Antonio Mingorance: “Las subastas han supuesto un incesante goteo de desabastecimientos en Andalucía”

0
149
antonio mingorance

Justo cuando en Andalucía se abandona un sistema de subasta de medicamentos cuyas repercusiones han sido la falta de equidad, el aumento de desabastecimientos y la pérdida de adherencia a los tratamientos, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF) propone en su informe una subasta NACIONAL de medicamentos. Charlamos con el presidente del Consejo Andaluz de COF (CACOF) y de Bidafarma, Antonio Mingorance, sobre las dificultades y trabas que la experiencia en Andalucía ha supuesto para las farmacias que integran esta Comunidad.

  • En alguna ocasión ha dicho que las soluciones del mundo de ayer no sirven para la farmacia de hoy. ¿Cuáles son los desafíos para la farmacia actual, en el contexto de globalización y de fragmentación política que estamos viviendo?

En un contexto global, político y económico, como en el que vivimos hoy día, algunas voces parecen obstinadas en que la farmacia deba regirse por criterios economicistas que, tal vez, puedan funcionar en otros sectores, pero que no sirven para nada para un ámbito tan trascendental como es la salud. Así ha quedado patente, por ejemplo, con las subastas de medicamentos de Andalucía, que han generado problemas ya conocidos tanto para la profesión como para los pacientes, y cuyo supuesto ahorro tampoco se ha traducido en mejoras en nuestro sistema sanitario. Ante esta realidad, desde la farmacia venimos trabajando desde hace mucho tiempo por hacer ver, tanto a la clase política como al conjunto de la sociedad, el enorme potencial que tenemos como profesionales sanitarios de proximidad en cuestiones como la prevención, la promoción de la salud, la adherencia terapéutica, la asistencia a pacientes crónicos o el envejecimiento activo, entre otros. La población de a pie que pasa a diario por las casi 4.000 farmacias ya lo ha comprobado. Ahora nos afanamos en demostrar a las administraciones, con datos por delante, que apostar por la farmacia es apostar por la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario, sin desmerecer nuestra calidad asistencial.

  • Frente a las nuevas guerras comerciales abiertas en un mundo cada día más global: ¿Cuál es la fórmula mágica para la farmacia?

Creo que no existe ninguna fórmula mágica para casi nada en la vida. Yo confío más en el trabajo serio y concienzudo, como el que hemos venido realizando toda la profesión farmacéutica española desde los años más duros de la crisis, años de duro ajuste económico, pero en los que tuvimos la capacidad de modernizarnos y tener una visión más amplia de lo que puede ser la farmacia. Porque la farmacia es medicamento, esa es nuestra razón de ser, pero en torno a la dispensación se pueden abordar otros muchos ámbitos en los que podemos tocar tareas de prevención, diagnóstico precoz y mejora de la adherencia de los pacientes crónicos. Todo eso, sumado a nuestra capilaridad, cercanía, confianza y accesibilidad, creo que nos otorga una amplia capacidad para aportar soluciones a los retos de futuro que se le plantean a nuestro sistema sanitario.

  • Todos los Colegios Oficiales de Farmacéuticos, con el CGCOF a la cabeza, han advertido de que el modelo de subastas incluido en el informe presentado por la AIREF generaría graves perjuicios para la salud. ¿Cuál ha sido su experiencia en Andalucía? ¿Difiere el modelo propuesto por la AIREF del que se ha venido aplicando en su Comunidad los últimos años?

En lo que respecta a la subasta de medicamentos, la propuesta de la AIREF supone una extrapolación del sistema aplicado en Andalucía en estos últimos años y que tan nefastos resultados nos ha deparado, tanto a los profesionales como a los pacientes. Entre todos los problemas derivados de esta desafiante medida, creo que el más lacerante ha sido el incesante goteo de desabastecimientos, un auténtico quebradero de cabeza que nos ha obligado a buscar soluciones a partir de la nada para no privar al paciente de su derecho a acceder a sus medicamentos. Y tras eso, la dificultad que ha conllevado poder justificar ante la administración una presentación que no venía incluida en la licitación. En suma, un rosario de problemas. 

