Enfermedades Renales

La enfermedad renal se refiere a afecciones y problemas con los riñones y sus funciones (nefronas). Provocando una alteración de los niveles de la sangre y la orina.

Enfermedades Renales:

Enfermedad renal crónica: se denomina así, cuando los riñones dejan de funcionar durante un período más prolongado, como 3 meses o más. Esto generalmente se debe a la presión arterial alta en el cuerpo. Mantener los niveles de presión arterial en el cuerpo es muy importante ya que el aumento de la presión arterial daña los glomérulos en los riñones, lo que conduce a insuficiencia renal. Los diminutos vasos sanguíneos que limpian la sangre en los riñones se denominan glomérulos. La enfermedad renal crónica también puede deberse a la diabetes. Los niveles altos de azúcar causan graves daños a los vasos sanguíneos de los riñones. Una vez que se diagnostica la afección, se aconseja al paciente que se someta a diálisis. La diálisis es un proceso que ayuda a extraer los desechos y líquidos adicionales de la sangre. Este proceso puede ayudar a que los riñones funcionen mejor, pero no puede curar la enfermedad.

Cálculos renales: los cálculos renales se forman debido a la cristalización de minerales y otras sustancias absorbidas de la sangre. Estos cálculos renales se descartan de los riñones al orinar cuando son pequeños y diminutos. Sin embargo, la afección empeora y se vuelve difícil pasar por la orina cuando las piedras crecen. Esto causa un dolor intenso y necesita atención médica para curar la afección. Esta enfermedad es curable y no causa mayores riesgos para la salud.

Glomerulonefritis: esta es una afección causada por la inflamación de pequeños vasos sanguíneos en los riñones llamados glomérulos. Los glomérulos filtran la sangre que pasa por los riñones. La glomerulonefritis es causada por alergias a medicamentos, infecciones o un trastorno que ocurre poco después del nacimiento. La glomerulonefritis no necesita ningún tratamiento y se cura por sí sola.

Enfermedad renal poliquística: el crecimiento de muchos quistes pequeños llenos de líquido en el riñón se denomina enfermedad renal poliquística. Este suele ser un trastorno genético transmitido de antepasados. Estos quistes interrumpen la función renal y provocan insuficiencia renal. Este es un problema grave y necesita atención médica. Los quistes individuales también se forman en los riñones, pero estos son muy comunes y no peligrosos en comparación con los poliquísticos.

Infecciones del tracto urinario: es una infección causada en el sistema urinario. La mayoría de las veces, la infección urinaria comienza en la vejiga y la uretra. Esta infección es muy común y se puede curar fácilmente, sin embargo, si no se trata, puede causar problemas de salud graves e insuficiencia renal.

Síntomas

Los principales síntomas que presentan las enfermedades renales son

  • Pérdida de apetito
  • Hinchazón alrededor de los ojos y piernas
  • Cansancio o Fatiga
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para respirar
  • Problemas para dormir o Insomnio

Una vez que la condición se agrava, se desarrollan otros síntomas como:

  • Cambios en la producción de orina
  • Disminución del deseo sexual
  • Aumento de los niveles de potasio, esta condición se llama hiperpotasemia.
  • Anemia
  • Retención de líquidos
  • Vómitos y náuseas
  • Inflamación en el saco de líquido que cubre el corazón llamado pericardio.

Es posible que con el paso del tiempo aparezcan otras manifestaciones como picores, quemazón plantar, inquietud de piernas, dolor de huesos, color de piel amarillento, mal aliento o interés sexual disminuido, entre otras.

Causas

Las enfermedades renales pueden tener causas muy variadas, aunque los factores de riesgo más comunes que pueden conllevar a su desarrollo pueden ser el tabaco, alcohol, una mala alimentación, el abuso de algunas substancias farmacológicas y un estilo de vida sedentario, entre otros.

Factores de riesgo

Diabetes: el aumento del nivel de azúcar en el cuerpo daña los vasos sanguíneos y los filtros de los riñones que limpian la sangre. Esto conduce a la retención de más sangre y agua en el cuerpo y acumula más desechos. Esto causa insuficiencia renal.

Presión arterial alta: el aumento de la presión arterial provoca daños graves en los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. El aumento del flujo sanguíneo debilita y cicatriza los vasos sanguíneos de los riñones. La acumulación de líquidos adicionales, eleva el nivel de presión arterial y causa daños a los riñones. 

Lupus: es una afección que permite que el sistema inmunológico ataque algunas partes del cuerpo, incluidos los riñones. La afección que afecta a los riñones se llama nefritis lúpica. Esto causa un daño severo a los vasos sanguíneos de los riñones.

