ESTÁS LEYENDO...

PUESTA A PUNTO Empieza la cuenta atrás

PUESTA A PUNTO Empieza la cuenta atrás

PUESTA A PUNTO Empieza la cuenta atrás

Por muchos cuidados que se haya proporcionado a la piel durante el invierno y por muy sanos que sean los hábitos que se siguen, siempre es necesario en este momento del año, a las puertas de las vacaciones, hacer unos “reajustes” tanto a nivel interno como externo, no sólo para lucir el mejor aspecto posible sino también para blindarse eficazmente frente al sol y a otros excesos propios del verano. Este es el plan de acción para ponerse a punto en tiempo récord.

Desde que el sol empieza a calentar, los esfuerzos estéticos suelen centrarse en los principales obstáculos que sabotean el éxito de toda operación bikini: los kilos de más, la celulitis y la flacidez. Pero ponerse a punto de cara al verano y las vacaciones va mucho más allá de las estrategias para mantener a raya estos problemas. La clave para preparar al organismo frente al sol, principalmente, pasa por realizar una auténtica “ITV” tanto interna, reforzando la inmunidad y favoreciendo la eliminación de toxinas, como externa, proporcionado a la piel todos los cuidados necesarios para que las jornadas de sol y playa no le pasen factura.

Rostro: adiós a las impurezas
La limpieza facial es un gesto imprescindible antes de exponer la piel al sol. Tal barbay como explica la doctora María José Barba, especialista en Medicina Estética y Antiaging, “una limpieza profunda es la base de la belleza del rostro y, además, es la clave para obtener un bronceado más uniforme y duradero. No hay que olvidar que sobre la superficie del rostro se encuentran una serie de sustancias (film hidrolipídico o manto ácido) a las que se añaden los agentes contaminantes, dando lugar a la suciedad, que es el terreno predilecto de los microorganismos. La falta de higiene hace que la tez pierda luminosidad y transparencia”.

Por ello, a los gestos diarios de limpieza y desmaquillado facial (con jabón, gel, loción, toallitas…) hay que unir el de la exfoliación, que tiene muchos beneficios para la piel. El más evidente es la eliminación de las células muertas, lo que no sólo mejora de forma inmediata su estado sino que facilita que cualquier otro tratamiento que se aplique sobre ella penetre mejor y por tanto sea más efectivo. La exfoliación también permite eliminar los pigmentos irregulares, unificando el tono de la piel. Hay distintos tipos de exfoliación:

  1. Manual o física: se realiza con productos que incluyen pequeñas partículas abrasivas que literalmente “barren” las células muertas de la superficie de la piel. Está indicada para las pieles normales.
  2. Química: son productos que contienen ácidos derivados de las frutas o la leche, los cuales actúan directamente sobre el “pegamento” que une a las células muertas con las superficie cutánea. Este tipo de exfoliación está especialmente recomendada para las pieles con acné.
  3. Enzimas: las exfoliantes que incorporan enzimas en su formulación actúan disolviendo las células muertas sin producir ningún tipo de fricción, minimizando así el riesgo de irritación. Es la exfoliación más indicada para las pieles sensibles. Los cosméticos exfoliantes se presentan en forma de crema, mascarilla, toallitas, etc.

La doctora Barba recomienda someterse a una limpieza de cutis y a una exfoliación profunda antes de exponer la piel al sol, “pero jamás deben hacerse ninguno de estos dos tratamientos en una piel con una quemadura solar, cuando se encuentre roja o esté dolorida”.

Proteger la epidermis todo el año… y más allá
Se sabe que el 90% del envejecimiento prematuro de la piel es debido a los rayos UV y, también, que el 40% de esa exposición a la radiación solar se produce fuera de los meses de verano. Aunque muchas de las líneas de cosmética facial incluyen SPF, parece ser que esta protección no es suficiente, ya que el 95% de los rayos UV penetran en las capas más profundas de la piel, alterando el proceso de regeneración cutánea y favoreciendo la aparición de arrugas, hiperpigmentación y pérdida de elasticidad. Por ello, los esfuerzos innovadores se están encaminando a proteger de los efectos de la radiación solar a esas capas más profundas. En este sentido, Boots Laboratories ha desarrollado una línea de cremas con una tecnología de protección exclusiva (UVR Multidermal Protection), especialmente diseñada para ofrecer una protección de amplio espectro que llega hasta las capas más profundas de la piel.

Hidratación corporal: un trabajo en equipo
Por su extensión, la piel del cuerpo es la víctima número uno de la exposición al sol, de ahí la importancia de aplicar bien y de forma abundante el protector solar por todas las partes del cuerpo. Prepararla frente a la radiación UV pasa por asegurarse que se encuentra en buen estado (eliminando de ella las células muertas acumuladas durante el invierno, utilizando para ello una exfoliante corporal 2-3 veces por semana) y, sobre todo, por proporcionarle los niveles de hidratación adecuados: es la única forma de evitar que enrojezca, se queme, se reseque y se pele y, también, de conseguir un bronceado sano, uniforme y duradero. Es importante aplicar el producto hidratante por toda la piel del cuerpo, empezando en los tobillos y terminando en el cuello, mediante suaves movimientos circulares y sin olvidar algunas zonas en las que el sol suele actuar con mayor virulencia, como los codos y las rodillas.

