Baja cobertura de vacunación frente a la gripe estacional

0
1205

El Grupo de Estudio de Vacunación en el Adulto (GEsVA) incide en la baja cobertura vacunal frente a la gripe estacional, con motivo de su simposio “La vacunación también es cosa de adultos” que se celebra en el marco el X Congreso de la Sociedad Española de Quimioterapia (SEQ), que tiene lugar en Córdoba hasta mañana.

El doctor Ramón Cisterna, coordinador del GEsVA y jefe del Servicio de Microbiología Clínica y Control de la Infección del Hospital de Basurto (Bilbao), ha explicado que en España “habría que aumentar la tasa de cobertura vacunal en la población de riesgo hasta, al menos, el 75%, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). El año pasado esta cifra se situó en torno al 62%, por lo que hay que intentar mejorarla con el fin de estar protegido durante la época de máxima acción del virus, prevista para el periodo de diciembre a marzo”.

Por su parte, el doctor José Luis Cañada, miembro del GEsVA y coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades Infecciosas de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), subraya la importancia de que todos los profesionales sanitarios se impliquen en aumentar la tasa de cobertura vacunal. En concreto, los grupos de riesgo que se deben vacunar todos los años están formados por personas mayores, enfermos crónicos y niños. El año pasado la cobertura de vacunación de esta patología en enfermos respiratorios fue sólo del 40%, aunque en las personas mayores de 65 años esta cifra alcanzó el 69%, apunta el coordinador del GEsVA.

En esta misma línea, el doctor José Luis Viejo Bañuelos, jefe del Servicio de Neumología del Hospital General Yagüe, miembro del Grupo de Estudio de Vacunación en el Adulto (GEsVA), asegura que “se ha demostrado que la vacuna antigripal anual y la vacuna antineumocócica cada 5 u 8 años pueden disminuir el número de infecciones graves y la morbimortalidad en personas de edad avanzada y en pacientes con Enfermedad Pulmonar  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosObstructiva Crónica (EPOC), una patología que afecta en nuestro país a cerca de 1,7 millones de personas”. Asimismo, añade, “la vacuna contra la gripe común evita del 50 al 60% de las hospitalizaciones y un 80% de fallecimientos derivados de estas complicaciones. Por eso, no hay que olvidarse de concienciar a los adultos sobre la trascendencia de vacunarse para conservar la salud y evitar un número importante de efectos adversos, incluida la muerte, por los agentes responsables de estas infecciones”.

El beneficio de vacunar a los colectivos

A juicio del doctor Cañada, “también sería aconsejable generalizar la vacunación en las personas obesas y a partir de los 50 años, ya que este grupo de edad puede tener otras patologías de base como hipertensión arterial, diabetes, etc., que con la gripe podrían dar lugar a ciertas complicaciones”. También considera beneficioso ampliarla a otros colectivos que, por su profesión o nivel de cuidados, tienen capacidad de transmitir el virus a otras personas que presentan un alto riesgo de complicaciones; así como a los bomberos, protección civil, docentes y deportistas de alta competición.

Asimismo, este experto insiste en la recomendación de que el personal sanitario se vacune. “Es preciso porque debido al continuo contacto con los pacientes, por un lado es una población expuesta en todo momento a ser contagiada por el virus de la gripe, y por otro, es posible que ellos mismos puedan transmitir la gripe a un paciente susceptible cuando aún están en periodo de incubación”. En España se estima que sólo el 25% de los profesionales sanitarios se vacuna contra la gripe.

Por su parte, el doctor Ángel Gil, miembro del GEsVA y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid), señala que, aunque esta vacunación es especialmente importante en personas mayores, niños, afectados con enfermedades crónicas y personal sanitario, entre otros colectivos, “todas las personas que quieran evitar la gripe estacional pueden vacunarse” y recuerda que en adultos sanos la vacunación antigripal puede prevenir hasta el 90% de los casos de enfermedad.

Según la OMS, las epidemias de gripe común causan de 3 a 5 millones de casos de enfermedad grave y de 250.000 a 500.000 muertes al año, aunque en los países industrializados la mayoría de estos fallecimientos corresponden a mayores de 65 años. En España se calcula que anualmente mueren entre 1.500 y 1.600 personas como consecuencia directa e indirecta de la gripe. De ahí la importancia de no bajar la guardia frente a esta enfermedad, según el doctor Cisterna, quien incide en que “esta vacuna no inmuniza frente a los restantes virus circulantes, ni frente al H1N1. Por el momento hay que protegerse contra la gripe estacional y cuando llegue la nueva vacuna iniciar la administración en las cohortes recomendadas por las autoridades sanitarias nacionales e internacionales”.

Encuesta en la web del GEsVA
El GEsVA ha puesto en marcha una nueva encuesta online en su web http://www.vacunacionadultos.org para conocer los hábitos de vacunación frente a gripe en la población. Algunas de las cuestiones que se plantean giran en torno a la consideración de los consejos del médico, la intención de vacunarse durante esta temporada, las razones por las que no se vacunaría o el grado de preocupación sobre la gripe A, entre otras.

Los expertos del GEsVA insisten en que hay poca sensibilización sobre la importancia de vacunarse en la edad adulta, como ha demostrado una de sus investigaciones que concluía que el 30% de los adultos no se ha vacunado desde los 18 años. Por eso, añade el doctor Gil, “sería conveniente establecer una cartilla de vacunación en el adulto para tener constancia de las vacunas administradas, la fecha y la dosis”. Esta cartilla permitiría, además, recordar las revacunaciones respetando al máximo el intervalo entre dos dosis, y garantizaría una mayor protección.