo es fundamental, y debe estar encaminado hacia la prevención y la detección precoz de las enfermedades orales en la madre y en informar sobre los cuidados orales del futuro hijo”. En este sentido, apunta la Dra. Rioboo, “nuestro informe va a ayudar al desarrollo de unas guías clínicas, junto con la SEGO, y a crear lazos colaborativos entre odontólogos y ginecólogos para futuros programas de salud”.

Salud bucal en la embarazada: mejora adecuadamente

“La situación de la salud bucal de la mujer embarazada en nuestro país es semejante a la de los países de nuestro entorno”, asegura la Dra. Isabel Santa Cruz. En general, se considera que está mejorando, pero aún siguen siendo muy altas las cifras de prevalencia de gingivitis y periodontitis.
La patología bucal más frecuente en la embarazada es la gingivitis, que puede llegar a afectar hasta un 50% de las mujeres embarazadas. Además, la mujer embarazada puede presentar caries con mayor frecuencia que la población general (por el cambio de hábitos alimentarios, dificultades para la higiene oral por las náuseas, mayor frecuencia de vómitos en el primer trimestre,…).

En opinión de la Dra. Isabel Campo, “la salud oral de estas mujeres es mejorable”; y es que, a pesar de la existencia de excelentes profesionales, “todavía tenemos que concienciar a la mujer de la importancia de su salud bucal”, asegura esta ginecóloga, quien aclara que “el conocido dicho de que la salud empieza por la boca es una realidad: las enfermedades periodontales guardan una estrecha conexión con enfermedades sistémicas (cardiovasculares, diabetes, …), que son las que sí preocupan realmente a la mujer embarazada”.

Según la Dra. Ana Carrillo de Albornoz, “los profesionales de la salud deben informar a las mujeres de forma rutinaria sobre la importancia de tener una boca sana antes y durante el embarazo, siendo la prevención la mejor herramienta para evitar problemas de salud de diferente índole”. En este sentido, la Dra. Alicia Herrero indica que “un déficit importante a resolver es la educación a las mujeres embarazadas o que quieran quedarse embarazadas en conceptos de prevención de la salud oral, ya que muchas patologías orales (como las caries o las enfermedades periodontales) pueden prevenirse”. A día de hoy, las responsables de este informe aseguran que subsiste una falta de información sobre la relación de la salud /enfermedad oral y las posibles implicaciones sistémicas y apariciones de complicaciones durante el embarazo/parto. “Aún es necesario hacer llegar o gestionar programas de promoción de la salud oral, fundamentalmente de prevención y control de las enfermedades periodontales, al colectivo de mujeres en vías de quedarse embarazadas o ya embarazadas y también al sector de profesionales de salud implicados (obstetras y dentistas)”, concluye la Dra. Rioboo.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.