ESTÁS LEYENDO...

Un videoclip musical ayuda a los más pequeños a en...

Un videoclip musical ayuda a los más pequeños a enfrentarse al asma al ritmo de la música

Un videoclip musical ayuda a los más pequeños a enfrentarse al asma al ritmo de la música

El videoclip musical “Usa bien el inhalador” enseña a los más pequeños manejar su asma

La asociación de pacientes ASMAMADRID, con el patrocinio de la Fundación SEAIC, ha producido el videoclip musical “Usa bien el inhalador” con el objetivo de enseñar y concienciar a los más pequeños que padecen asma y a sus familiares de una manera lúdica, ilustrativa y divertida el manejo correcto de los inhaladores y de la importancia de utilizarlos en los momentos en los que se padecen de episodios de asma.

Según Conxi Grau, presidenta de ASMAMADRID, “a través de este video educativo queremos enseñar, de una manera inédita y original, a utilizar los inhaladores y la cámara inhaladora a niñas, niños, a sus familiares y a adultos que padecen la enfermedad, así como los inconvenientes que puede conllevar no aprender a usarlo”. Este vídeo será utilizado en las diversas acciones que realiza ASMAMADRID, como los talleres que imparten en el Aula Respira del Hospital de La Princesa, en colegios, en congresos especializados y en la sede de la asociación para lograr su divulgación y concienciación sobre su manejo. “Compartiendo con otras personas nuestro problema de salud, surgen ideas y actividades que promueven el bienestar personal”, explica Conxi Grau.

Asma alérgica y asma no alérgica

El asma bronquial es una enfermedad crónica que afecta a más de 235 millones de personas en todo el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual se caracteriza por la aparición de episodios de dificultad respiratoria asociados a síntomas como sibilancias (silbidos al respirar), presión en el pecho, tos o sensación de ahogo. “Esta obstrucción bronquial es característicamente reversible total o parcialmente y el paciente puede estar temporadas sin desarrollar síntomas importantes. Sin embargo, es un error realizar el tratamiento antiasmático solo en los episodios de síntomas intensos, y, en general, un buen control de la enfermedad precisa de la realización de tratamiento de forma prolongada”, ha indicado el doctor Julio Delgado, presidente del Comité de Asma de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Según los datos extraídos del Informe Alergológica 2015 y en función de los factores que lo desencadenan se pueden dar dos variantes de asma que varían entre asma alérgica (82,2% de los pacientes) y que está provocada por condicionantes alérgicos como ácaros de polvo, pólenes, epitelios de animales, etcétera. O bien, puede darse asma no alérgica (16,8% de los pacientes), en el que no hay ningún mecanismo alérgico que desencadene la crisis del broncoespasmo, y que puede ser producido por la práctica de ejercicio, humo de tabaco, perfumes, contaminación ambiental, sustancias en el ámbito laboral, entre algunos de ellos. “La identificación del alérgeno causante del asma facilita medidas terapéuticas eficaces como la evitación del agente que los causa o el empleo de inmunoterapia en los casos en los que esté indicada, la cual es capaz de modular la respuesta alérgica y mejorar los síntomas respiratorios de estos pacientes” comenta el doctor Julio Delgado.

“La mayoría de niños y adultos no tienen bien controlados sus síntomas de asma, y en muchas ocasiones es debido a la falta de información y entrenamiento en habilidades de manejo del asma”, destaca el doctor Javier Contreras, del Servicio de Alergia Hospital Universitario La Paz y coordinador del grupo EDUCASMA.

“Todos los aspectos del tratamiento deben completarse con fármacos, principalmente administrados vía inhalatoria, para conseguir un control de la enfermedad que, en la mayoría de los casos, puede alcanzarse y permitir que el paciente asmático desarrolle sus actividades sin limitación”, insiste Delgado. Actualmente, existen diversos tratamientos para reducir los síntomas de la patología, como pueden ser los antiinflamatorios bronquiales y los broncodilatadores, donde destaca principalmente el formato de inhalador.

 

 





ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.