SEQUEDAD OCULAR

SEQUEDAD OCULAR

Nos escribe… Eugenia ( Jaen)
“Tengo 45 años y desde hace unos meses tengo molestias en los ojos, me duelen y los tengo enrojecidos. Me han dicho que puede que tengsastrea alergia o sequedad ocular propio de la edad ¿Cómo distinguir la sequedad ocular de una alergia?”

Las lágrimas desempeñan un papel fundamental en la salud de nuestros ojos, tienen la función de limpiar, oxigenar y defender de bacterias nocivas de la superficie ocular. Pero sucede que, en determinados momentos de la vida, hasta un 30% de las personas no producirán la cantidad de lágrima adecuada para cumplir todas estas funciones (lo que se conoce como “lagrimodeficiencia”), o bien sí producirán la cantidad necesaria, pero se evaporará antes de tiempo. Esta deficiencia en la cantidad de lágrima es lo que se conoce comúnmente como “ojo seco”. Por su parte, la alergia ocular estacional tiene un origen completamente distinto: surge como reacción alérgica en determinadas personas ante la presencia ambiental de polen (tanto de flores y árboles como de hierba). Su resultado más habitual es la denominada “conjuntivitis alérgica estacional”, una afección que presenta bastantes similitudes sintomáticas con el ojo seco.

Acertar en el diagnóstico
Aunque ambas patologías presentan síntomas muy parecidos, es importante realizar un diagnóstico preciso para que la prevención sea realmente efectiva, ya que lo que puede mejorar los síntomas de la alergia puede empeorar los del ojo seco. En concreto, estas son las diferencias más remarcables entre ambas patologías:

sequedad ocularRemedios eficaces
Se trata de dos patologías que no son graves, pero que ocasionan un buen número de visitas al oftalmólogo con el fin de evitar o paliar sus síntomas. En el caso de la alergia, existen desde hace algunos años una serie de colirios que reducen el picor y evitan que las células causantes de la alergia se desencadenen, todo ello sin los efectos secundarios que sí producen los corticoides. Las lágrimas artificiales pueden ser útiles para paliar los síntomas en ambas patologías, aunque debe ser el oftalmólogo quien establezca el tratamiento más adecuado para cada caso concreto.








ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.