ESTÁS LEYENDO...

Una rinoplastia deben contemplar la funcionalidad,...

Una rinoplastia deben contemplar la funcionalidad, no sólo la estética

Una rinoplastia deben contemplar la funcionalidad, no sólo la estética

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) advierte que las rinoplastias, que se incrementan en verano, deben contemplar no sólo los aspectos estéticos sino también los funcionales. Al formar parte del rostro “se deben considerar las proporciones, la simetría y la armonía facial para conseguir un resultado natural. Pero, al mismo tiempo, es fundamental favorecer una buena respiración, pues si el resultado estético es bueno pero el funcional no, será un desastre y motivo de la insatisfacción del paciente”, subraya el doctor Manuel Tomás Barberán, presidente de la Comisión de Cirugía Plástica Facial de la SEORL-CCC.

La rinoplastia es el procedimiento más realizado en España en cirugía estética facial y su demanda aumenta en verano, ya que se aprovechan las vacaciones para la recuperación, según datos de la SEORL-CCC. Las razones por las que los pacientes solicitan recurrir a esta cirugía, “suelen ser una mezcla entre la estética y la función. Nos encontramos con hombres y mujeres que quieren mejorar el aspecto de su nariz y al tiempo mejorar su función respiratoria, y al revés. Además, hay muchos casos en los que para mejorar la respiración es necesario cambiar en cierta medida la forma de la nariz”, afirma el doctor Tomás Barberán. En este sentido, la Comisión de Cirugía Plástica Facial de la SEORL advierte de la importancia de que las personas interesadas busquen un otorrinolaringólogo para evitar complicaciones. Un estudio publicado en Facial Plastic Surgery realizado en departamentos de otorrinolaringología concluye que la obstrucción nasal es una de las causas más frecuentes de rinoplastia de revisión en pacientes después de un procedimiento previo.

Para que la rinoplastia sea un éxito es muy importante realizar un análisis estético prequirúrgico. “Es importante que el otorrinolaringólogo que va a realizar la intervención valore la proporción nasal con respecto a los demás elementos faciales, puesto que el objetivo deber ser conseguir un resultado natural y en armonía con la cara”, explica el doctor Tomás Barberán. Así mismo este trabajo previo es necesario para ajustarse en la medida de lo posible con la imagen nueva que quiere conseguir el paciente. “El análisis que realizaremos será global en primer lugar, donde determinaremos el tipo de cara, la simetría y la proporción facial, la altura, así como las distintas estructuras faciales”, añade. Se continuará de manera más específica valorando la anchura nasal, posibles curvaturas o desviaciones, la proyección del dorso, de la punta y la longitud nasal. “Las técnicas se van renovando cada año y cada vez se realizan más procedimientos abiertos que permiten mejores resultados. Lo importante es que éstos se mantengan en el tiempo, que la nariz envejezca con normalidad y que se vea bien en la cara del paciente”, concluye.

Abordaje integral de la nariz

Para el doctor Carlos Ramírez, miembro de la junta directiva de la SEORL-CCC, la otorrinolaringología “es la única especialidad que aborda de manera integral la nariz e incluye en sus planes nacionales de formación la rinoplastia en su abordaje funcional y estético”. También es la especialidad que más rinoplastias realiza, según el doctor Ramírez. “Los pacientes prefieren cada vez más que el cirujano no sólo se preocupe de la estética de la nariz sino también de sus funciones respiratorias”, asegura.

Entre los avances de la rinoplastia realizada por otorrinolaringólogos figura la incorporación de tecnología piezoeléctrica, que “permite cirugías con menos hematomas, más precisas y con un postoperatorio más cómodo para el paciente”, señala el doctor Ramírez.



COMPARTIR Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter


ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.