Al margen de esa medida, también es cierto que la propuesta de la AIREF contempla un punto que sí compartimos, y que era el referente a la apuesta por la farmacia asistencial. Siendo justos, si bien la propuesta de la subasta nacional nos parece una medida a descartar dada la nefasta experiencia en Andalucía, sí aplaudimos la sensibilidad mostrada hacia los beneficios en materia de salud inherente a la prestación de servicios asistenciales desde la farmacia.  

  • Lo cierto es que, según las estadísticas, el 48% de los medicamentos que no están disponibles en las farmacias son fármacos incluidos en las subastas andaluzas, única comunidad en la que se ha aplicado y que ha anunciado su retirada por la complejidad y los problemas que ha provocado para la población…

Exacto. Creo que estos datos hablan por sí solos y ponen de manifiesto el notable perjuicio sanitario que representaría aplicar a escala nacional una medida tan desafortunada como la subasta de medicamentos.

Antonio Mingorance: “Telederma es un servicio pionero de cribado de precáncer y cáncer de piel desde la farmacia comunitaria”

  • ¿Y qué opina del nuevo modelo de copago que propone el informe de la AIREF? ¿Cree que, como lo justifica dicho informe, generaría una mayor equidad para la población?

Como ha sucedido con otras medidas de copago anteriores, consideramos preferible tomar otras medidas que no afecten tan directamente a pacientes, mayoritariamente aquéllos con enfermedades crónicas complejas. Este tipo de medidas tienen implícito un elevado riesgo de efecto disuasorio en los pacientes a la hora de cumplir correctamente con los tratamientos prescritos, favoreciendo que muchos no los sigan tal como está prescrito o, directamente, los abandonen, con el consecuente perjuicio para su salud. Algo así sucedió con el copago establecido en 2012, y la experiencia no invita a ser optimista ante esta nueva posibilidad planteada.

  • El desarrollo de servicios asistenciales por el farmacéutico que menciona AIREF supone un reconocimiento a la Farmacia Asistencial. Incluso se habla de destinar partidas monetarias para su implementación. ¿De qué manera fomentan desde el CACOF los servicios asistenciales?

Los servicios asistenciales representan hoy día una de las principales apuestas del CACOF. Nuestro primer programa fue, en 2012, el Sistema Personalizado de Dosificación de Medicamentos (SPD), que hoy día ya está presente en más del 60% de las oficinas de farmacia de la Comunidad Autónoma. Luego han venido MAPAfarma® (Monitorización Ambulatoria de la Presión Arterial), el patrón oro de la presión arterial, y más recientemente ANM (Asistencia en Nuevos Medicamentos). Junto con estos servicios, desde el CACOF también se ha apostado por iniciativas como la Campaña de Peso y Salud Infantil (PySI), que ayudan a poner en valor el potencial de los profesionales farmacéuticos en cuestiones que trascienden la dispensación de medicamentos y que entroncan con la apuesta por la prevención y la promoción de la salud. Aparte de ello, a fin de facilitar la implantación y desarrollo de estos servicios, el Consejo Andaluz cuenta con su propia plataforma tecnológica, AxonFarma®, que se convierte en un auténtico asistente del farmacéutico y permite gestionar la historia clínica del paciente.

  • Háblenos del proyecto Telederma, una iniciativa conjunta y única en el ámbito privado puesta en marcha por Bidafarma y el hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz para la prevención del cáncer de piel. ¿Cuántas farmacias ofrecen este servicio?

Telederma es un servicio pionero de cribado de precáncer y cáncer de piel desde la farmacia comunitaria, en la que se acerca al paciente al dermatólogo a través de la tecnología, aprovechando la capilaridad y cercanía del farmacéutico. Se trata sin duda, de una apuesta por la farmacia asistencial y por la profesión farmacéutica como agente de salud más próximo a la sociedad. Desde su puesta en marcha, los resultados arrojados por las pruebas realizadas, han detectado diversas patologías relacionadas con la piel, anticipándose a posibles riesgos y remitiendo al paciente a su médico.

