ESTÁS LEYENDO...

Lengua geográfica, ¡cuidado con el estrés!

Lengua geográfica, ¡cuidado con el estrés!

Lengua geográfica, ¡cuidado con el estrés!

Qué es la lengua geográfica

Seguramente, alguna vez y sin previo aviso, te hayas visto sorprendido ante el espejo con una lengua convertida en un mapa de la noche a la mañana. Tranquilo, se trata de una alteración común de carácter inflamatorio, que parece estar relacionada con personas de piel sensible y atópica y cuyos períodos de exacerbación coinciden con momentos de estrés.

La conocida comúnmente como como lengua geográfica o glositis migratoria benigna para los especialistas, es un trastorno benigno que a menudo se ha relacionado con la psoriasis, la dermatitis atópica, e incluso con problemas alérgicos como el asma o la celiaquía. Suele aparecer en la infancia y exacerbarse en períodos de estrés, y en ella la lengua se presenta con el aspecto de un mapa cambiante de bordes blanquecinos y cuyas zonas interiores aparecen lisas y enrojecidas.

Es el resultado de la pérdida de las papilas gustativas filiformes de la lengua, que se produce de forma muy superficial y localizada, por lo que no llega a afectar al sentido del gusto. Además, al producirse la renovación celular en la lengua de manera constante, no produce ningún síntoma, salvo ardor en las zonas afectadas, sobre todo si se ingieren alimentos ácidos o picantes. A menudo, las personas que padecen este trastorno, pueden presentar también surcos de cierta profundidad en la lengua, lo que se conoce como lengua en escroto.

La lengua “a manchas”

Se trata de una afección benigna que a menudo se confunde con una micosis (hongos), precisamente por el aspecto blanquecino que presentan los bordes de las lesiones, que además van cambiando de un día para otro, de ahí su nombre de migratoria. No es contagiosa y, aunque suele durar más de una semana y menos de un mes, tiene carácter crónico, tendiendo a aparecer de manera intermitente en forma de brotes durante toda la vida, sobre todo en momentos de estrés. Parece estar influenciada por factores hereditarios (a menudo las personas que lo padecen tienen progenitores que la han padecido), infecciosos, a deficiencias nutricionales (sobre todo déficit de vitamina B2), a factores emocionales como el estrés y la ansiedad, y a la presencia de factores irritantes (alimentos calientes, ácidos, picantes). También parece darse en casos de reflujo gastroesofágico, en presencia de alcohol, tabaco, asma, psoriasis, celiaquía, rinitis y dermatitis atópica, si bien se necesitan más estudios que establezcan mejor estas conexiones.

3 CLAVES PARA BORRAR EL MAPA

1.      Conviene eliminar factores irritantes e inflamatorios como el alcohol y el tabaco, así como los alimentos calientes, picantes y cítricos, que son los que pueden producir ardor al ingerirlos.

2.      Seguir una buena higiene oral, eliminando con el cepillo los restos de comida para evitar que pueda existir una sobreinfección de la zona afectada.

3.      Aunque no existe un tratamiento específico para esta alteración, se pueden usar colutorios con anestésicos locales o aplicación de corticoides de forma directa en la zona si la afectación y las molestias son importantes. También el uso de colutorios con ácido hialurónico puede ayudar a regenerar las papilas de forma más rápida.

Las lesiones en la lengua pueden indicar otras afecciones más graves de la lengua o enfermedades que afectan a todo el organismo. Si tienes lesiones en la lengua que no desaparecen en el plazo de 10 días, consulta con el médico o el dentista.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.