Recomendaciones para tratar la otitis secretora infantil

0
1341

La otitis media secretora infantil es la causa más frecuente de sordera

Con el objetivo de mejorar el tratamiento de la otitis media secretora infantil (OMS), para prevenir y reducir sus consecuencias sobre el desarrollo del niño, la Comisión para la Detección Precoz de la Sordera Infantil (CODEPEH) ha realizado una amplia revisión de la literatura científica sobre la materia y ha elaborado un documento de recomendaciones para una correcta actitud clínica ante la OMS, abordando métodos diagnósticos y el tratamiento médico y quirúrgico.

Existe una alta incidencia de la otitis en la edad infantil. Hasta un 90 % de los niños desarrollan una otitis media secretora infantil antes de la edad escolar y sufren cuatro episodios anuales por término medio. Además, la OMS es la causa más frecuente de la sordera infantil en los países desarrollados. A pesar de ello, existen evidencias de que sólo una minoría de los profesionales sigue las recomendaciones que recogen las guías de manejo clínico de la enfermedad. El escaso uso de la otoscopia neumática en el diagnóstico, la falta de exploraciones audiométricas de los niños que presentan una otitis secretora o el uso inapropiado de antibióticos para tratarla, son los problemas más frecuentes.

En este Documento la CODEPEH analiza el manejo de la OMS y establece una serie de recomendaciones para tratar de contrarrestar la variabilidad clínica constatada en la actitud ante ésta. Ha sido elaborado en el marco del proyecto sobre el Diagnóstico y Tratamiento de la otitis infantil para la prevención de alteraciones y retrasos en el desarrollo cognitivo, lingüístico y psicosocial del niño, que ha sido desarrollado por FIAPAS, en colaboración con la CODEPEH, con la coparticipación del Real Patronato sobre Discapacidad.

Como material divulgativo complementario a dicho documento, se ha editado el Folleto Diagnóstico y Tratamiento de la Otitis Media Secretora Infantil con la recomendación diagnóstica en forma de diagrama de flujo. Se ha distribuido entre aquellos profesionales implicados en la atención integral al niño con discapacidad auditiva, de los ámbitos sanitarios, educativo y de servicios sociales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here