La utilización de una hidratante corporal al menos una vez al día (preferiblemente después del baño o ducha) es el gesto básico para asegurar el buen estado de la epidermis, pero no es suficiente, sobre todo en el caso de las pieles sensibles, un problema que afecta a aproximadamente al 40% de los españoles. Tal y como ha revelado una reciente encuesta realizada por Eucerin, el Estudio Eucerin sobre hábitos de ducha, más de un 50% de españoles con piel sensible se duchan con agua demasiado caliente y un 45% pasa un tiempo inadecuado bajo el agua. Todo ello, unido a la falta de hidratación al salir de la ducha (un error en el que caen más de la mitad de las personas con piel sensible) hace que la piel se reseque en exceso. De ahí la importancia de la forma en la que se realiza este gesto de higiene diaria. Según el doctor Juan Arenas, asesor médico de Eucerin, la ducha perfecta debe basarse en los siguientes puntos:

  • Utilizar productos adaptados al tipo de piel, que sean hipoalergénicos, suaves y que no agredan. “En el caso de las pieles sensibles, lo ideal es utilizar oleo-geles lipídicos que actúen sobre la piel, limpiando y reforzando la barrera protectora cutánea que se pierde durante la ducha”.
  • Una temperatura del agua adecuada, templada. Lo idóneo es que ronde los 28º-30º C.
  • El tiempo recomendable para la ducha diaria debe situarse en unos 10 minutos. “Más allá de esa duración, la piel sufre la mayor pérdida de protección”.
  • Las esponjas exfolian demasiado la piel sensible. En estos casos, lo mejor es utilizar las manos para la aplicación del producto.
  • En cuanto al secado, lo idóneo es usar toallas de rizo y secarse sin frotar excesivamente la piel, para no eliminar la barrera protectora cutánea.
  • Y, siempre, hidratar bien la piel después de secarse. “Cada vez que nos duchamos la piel pierde parte de su capacidad protectora, por lo que es estrictamente necesario reponer esa pérdida y mantener un alto nivel de hidratación”.

Entre las novedades para la hidratación de la piel destaca Eucerin Bajo la Ducha Loción Corporal, un acondicionador de la piel específico para las pieles sensibles que se aplica en la ducha, sobre la piel limpia y mojada, y se aclara, asegurando así el gesto de hidratación que necesita la epidermis a diario.

El momento detox
Si hay un momento del año en el que resulta imprescindible desprenderse de las toxinas que acumula el organismo, ese es el periodo prevacacional. Y es que eliminar las toxinas, además de resultar muy saludable, tiene efectos muy positivos sobre muchos de los problemas estéticos relacionados directamente con ellas, como la hinchazón, la celulitis y los kilos de más. ¿Cómo “detoxificarse” correctamente? Es muy sencillo: basta con combinar las dos herramientas más efectivas en este sentido:
Herramienta 1: La dieta.
Determinados alimentos tienen la propiedad de acelerar la eliminación de las toxinas y otras sustancias nocivas para el organismo. En este sentido, uno de los más recomendables es la piña que, además, tiene otros muchos beneficios: posee grandes cantidades de vitamina C; es rica en vitamina B6 (implicada en la producción de serotonina, el neurotransmisor responsable de un buen estado de ánimo) y en vitamina B12 (fundamental en todos los procesos de regeneración celular, incluidos los cutáneos). Pero sin duda su “poder detoxificante” radica en una sustancia, la enzima bromelina, que tiene una acción proteolítica (ayuda a digerir las proteínas contenidas en los alimentos) que favorece la digestión. A ello hay que unir su alta concentración en potasio, que tiene un potente efecto diurético.Con estas “credenciales”, los responsables del Servicio de Endocrinología y Nutrición de IML proponen una dieta exprés depurativa, adelgazante (se pueden perder hasta 2 kilos a la semana) y antioxidante a base de piña. Esta dieta realizada en periodos cortos de tiempo (una semana como máximo) permite eliminar líquidos y toxinas de forma acelerada, deshinchando y depurando el organismo. Estos son alguno de los menús propuestos para seguir esta dieta:

