ESTÁS LEYENDO...

Soluciones para el cabello del paciente oncológico...

Soluciones para el cabello del paciente oncológico

Soluciones para el cabello del paciente oncológico

Aunque los tratamientos anti-oncológicos se instauran para combatir el cáncer, con frecuencia no mantienen en buenas condiciones el resto de las células y órganos del cuerpo, dando como resultado una serie de daños cutáneos importantes que afectan de diversas maneras al paciente.

Entre estos daños se encuentra en un lugar destacado el pelo, pudiendo observar su pérdida, alteración de color, textura y calidad: el pelo comienza a caerse; normalmente, a las 1-3 semanas, y la alopecia es completa a los 1-2 meses de iniciar el tratamiento. La alopecia se vuelve claramente visible después de que se haya caído el 50% o más del pelo del cuero cabelludo, y si tenemos en cuenta que aproximadamente el 90% del cabello está en fase anágena, la pérdida de pelo por quimio suele ser abundante, dando como resultado una alopecia que resulta bastante obvia.

La alopecia inducida por quimioterapia es casi siempre reversible y empieza a recuperarse al mes de suspender el tratamiento. Ocasionalmente el nuevo pelo presenta características diferentes al original, pero lo esperable es con el tiempo recupere el mismo aspecto.

La mayoría, pero no todos los quimioterápicos inducen a la alopecia, por lo que es recomendable consultar siempre al oncólogo si en su caso está previsto este efecto adverso. Es normal que este problema preocupe y tenga un impacto en la propia imagen personal, pero en cualquier caso será transitorio y existen formas de combatir el problema.

Lo esperable es que se note la pérdida de casi todo el pelo (de la cabeza pero también de otras partes del cuerpo como las cejas, que tienen un gran impacto en la imagen facial). Dicha pérdida suele hacerse patente tras la 2ª semana del primer ciclo y ya es notoria tras el primer o segundo mes de tratamiento. Se explica por la toxicidad que produce el tratamiento sobre aquellos pelos que se encuentran en la fase de ciclo más activa (anágena), que en vez de durar dos o tres años como sería lo habitual, se pierden bruscamente en ese momento.

En ocasiones se observa alopecia mixta, en casos donde se combina quimioterapia con radioterapia en la zona de la cabeza. Otras veces lo que se objetiva es una pérdida parcial, lenta pero continuada con debilitamiento del cabello y pérdida de brillo (efluvio telógeno) que se objetiva frecuentemente con 5-FU, metotrexate o retinoides.

Asimismo, en caso de recibir tratamiento radioterápico, se puede producir alopecia, pero exclusivamente en la zona tratada y que puede ser temporal o permanente en función de la dosis recibida en el cuero cabelludo.

Estudio Alopecia femenina y repercusión psicológica

Son numerosos los estudios que ponen de manifiesto la repercusión psicológica negativa que tiene la alopecia sobre las mujeres. IMD (Instituto Médico Dermatológico) llevó a cabo un estudio realizado a mujeres diagnosticadas de alopecia moderada-grave y que acudieron de forma sucesiva a la consulta de IMD entre febrero y julio de 2011 para ser tratadas. Los cuadros de alopecia repercuten negativamente – ansiedad, depresión… – en aquellas personas que lo padecen y el recurrir a un tratamiento cosmético resulta una herramienta muy eficaz para obtener efectos psicológicos positivos casi inmediatos:
– Al inicio del estudio, el 83,33% de los pacientes mostraban diferentes niveles de ansiedad y a los 3 meses de la solución personalizada, el 74,99% mostraron una mejoría estadísticamente significativa.
– Antes del tratamiento, el 66,67% de las pacientes mostraron signos de depresión y a los 3 meses post-solución, desaparecieron en el 100% de los casos.

Soluciones Profesionales
En la actualidad, la pérdida de pelo y la enfermedad del cáncer han dejado de ser un tema tabú para la sociedad, permitiendo un abordaje más directo y favoreciendo medidas que permiten a los pacientes seguir con su rutina diaria y que también permitan disminuir las complicaciones derivadas de los tratamientos oncológicos.

Una apariencia física buena y cuidada se suele traducir en un buen estado de ánimo. Se trata de un camino de doble sentido, ya que tener un buen aspecto físico y autoestima conduce a la mejora del bienestar personal. Por lo tanto, atender estos cuidados desde el primer momento, tanto previo al inicio del tratamiento oncológico, como durante y tras finalizar dicho tratamiento y recibir consejo dermatológico conlleva siempre a un menor porcentaje de efectos adversos, así como una mejor calidad de vida y mayor autoestima del paciente.

Pelucas Oncológicas y estéticas fabricadas a medida
IMD realiza un trabajo de asesoramiento acerca de cómo solucionar estéticamente la caída temporal del pelo haciendo uso de pelucas oncológicas para evitar el que llegue a representar un serio problema de tipo psicológico. Los pacientes de esta empresa española reciben un trato especializado por profesionales experimentados que conocen en profundidad la problemática que rodea la enfermedad y se recomienda que su elección se realice con anterioridad al tratamiento para asegurar su entrega a tiempo.

Diseñadas con cabello natural sobre una base delicada, transpirable y transparente, se elige la textura del propio cabello del paciente y su colocación es muy segura ya que se ajusta a la piel mediante una delicada tira de silicona –libre de adhesivos para evitar que sea irritante-. Los clientes pueden elegir entre 4 líneas de pelucas estéticas siempre confeccionadas con cabella natural: Pelucas Trend, Pelucas Cabello Natural, Pelucas a Medida o Pelucas Antideslizantes.