  • Entre sus muchas iniciativas, el Consejo Andaluz ha puesto en marcha “Tú y tu farmacia”, una campaña en la que el paciente es el protagonista y cuenta en primera persona el valor social de la profesión farmacéutica. A raíz de sus testimonios, ¿cuál es el pulso que late en la calle?

‘Tú y tu farmacia’ es la constatación fehaciente de nuestro día a día en la farmacia: los usuarios tienen depositada una confianza enorme en sus farmacéuticos. El hecho de que estemos a su disposición muchas horas al día, cerca de sus casas, que no haga falta cita previa para visitarnos o que podamos ofrecerles información de alto valor para su salud, creo que intensifica ese estrecho vínculo.

  • Octubre es el Mes de la Salud Mental. Háblenos de la campaña “Cuéntame tú”, una iniciativa promovida por el CACOF y otras entidades como FEAFES Andalucía Salud Mental, AEN y Bidafarma, que busca concienciar a la población sobre los problemas de salud mental y ofrecer a los farmacéuticos herramientas para el apoyo a cuidadores y familiares. ¿Cómo se ha orquestado esta campaña y por qué se ha pensado en las farmacias para desarrollarla?

El tipo de paciente que pasa por una farmacia es muy heterogéneo. A fin de poder ofrecerles el mejor asesoramiento a todos ellos, promovemos iniciativas de colaboración que nos permitan conocer mejor sus necesidades, amoldarnos a ellas y poner en común inquietudes y propuestas que favorezcan un trato más personalizado y satisfactorio para el paciente en sí. Es así como nacen el común de las campañas que promovemos junto a colectivos de pacientes. En el caso concreto de ‘Cuéntame tú’ se consideró que la farmacia, dado que es lugar de paso habitual de personas que padecen algún tipo de trastorno mental (esa persona en sí o alguien de su entorno), y aprovechando su ya conocida capilaridad y accesibilidad, era un espacio propicio para esta labor de asesoramiento. Aparte, también se sensibilizará contra el estigma que rodea a las personas afectadas por este tipo de patologías.

  • El CACOF también está desarrollando una campaña para promover la adhesión de las farmacias andaluzas a la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (RASSELH). ¿Por qué es tan importante la adscripción de las farmacias a esta red y qué compromisos adquieren estos establecimientos al adherirse?

Desde el CACOF tenemos el objetivo de crear la mayor red europea de espacios libres de humo, y consideramos que el camino, la experiencia y los estándares planteados por la RASSELH son óptimos para conseguirlo. Se trata de un protocolo avalado internacionalmente que ya seguían hospitales y centros de salud de Andalucía, y al que ahora se han sumado el propio Consejo Andaluz, los Colegios provinciales de farmacéuticos y, por supuesto, las oficinas de farmacia, que ese es nuestro anhelo principal. Son muchas las que ya forman parte de este proyecto, en el que anualmente se revisa y certifica que se cumplimentan requisitos tales como señalética, cumplimiento de los protocolos antitabaco por parte de los propios trabajadores o promoción del cese tabáquico entre usuarios para poder seguir estando adherido a esta red.

  • Otra iniciativa que merece una mención especial es la campaña de comunicación y formación para favorecer el correcto uso de los antimicrobianos desde la farmacia andaluza, también impulsada por el CACOF, al adherirse al Programa integral de prevención, control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, y uso apropiado de los antimicrobianos (PIRASOA). Háblenos de ella.

Creo que nuestra adhesión a PIRASOA era un hecho necesario y una cuestión de lógica que sucediera. Los farmacéuticos somos los principales expertos en el medicamento, y los comunitarios, más en concreto, somos un eslabón esencial en la cadena de relación de la población con los tratamientos. No podíamos quedarnos al margen de un programa de la Consejería de Salud que pone el foco sobre un hecho trascendental para la salud pública: el incorrecto uso que hace un amplio porcentaje de la sociedad de los antibióticos, con las negativas consecuencias que ello genera en cuanto que favorece las resistencias antimicrobianas. Por desgracia, España, es uno de los países que lidera esta mala praxis en Europa. Nuestro propósito es seguir la estela de lo ya conseguido por hospitales y centros de salud, que en los primeros tres años de la iniciativa consiguieron reducir el uso de antibióticos un 15,8 y un 17 por ciento, respectivamente. Las dos principales iniciativas han sido dos campañas: la primera bajo el lema #antibioticoslosnecesarios, y la segunda denominada “La higiene en tus manos”, una iniciativa promovida conjuntamente por los Consejos Andaluces de Colegios de Farmacéuticos, Médicos y Odontólogos y la propia Consejería de Salud.