Día 1
-Desayuno: Infusión y 3 rodajas de piña al natural
-Media mañana: 2 rodajas de piña
-Comida: Piña a la plancha con especias
-Merienda: Granizado de piña y canela
-Cena: Gelatina de piña
-Antes de dormir: Infusión relax y una rodaja de piña
Día 2
-Desayuno: Infusión y macedonia (piña, papaya, sandía y manzana)
-Media mañana: Una rodaja de piña y una mandarina
-Comida: Ensalada de cítricos
-Merienda: Zumo de piña y sandía
-Cena: Piña asada e infusión de frutos del bosque
-Antes de dormir: Infusión relax y rodaja de piña
Día 3
-Desayuno: Infusión y 2 rodajas de piña al natural con una tarrina de queso fresco
-Media mañana: Una rodaja de piña y 2 lonchas de pavo.
-Comida: Lomo de cerdo con piña
-Merienda: Un yogur con trocitos de piña natural
-Cena: Piña al azafrán
-Antes de dormir: Infusión relax y una rodaja de piña
Día 4
-Desayuno: Infusión y yogur de piña y kiwi
-Media mañana: Una rodaja de piña y 1 o 2 lonchas de jamón york
-Comida: Ensalada de piña y langostinos
-Merienda: Zumo de piña y sandía
-Cena: Kiwi relleno de queso y piña
-Antes de dormir: Infusión relax y una rodaja de piña
Día 5
-Desayuno: Infusión y batido casero de piña y fresa
-Media mañana: 2 rodajas de piña
-Comida: Ensalada mixta de piña con trocitos de pollo
-Merienda: Una rodaja de piña y 2 lonchas de jamón serrano
-Cena: Lasaña de piña, pavo y queso fresco
-Antes de dormir: Infusión relax y una rodaja de piña

Herramienta 2: Los “cócteles” depurativos. Los complementos alimenticios depurativos o detox suponen una excelente ayuda para acelerar la eliminación de toxinas y las impurezas del organismo. Contienen ingredientes de reconocido efecto depurativo, como la manzana o el concentrado de uva roja, y se presentan en forma de líquido que debe disolverse en agua y consumirse a lo largo del día. Además de depurar, estos complementos son muy efectivos para eliminar la hinchazón y la retención de líquidos.

La agenda pre-sol

  • “Aproximadamente una semana antes de iniciar las vacaciones, hacer un peeling, tanto en la cara como en el cuerpo, a fin de eliminar las células muertas y conseguir un bronceado más uniforme”; aconseja la doctora Barba.
  • Este es el mejor momento para recurrir a los fotoprotectores en cápsulas, una excelente opción para preparar la piel frente a la exposición solar. Estos productos incluyen carotenoides naturales, como el licopeno y la luteína; betacaroteno y vitamina E, entre otros, que no sólo favorecen un bronceado rápido y uniforme sino que también neutralizan los procesos oxidantes y de envejecimiento de las radiaciones solares.
  • Para facilitar la transición entre la piel blanca invernal y el bronceado, la opción más saludable es el autobronceador. La clave para conseguir un resultado natural y uniforme es exfoliar previamente la piel y aplicar después estos productos (disponibles en crema, spray, gel, toallitas….) de forma uniforme por todo el rostro y cuerpo.
  • La doctora Barba recomienda depilarse, como mínimo, un par de días antes de ir a la playa.
  • La puesta a punto de los pies es muy importante en este momento de año, ya que es frecuente que tras el “enclaustramiento” invernal presenten grietas, durezas o callos. Todos estos problemas se pueden solucionar con los productos de las distintas líneas específicas de venta en farmacia.
  • Y no hay que olvidarse del pelo, otra de las víctimas de la radiación solar. Cortar las puntas y aplicar tratamientos de reparación intensiva (serums, mascarillas) son las mejores estrategias para que el cabello llegue a las vacaciones en el mejor estado posible.

Y por dentro, ITV antioxidante
Para preparar el organismo de cara al verano, la doctora Paula Rosso, del Rossocentro médico Lajo Plaza, de Madrid, recomienda seguir un plan de dieta y hábitos antioxidantes. Y es que no hay que olvidar que los rayos UVA están directamente implicados con la acción de los radicales libres, responsables, entre otros efectos, del envejecimiento prematuro de la piel. Estas son algunas de las pautas principales de este plan:
Apostar por los carbohidratos integrales: pasta, pan y arroz, siempre en su versión integral.
Adiós a los azúcares y harinas refinadas: favorecen la formación de radicales libres y también la inflamación crónica del organismo.
Sí al chocolate. Su ingesta (unos 25 mg al día) permite mantener unos buenos niveles de zinc, mineral antioxidante que fortalece el sistema inmune y reduce la inflamación. También son ricos en zinc la calabaza, el germen de trigo y las ostras.
Disfrutar de un buen café. Es mejor el café natural que el torrefacto, ya que contiene más antioxidantes. Un dato: el café instantáneo es el que menos beneficios nutritivos aporta.
El té, una buena opción. Esta bebida posee un importante contenido de catequinas, polifenoles de gran efectividad contra los radicales libres, además de tener propiedades antiinflamatorias. El té blanco es el más antioxidante de todos, seguido del té verde. Es preferible utilizar las hojas que las bolsitas a la hora de prepararlo.
El poder de la manzana. Todas las variedades de manzana (roja, verde, gala) son ricas en compuestos antioxidantes. Además, es un ingrediente muy refrescante y versátil: en zumos, ensaladas, como postre… da un toque de sabor y, además, aporta pocas calorías.
Los beneficios de las macedonias de fruta. Es la mejor opción de postre o merienda en esta época del año. Las frutas del bosque (arándanos, frambuesas, moras) son auténticas joyas en lo que a blindar al organismo frente a los radicales libres se refiere: son bajas en calorías y están repletas de antocianinos, compuestos antirradicales muy poderosos. Otra fruta muy recomendable es el caqui por su elevado contenido en antioxidantes.
productos

 



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.