Sistemas de Integración Capilar IMD
A nivel de paciente oncológico resulta una solución recomendable una vez finalizado el tratamiento de quimioterapia y/o para pacientes que reciben radioterapia. Se trata de la integración del cabello natural con el ya existente igualando color y textura y consiguiendo la densidad deseada. Los Sistemas de Integración IMD se realizan a medida, al estilo adecuado a cada caso, logrando un efecto totalmente natural. No se notan, no se mueven, son indetectables y totalmente hipoalergénicos.

Consiste en una malla donde va implantado el cabello y que se fija al paciente por medio de un entrelazado, formando una trenza alrededor de la zona afectada y uniendo manualmente el sistema de integración.
– Una solución estética, sin cirugía
– Te permite recuperar tu cabello, mejorar tu imagen y ganar autoestima
– Aspecto totalmente natural
– Válido para hombres y mujeres
– Servicios de mantenimiento con todo incluido, sin caducidad
– Gran calidad de los sistemas, certificación de garantía
– Aumenta la calidad de vida y minimiza aspectos psicológicos negativos derivados de la falta de cabello

Otras soluciones post tratamientos oncológicos
IMD, que cuenta con los mejores especialistas en el cuidado del cabello, las técnicas capilares más avanzadas y tecnología de última generación, siempre lleva a cabo una consulta médica privada con un especialista que determinará cual es el tratamiento más adecuado para cada caso. Existen desde tratamientos para conseguir recuperar la calidad y densidad del cabello como el Láser Helio Neón (baja potencia) y tratamientos de Bio-estimulación como el Plasma Rico en Plaquetas (PRP), Vitax Regeneración y B.E.T., hasta microinjertos con técnica FUSS (STRIP) o FUE.

Además, IMD cuenta con su propia línea de productos específicos para el cabello – champús, mascarillas, vitaminas, ampollas regeneradoras, etc. Consejos de cuidado para el cuero cabelludo de pacientes oncológicos Una vez iniciada la Alopecia Inducida Por la Quimioterapia (CIA), se recomienda a los pacientes oncológicos que lleven a cabo una serie de consejos y cuidados independientemente de que el paciente decida llevar la cabeza desnuda, utilizar pelucas o sistemas de integración:
– No utilizar rizadores eléctricos, rulos, horquillas etc que dañan el cuero cabelludo y favorecen
la caída del pelo.
– No utilizar lacas o espumas fijadoras ya que dañan el cuero cabelludo y favorecen la caída
del pelo.
– Emplear cremas con protección solar alta (+50), siendo de elección los filtros solares físicos
ya que con ellos disminuye el riesgo de desarrollar una dermatitis de contacto.
– Lavar la cabeza con champús suaves, neutros (ph5,5).
– En los casos en los que los pacientes opten por llevar la cabeza desnuda, es muy importante
que se protejan la misma contra el frio y el sol, además de con sombreros, pañuelos etc.
– Emplear para el secado una toalla suave.

El doctor Víctor Salagaray, especialista y pionero en la investigación y el tratamiento de los problemas del cabello, ha tratado a muchos pacientes de oncología y asegura que “el cáncer es una enfermedad grave y los oncólogos deben centrarse en curar al paciente, así que las secuelas estéticas pasan a un plano secundario. Sin embargo, tanto durante el tratamiento como cuando ya lo han finalizado, para los pacientes, en especial para las mujeres, recuperar su
imagen es esencial porque les ayuda a olvidar antes la enfermedad”. Según la especialista Capilar de IMD Soledad Gómez “es una experiencia muy gratificante tratar a pacientes de oncología, ya que la enfermedad tiene muchos efectos secundarios y una afectación psicológica importante. El poderles ayudar a mantener su imagen, les permite afrontarlo con más fuerza y entereza para poder luchar contra la enfermedad. Poder mantener su imagen significa que van a poder hacer frente a los duros meses de quimioterapia con un mejor estado psicológico que les va ayudar a soportar los efectos secundarios a nivel físico, no solo para ellos sino también para el resto de la familia, sobre todo en aquellos casos que tiene hijos pequeños.

Según la dermatóloga Alejandra Sánchez de IMD “es muy importante la recuperación psicológica del paciente oncológico durante el periodo en el que le es impartido el tratamiento quimioterápico, para superar las dificultades e impedimentos que éste suscita en el día a día de las personas que sufren cáncer”
Aurora Isidoro, responsable de postizos y pelucas de IMD: “Los pacientes que se están sometiendo a un tratamiento de quimioterapia son personas sumamente exigentes debido al miedo que sienten por su situación y al cambio de imagen que les puede ocasionar tener que llevar una peluca. Quieren que la peluca sea totalmente indetectable, y, en la mayoría de los casos, igual al estilo del cabello que tienen”.





ARTÍCULOS RELACIONADOS
  1. Colette

    10 enero

    Buenos dias, os he buscado por Internet y me ha encantado los temas sobre los que hablais. Son de actualidad y me encanta vuestro Blog. He oido que los tratamientos de taninoplastia para el pelo son muy eficaces. ¿Alguien lo ha probado? ¡Hasta luego!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.