Chupetes MAM, de seda o látex natural

0
1484

El chupete es el compañero casi inseparable del bebé y por ello es importante escoger el más adecuado según su edad, que la forma de la tetina sea anatómicamente correcta para el desarrollo de los dientes, mantenerlo limpio y cambiarlo cuando sea necesario.

El tipo de chupete puede cambiar con el tiempo, a medida que cambien las preferencias del bebé o le salgan los dientes. El trabajo del equipo de MAM con pediatras, dentistas y ortodoncistas ha permitido desarrollar chupetes cómodos para los bebés y tranquilizadores para los padres.

La tetina de los chupetes MAM está diseñada para ser suave, flexible y lo más pequeña posible para minimizar el impacto en el desarrollo oral y para satisfacer al mismo tiempo la necesidad de succionar del bebé. Puede escogerse en dos tipos de materiales:

  • Tetina de silicona ultrasuave de capa de seda “Silk Teat” que hace que los bebés la acepten de inmediato, ya que ninguna otra tetina transmite esta sensación de suavidad. Según un estudio de MAM realizado entre 995 bebés el 94% de bebés acepta la tetina de seda.
  • Tetina de látex natural obtenida de leche de látex, un material pobre en sustancias alergénicas y procesado ecológicamente, que ofrece suavidad y resistencia a las mordeduras. Si bien los chupetes los produce en Europa, MAM fabrica las tetinas de látex donde crece la materia prima, en su fábrica de Tailandia. De este modo procesa in situ la materia prima comprada a las familias de labradores y pequeñas cooperativas, asegurándose obtener un látex de la mejor calidad.

Al igual que la tetina, el escudo de los chupetes MAM tiene forma simétrica para asegurar que siempre esté en la posición correcta en la boca del bebé, sin que importe las veces que le dé la vuelta. Además, dispone de amplios orificios de ventilación para que el aire circule, evitando irritaciones, e incluye un botón fácil de coger en lugar de una anilla tradicional al que se puede incorporar un broche certificado.

Los chupetes deben lavarse a menudo y esterilizarse. Por este motivo, MAM ha desarrollado una práctica cajita esterilizable que incluye dos unidades para transportarlos de forma higiénica y esterilizarlos rápidamente en el microondas: sólo es necesario llenar la cajita de agua, colocar los chupetes en ella con la tetina hacia abajo y, una vez cerrada, introducirla en el microondas durante 3 minutos a 750‐1.000 vatios.

Por razones de seguridad e higiene, se recomienda cambiar el chupete después de 1 ó 2 meses de uso e inspeccionarlo cuidadosamente antes de cada uso, especialmente cuando el bebé ya tiene dientes. Es recomendable alternar varios para evitar que el bebé se acostumbre a uno concreto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here