ESTÁS LEYENDO...

Selenio: nueva terapia frente al botellón en adole...

Selenio: nueva terapia frente al botellón en adolescentes

Selenio: nueva terapia frente al botellón en adolescentes

Selenio, terapia frente al botellón y el daño oxidativo

Por Olimpia Carreras Sánchez, doctora en Farmacia que lidera el grupo de trabajo constituido por las doctoras Mª Luisa Murillo Taravillo, Mª Luisa Ojeda Murillo y Fátima Nogales Bueno de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla. Actualmente es responsable del estudio clínico “ Implicación del Balance Oxidativo en la Salud: Alcoholismo y Síndrome Metabólico” (CTS-193), junto con el Dr. Javier Díaz Castro de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada.

El binge drinking (BD) o botellón es la forma más habitual de consumo de alcohol entre jóvenes. Se define como la ingesta de 4 bebidas en mujeres y 5 en hombres, en un tiempo de 2 horas, alcanzando unos niveles de alcohol en sangre de 0.08g/dl. Son muchos los estudios que demuestran los efectos negativos del binge drinking sobre el organismo pero poco se ha analizado hasta el momento sobre el daño oxidativo en las células, que se produce como consecuencia del propio metabolismo del etanol, generando especies reactivas de oxígeno (EROs), siendo el hígado el órgano diana de este consumo de alcohol.

El organismo presenta tres vías mediante las cuales se produce el metabolismo del alcohol, la alcohol deshidrogenasa (ADH), el sistema microsomal oxidativo del etanol (SMOE) y la catalasa (CAT), cada una de estas vías lleva a la formación de EROs y, por lo tanto, al desajuste del estado oxidativo. En el consumo agudo tipo BD se produce una mayor activación del citocromo P450 2E1 (CYP2E1), isoforma del SMOE, lo que induce a una mayor producción de radicales libres que satura los sistemas antioxidantes del organismo, favoreciendo la oxidación de las biomoléculas y desembocando finalmente en daño celular, alterando la síntesis y metilación del DNA. En concreto, nuestro grupo de investigación (CTS-193), ha encontrado una disminución de los antioxidantes endógenos que tiene el organismo para luchar contra el estrés oxidativo, como el  glutatión (GSH) y de la actividad de la glutatión peroxidasa (GPx), y un aumento de la enzima prooxidante NAPH oxidasa en el hígado de ratas adolescentes expuestas a BD. Además hemos comprobado que el alcohol agudo “per se”, y no sólo la malnutrición, produce deficiencia de Selenio (Se), pues al generar especies reactivas de oxígeno (EROs) el organismo consume Se para sintetizar la enzima antioxidante GPx, que depende de esta micronutriente para actuar. Así surgió la necesidad de comprobar los cambios en el balance oxidativo que se producen con un suplemento de Se en ratas expuestas al alcohol.

El Selenio (Se) es un micronutriente esencial en el organismo y presente en multitud de alimentos. El Se forma parte de numerosas selenoproteinas, en concreto de la GPx, que es una enzima con propiedades antioxidantes frente al estrés oxidativo y Selenoproteina P, que juega un papel importante en el transporte de Se plasmático. Además, se ha demostrado que una deficiencia de Selenio en el organismo está relacionada con ciertas patologías como cáncer, enfermedades del sistema inmune y del sistema cardiovascular, aunque el exceso de Se tiene un marcado carácter tóxico.

Nosotros como farmacéuticos, profesionales de la salud y profesores universitarios tenemos una implicación clave en este proceso, a través de la información sobre los efectos tóxicos de un consumo agudo de alcohol tipo botellón o atracón y mediante estudios de investigación de ciertas terapias que puedan paliar, en parte, los efectos negativos de la ingesta de alcohol aunque siempre partiendo de la premisa que la abstinencia es la mejor terapia.

En este sentido, el grupo que lidero, constituido por las doctoras Mª Luisa Murillo Taravillo, Mª Luisa Ojeda Murillo y Fátima Nogales Bueno de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla y denominado “ Implicación del Balance Oxidativo en la Salud: Alcoholismo y Síndrome Metabólico” (CTS-193), junto con el Dr. Javier Díaz Castro de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada, hemos patentado una invención titulada “Uso del selenito sódico para elaborar un  suplemento nutricional, una bebida o un medicamento para reparar  el daño en el DNA provocado por el exceso de consumo de alcohol agudo”.

Este estudio busca una alternativa terapéutica frente al daño oxidativo que provoca el consumo agudo de alcohol tipo binge drinking sobre biomoléculas (lípidos, proteínas y DNA). Previamente, este grupo de investigación ha demostrado, que en ratas adolescentes que consumen alcohol en forma de BD disminuye la estabilidad del DNA, y que la homeostasis de Se está alterada, observando una disminución de Se en suero e hígado proporcional a una menor actividad de las GPxs (GPx3 en suero y GPx1 en hígado).

En el presente trabajo se han utilizado cuatro grupos de animales experimentales  adolescentes, el grupo sometido a Binge drinking BD, grupo BD suplementado con Selenio, y sus respectivos controles. El método de alcoholización empleado ha sido la administración por vía intraperitoneal, tres días por semana y durante tres semanas, de etanol en solución salina. Los grupos suplementados con Se recibieron selenio, en el agua de bebida, en forma de selenito sódico, como suplemento nutricional y para la medida de la estabilidad del DNA se ha utilizado, en leucocitos, la técnica de Comet alcalino. Los resultados mostraron que el binge drinking provoca rotura de la doble hélice, que es uno de los tipos más severos de daño del DNA y el suplemento con Selenio en forma de selenito concomitantemente a un consumo agudo de alcohol, el botellón, previene el daño oxidativo en el DNA. En concreto previene la rotura del DNA pues vuelven a valores controles los parámetros utilizados para evaluar la rotura de la doble hélice del DNA (Head % DNA, Tail % DNA y OTM (Olive Tail Moment)), evitando el daño celular y probable futuro daño orgánico. El mecanismo de acción podría estar relacionado de manera directa con el aumento de la enzima antioxidante GPx, que disminuye las EROs, y/o con el ciclo de la metionina por favorecer el Se la metilación del DNA a través de la síntesis de la GSH.

Nos queda mucho camino por andar, ya que actualmente carecemos de financiación pero nos gustaría extrapolar estos experimentos que hemos realizado en animales de laboratorio, a jóvenes adolescentes que practican el botellón y ajustar las dosis de Se, como suplemento nutricional, para ver si se reproducen totalmente los resultados en la mejora de la inestabilidad del DNA, causada por el botellón, y a largo plazo prevenir o evitar algunos daños orgánicos en los adolescentes.





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.