  • Una de las actuaciones más exitosas que ha llevado a cabo el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (CACOF) es el proyecto para la tramitación electrónica de la petición de estupefacientes desde las farmacias andaluzas a los almacenes de distribución, que ya está disponible en las 3.877 farmacias que hay en Andalucía. ¿Qué ha supuesto esta medida para los pacientes y qué ventajas tiene para los farmacéuticos, proveedores/distribuidores, Colegios farmacéuticos y Administración?

Sin lugar a duda, comodidad y seguridad, dos conceptos que en muchas ocasiones no suelen casar bien, pero que en este caso se complementan a la perfección. Este módulo de tramitación de estupefacientes se ha convertido hoy día en una herramienta esencial en la tarea cotidiana de las farmacias, siendo la primera que estuvo operativa, y que en breve se incluirá dentro de la plataforma AxónFarma®, diseñada para la gestión de la historia clínica del paciente y especialmente orientada a que favorezca la implantación y desarrollo de servicios asistenciales en las boticas andaluzas.

  • El pasado mes de febrero, el SAS anunciaba que pagará 10,7 millones de euros entre el periodo 2010 a 2015 a las oficinas de farmacia andaluzas como compensación por no poder dispensar fármacos designados como hospitalarios, tras una sentencia del Tribunal Supremo. ¿Qué le parece esta medida? ¿Cree que las farmacias están preparadas para dispensar este tipo de medicamentos?

Por supuesto que están preparadas, ya que a la farmacia regresa lo que nunca tuvo que salir de ella. Era una cuestión lógica que retornara a sus cauces habituales. Me parece una decisión de justicia, no sólo con la farmacia comunitaria, que por supuesto, sino también con los pacientes. ¿A qué distancia media está una farmacia del domicilio de cualquier persona? A menos de quinientos metros. ¿A cuánto puede estar el hospital más cercano? A decenas de kilómetros. Como en casi todo lo que atañe a la farmacia, lo que es bueno para el paciente también lo es para nosotros.

  • Según las propias palabras del director gerente del SAS, Miguel Moreno, “la decisión tomada en 2010 de llevar al ámbito hospitalario estos medicamentos fue un error que ahora supondrá un importante desembolso para el sistema sanitario público”. ¿Cree que esto puede volver a ocurrir?

Muchas decisiones de las administraciones públicas se pueden considerar erróneas. Y seguro que fueron tomadas con el mejor de los propósitos o en base a estudios y parámetros que consideraban los más idóneos, aunque en la práctica real no fuera así. Por tanto, creo que nunca es descartable que, atendiendo criterios considerados óptimos, se decida adoptar una medida de corte similar.

  • El Día Internacional de las Cooperativas que se celebraba el 6 de junio, se resaltaba la importancia del cooperativismo para el modelo farmacéutico español: solidario, equitativo, accesible y cercano. ¿Qué amenazas existen actualmente para este modelo tradicional de distribución?

Mas que amenazas, las principales adversidades a las que nos enfrentamos son, por un lado, los vaivenes de la administración respecto a la farmacia, que se manifiestan en bajada de precios de medicamentos o la futura implantación de una subasta nacional y que desde la experiencia que hemos vivido con las subastas andaluzas, puedo afirmar que la implantación de las subastas de forma nacional perjudicaría gravemente a los pacientes y por supuesto, a la farmacia. Durante este tiempo de subastas andaluzas, los pacientes viven con continuos desabastecimientos y cambios de medicación, lo que se traduce en falta de adherencia y calidad asistencial. Y, por otro lado, el desabastecimiento global al que nos enfrentamos y que preocupa mucho a la cooperativa porque afecta a medicamentos de uso sin sustitución, afectando significativamente a la salud de la población. Desde Bidafarma hemos creado canales de comunicación para informar a nuestros socios sobre la situación de las referencias en desabastecimiento y las herramientas con las que contamos para ofrecerles solución.