Anorexia nerviosa: esta afección se encuentra en personas anémicas y en aquellas que pesan un 15% menos que su peso corporal ideal. Esto se debe a la falta de sal y agua en el cuerpo, lo que provoca daños graves e insuficiencia renal.

Mieloma múltiple: en el mieloma múltiple, la producción excesiva de glóbulos blancos en la médula ósea eclipsa a los glóbulos sanos. Estas células cancerosas producen proteínas anormales que afectan los riñones y causan insuficiencia renal.

Vasculitis ANCA: Se produce cuando los vasos sanguíneos de los riñones y otros órganos son atacados por los anticuerpos del cuerpo que combaten los gérmenes. Esto permite que la sangre y las proteínas se mezclen con la orina y provoque insuficiencia renal.

Bloqueo de la orina: cuando tiene dificultades para orinar, esto podría significar que la orina está bloqueada. Este bloqueo puede causar varios trastornos renales al aumentar la presión y la infección en los riñones. 

Coágulos de sangre: los coágulos de sangre en el riñón causados ​​por un trastorno sanguíneo llamado púrpura trombocitopénica trombótica pueden provocar daño renal severo. Es una condición en la que también se ven afectados el corazón y el cerebro. Puede provocar problemas de salud graves si no se trata lo antes posible

Esclerodermia: afecta los vasos sanguíneos y los tejidos conectivos y rara vez se encuentra. Endurece y tensa los vasos sanguíneos y los tejidos conectivos, lo que afecta los riñones al filtrar proteínas en la orina. Esto aumenta los niveles de presión arterial y conduce a una insuficiencia renal rápida.

Enfermedad renal poliquística: la presencia de varios bultos pequeños llenos de líquido en el riñón se denomina enfermedad renal poliquística(inflamación de riñones). Si no se trata antes, podría provocar un daño renal severo y/o conducirá a una insuficiencia renal.

Diagnóstico

Si tiene algún síntoma mencionado anteriormente visite a l médico. Aquí hay algunos procedimientos importantes que se siguen para diagnosticar la enfermedad renal.

Tasa de filtración glomerular (TFG): se realiza para controlar la tasa de filtración del riñón y sus funciones para determinar el estadio de la enfermedad.
Análisis de orina: la muestra de orina se observa con un microscopio para buscar infecciones bacterianas, sangrado y otros signos de problemas renales.
Ultrasonido del riñón: el ultrasonido de los riñones genera imágenes claras de los riñones. Estas imágenes muestran daños en los riñones como obstrucción de la orina, aparición de cálculos y quistes.
Tomografía computarizada (TC): una tomografía computarizada ayuda a tomar imágenes seccionales de los órganos a través de rayos X que brindan detalles claros del problema en los riñones.
Biopsia de riñón: en este procedimiento se extrae una pequeña parte del tejido del riñón enfermo. La muestra obtenida se estudia más a fondo al microscopio para concluir la gravedad del problema. Este último sigue después de sedarlo con anestesia local.
Exploración de imágenes por resonancia magnética (IRM): las imágenes de alta resolución del riñón se capturan a través de un escáner que emite ondas de radio en un campo magnético. Esto ayuda al médico a diagnosticar el problema con gran claridad.

Tratamiento 

No todos los pacientes con enfermedad renal se someterán al mismo tratamiento. Algunos de los métodos de tratamiento eficaces para los problemas renales son:

Antibióticos: dependiendo de los resultados de su análisis de sangre y orina, su médico le recetará antibióticos para combatir las bacterias. A esto se le llama terapia con antibióticos.

Nefrostomía: es un procedimiento para drenar la orina bloqueada en los riñones y se proporciona un tratamiento adicional relevante para eliminar la obstrucción. Este procedimiento se realiza pasando un catéter a través de la piel para llegar a los riñones.

Litotricia: se realiza mediante una máquina para proyectar ondas de choque de ultrasonido que atraviesan el cuerpo para romper los cálculos renales grandes en pedazos pequeños. Estos pequeños trozos pueden pasar fácilmente por la orina más tarde.

Nefrectomía: es una cirugía que se realiza en pacientes que padecen cáncer de riñón y otros problemas renales graves. El riñón dañado se extrae por completo durante esta cirugía.

Diálisis: es un método que se sigue para purificar la sangre con la ayuda de máquinas. Este procedimiento se realiza cuando los riñones están a punto de fallar o dañados por completo. Es un proceso repetitivo que debe realizarse una vez cada pocos días o semanas. Este proceso se realiza hasta que se encuentre un donante. Hay dos tipos de diálisis: Hemodiálisis y diálisis peritoneal.