ESTÁS LEYENDO...

SOLE GIMÉNEZ: “Si tengo que tomar algo para ...

SOLE GIMÉNEZ: “Si tengo que tomar algo para la voz, la equinácea y el própolis me van muy bien”

SOLE GIMÉNEZ: “Si tengo que tomar algo para la voz, la equinácea y el própolis me van muy bien”

Lejos quedan aquellos años en los que la banda Presuntos Implicados sonaba a diario en las radios de toda nuestra geografía. Ahora, Sole Giménez revisita aquellas canciones, pero con nuevos arreglos musicales más cercanos a los ritmos y sonidos del Latin Jazz, el estilo en el que definitivamente su voz ha encontrado la plenitud.

Nacida en París en 1963, esta vocalista y compositora no solamente ha interpretado sino que también ha compuesto casi 100 canciones y tenido la oportunidad de compartir escenario o grabaciones con artistas bien conocidos por el gran público, como Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Paco de Lucía, María Dolores Pradera, Alejandro Sanz, Miguel Ríos, Jaques Morelembaum, Chano Domínguez, Toquinho, Jorge Pardo, Perico Sambeat, Ara Malikian y un inabarcable etcétera. Tras haber presentado Cómo Hemos Cambiado (oficialmente, el número 20 de su carrera discográfica) en Madrid y Barcelona, Sole Giménez ha viajado a México para presentar allí también este nuevo álbum que cuenta con tres canciones inéditas. En esta entrevista descubrimos una faceta poco conocida de la cantante: su trabajo como profesora de voz, actividad que desarrolló durante algún tiempo en la sede que la famosa escuela norteamericana Berklee College of Music abrió en el campus de Valencia hace unos años.

Cuéntanos la razón de esta visita a las canciones que os hicieron superconocidos a Presuntos Implicados…
Realmente, porque cumplo 30 años en la música. Es una especie de revisión de toda esta trayectoria, de todos estos años, y me parecía interesante volver a revisar estos temas que he compuesto. Sobre todo, porque todos están escritos por mí, son historias que yo he ido escribiendo a lo largo de estos años, y además, quería hacerlas con el sonido que ahora mismo mejor me define y en el que ahora mismo me muevo.

Naciste en París y te licenciaste en Bellas Artes, pero al final tu vida no ha sido la de una pintora o escultora de la Rive gauche parisina, sino algo bien distinto a las artes visuales…
Nací en París, si, cosas de la vida y soy licenciada en Bellas Artes, lo que pasa es que la música entró en mi vida desde muy jovencita y mira, me ha llevado por estos derroteros… Me tuve que dedicar a la música porque no había tiempo para nada más, me hubiera gustado, de hecho no lo descarto, pero hoy por hoy no tengo tiempo para nada más, realmente.

No solamente es una revisión de las canciones de siempre, también has añadido en Cómo Hemos Cambiado algunos nuevos temas de tu propia cosecha….
Lo que quería era hacer una especie de revisión de toda mi carrera pero también quería aportar temas que ahora mismo estoy componiendo, y me salieron estos tres, junto con los otros 11 que componen el disco. Es un ejercicio, también, para ver por dónde vas tú ahora mismo. Si oyes los temas, enseguida te das cuenta de que ahora me muevo más por el jazz latino, compositivamente hablando, y es interesante dar a conocer por dónde vas…

Es verdad, pero es que además te rodeas de unos músicos de primera fila, desde Jorge Pardo, pasando por Josemi Carmona, Perico Sambeat, o Iván Lewis, todos primeras espadas de la música…
Prácticamente, todos son músicos de jazz los que han participado en el disco. Me gusta rodearme de buena gente siempre que me lo permita el presupuesto, y la mayoría son amigos, y es una delicia trabajar con ellos.

Las cosas han cambiado mucho desde tus comienzos en el año 83 hasta ahora, también en la forma en que un artista puede vivir de su trabajo de forma profesional, algo ahora muy complicado…
Ha cambiado radicalmente creo yo. Sobre todo en España, que es peculiar, o al menos, es la sensación que yo tengo. La música interesa aquí por parte del público, aunque lamentablemente, se le ha acostumbrado a obtener las cosas gratis y esto no es bueno para nadie porque ha perjudicado bastante el negocio y la estructura de la industria que hay detrás de la música, que es necesaria. Después, sobre todo los medios, aquí, no contribuyen en absoluto a que todo el talento que se desarrolla en España sea conocido por parte del público y eso no pasaba en los años 80, era justo lo contrario, los medios eran partícipes y artífices de la eclosión que hubo en la cultura y en la música en general, durante los 80 y los 90, y ahora no, ahora son un freno muy grande, y es muy triste. Por ejemplo, en Méjico no ocurre, todo lo contrario…