  • Recientemente, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha iniciado una investigación contra varias páginas web y aplicaciones móviles que actúan como intermediarios en la venta de medicamentos. ¿Qué le parece que se investigue a plataformas ilegales de venta de fármacos?

Es indudable que me parece perfecto que se adopte esa postura. Al operar en un plano al margen de la legalidad nadie garantiza la seguridad, la trazabilidad o la procedencia de esos medicamentos que comercializan. A sus usuarios hay que hacerle ver el peligro intrínseco que conlleva adquirir esos productos. Están jugando con algo muy serio: su salud. La propia AEMPS estableció unas reglas muy claras para todos aquellos agentes que desean vender medicamentos a través de internet. Y esas reglas nos garantizan un escenario de igualdad y seguridad tanto para los dispensadores como para las personas que adquieran por esos canales sus tratamientos.

  • Desde el Consejo General también han advertido a las oficinas de farmacia de la ilegalidad en la que incurren si colaboran con estos intermediarios. ¿Cree que esta práctica es frecuente entre sus colegas de profesión?

Las oficinas de farmacia están muy concienciadas del daño y las consecuencias que conlleva la venta ilícita de medicamentos a través de internet. Ellas son las primeras damnificadas, tanto en su operatividad cotidiana como en las acciones legales que se pueden derivar de su implicación en una actividad así.

  • Como presidente de Bidafarma, ¿qué peligros entrañan estas plataformas para el modelo tradicional de distribución farmacéutica?

El principal peligro de este tipo de plataforma es el riesgo que puede suponer para el paciente, ya que el medicamento no llega con las garantías de calidad, seguridad y eficacia requeridas, y sin lo que es más importante, la intervención del farmacéutico como profesional sanitario.

  • El desarrollo de actividades culturales, educativas, editoriales y científicas también está en la hoja de ruta de Bidafarma. Háblenos un poco de las que están en marcha en este momento.

Desde la puesta en marcha de Bidafarma, colaboramos con las diferentes instituciones educativas ofreciendo becas y posibilidades de realizar prácticas profesionales dentro de la cooperativa. Ejemplo de ello es la creación de la Cátedra Bidafarma con la Facultad de Farmacia de la Universidad de Granada o el Premio Bidafarma junto a la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla.

También apoyamos al Consejo y los Colegios en todas aquellas jornadas, encuentros y actividades que realizan, así como a las diferentes sociedades científicas como son la Fundación Pharmaceutical Care o SEFAC.

  • Muchas ciudades españolas, como Sevilla o Toledo, han sido elegidas para la celebración de Exposervicios, algo así como una feria en la que se muestran todos los servicios que Bidafarma ofrece a sus farmacias asociadas. ¿Habrá más?

Durante este último cuatrimestre del año, celebraremos nuevas ediciones en Santiago de Compostela y Málaga. De esta forma, Bidafarma apuesta por el contacto directo de la farmacia con la industria farmacéutica, a través de la cooperativa, para que nuestros socios puedan conocer directamente las últimas novedades del sector, acompañado de diversas actividades formativas.

  • Cádiz acogerá del 3 al 5 de octubre el XI Congreso Nacional de Atención Farmacéutica, promovido por la Fundación Pharmaceutical Care España con la colaboración del Colegio de Farmacéuticos de Cádiz. ¿Qué novedades se van a presentar y qué asuntos se van a debatir?

Para la Farmacia andaluza es un orgullo poder acoger el principal encuentro sobre atención farmacéutica del país, en el que se abordará el papel relevante que el farmacéutico puede jugar como auténtico ‘influencer’, usando un término muy en boga hoy día, de la salud de la población, y todas aquellas herramientas que le van a ser de utilidad en su labor cotidiana. Me refiero a herramientas de comunicación, gestión, interrelación con los distintos niveles asistenciales, nuevas tecnologías al servicio de la farmacia asistencial, etc. Todo esto se tratará desde un plano muy práctico con el objetivo de que los asistentes puedan implementarlo cuanto antes en su actividad cotidiana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here