También es muy difícil para los periodistas musicales, apenas hay hueco para hablar, hacer reseñas o crónicas de conciertos, la prensa especializada tradicional ha desaparecido y en la radio es también complicad, ¿no crees?
Es para todos. Todo aquel que tiene que ver con la música se ve perjudicado por el ninguneo de los medios a la música, es obvio. En la radio existen muchos prejuicios de cara a muchos tipos de música. Vale que seas un programa especializado y que tengas una dirección, pero no hay espacio donde sonar, hay tanta gente haciendo música que no suena en ningún sitio que es algo para planteárselo. Es responsabilidad también de los medios de comunicación, dar la importancia que tiene a la cultura en este país, pero son ellos los que se quedan con cuatro, y al resto los ningunean, y eso no contribuye, ya no hablo solamente de la música sino en general. Que no haya una sola televisión que programe un espacio de música exclusivamente, ni privada ni pública, es muy significativo. Así no se contribuye a que se regeneren las cosas, a que haya una nueva generación de talento, conocido y respaldado por el público…

Una de tus facetas menos conocida es la de profesora, en concreto has estado dando clases en la escuela Berklee, que tiene ahora sede en Valencia…
Estuve un año con ellos colaborando, dando clases particulares a unos alumnos maravillosos, la verdad, pero lo tuve que dejar porque no podía compaginarlo. Mi vida profesional es exigente, es simplemente poder tener tiempo y yo no lo tengo.

La voz tiene una gran importancia en nuestras vidas, pero parece que no atendemos a lo importante que es en muchas profesiones, para cantantes, profesores, periodistas, altos ejecutivos que tienen que hablar en consejos de administración, políticos…
Me parece el patito feo de muchas cosas. La voz es muy importante, el cuidado de la voz, el mantenimiento de la voz, la expresión en sí misma. He visto gente muy talentosa, con grandes capacidades intelectuales pero con un discurso que no estaba a la altura de sus conocimientos porque no ha sabido expresarlos debidamente y no ha sabido colocar bien la voz, expresar y tener una candencia interesante, y es triste. Hay un trabajo que hacer, la voz sirve para comunicar. Lo que buscamos todos es comunicarnos con ella, y cuanto más se conozca y mejor se trabaje, mejor comunicas a la gente, y mejor llega tu mensaje.

¿Y tú? ¿Para mantener la tuya en forma sigues algunas pautas específicas, alguna dieta o terapia?
Para mí lo habitual es llevar una dieta un poco especial, físicamente me cuido, duermo mis horas, no tomo excitantes, no tomo alcohol ni ningún tipo de drogas, por supuesto. Hago todo el ejercicio que puedo, que es poquísimo, pero es importante tomar conciencia de que yo uso mi instrumento, y en la medida de lo posible tengo que evitar dañarlo y utilizarlo de la mejor manera posible, que pasa por una buena alimentación, una buena respiración y tomar conciencia.

¿Acudes a la farmacia cuando tienes problemas de voz?
Suelo tomar alguna pastilla o compro algo que lleve propóleo y equinácea. No me obsesiona, es importante no obsesionarse con nada, la voz es un instrumento muy sensible a la emoción y al estado anímico. He comprobado, a lo largo de estos años, que cuanto más pendiente de ella estás, de si te vas a constipar o a poner afónica, más sale perjudicada. Es algo natural que va con nosotros y tiene mucho de musculatura, tiene que estar elástica, trabajada con el hábito de usarla con calidad, que esté entrenada y engrasada para que funcione bien…

Bueno, además hay que aprender a respirar, otro hábito que vamos olvidando a medida que crecemos…
Una de las cosas menos conocidas es la respiración, el “pranayama” que llaman en yoga y que ayuda muchísimo, al estado de salud, al estado de conciencia y al estado físico. Es algo que hacemos diariamente, y millones de veces a lo largo de nuestra vida, es lo que nos hace estar vivos, la respiración y no le damos la importancia que tiene. Para el canto tiene muchísima importancia. Así como respires y cuánta conciencia pongas en ello, así será tu canto.

Por último, ¿qué deseas para la música y para la cultura en este año 2015 que acaba de empezar?
Es importante que nosotros valoremos nuestra cultura, nuestra forma de hacer las cosas, tanto en el cine, la pintura, la literatura, el arte, el diseño, todo. Aquí hay gente muy talentosa, muchísimo, y tenemos que arroparnos entre nosotros y reconocer nuestros talentos, no solamente nuestros muchos defectos. A los países que hacen esto y a las sociedades que hacen esto les va mejor, a la vista está, tanto dentro como fuera, cuando uno está orgulloso de lo que hace también se vende mejor fuera, y tenemos muchos productos y cosas interesantes que al resto del mundo le pueden gustar, pero primero tenemos que valorarlo nosotros, sino no podremos llegar a ninguna parte.

Por Xoan Luaces





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.