El tratamiento individualizado y un buen autocontrol de la glucosa en sangre, factores clave para controlar la diabetes

0
840




Un enfoque centrado en el paciente junto con medidores de glucosa en sangre de nueva generación y tecnología de vanguardia es de vital importancia para controlar con éxito la diabetes. Esta es la principal conclusión a la que han llegado un grupo de expertos en el campo de la diabetes en una mesa redonda organizada por Bayer HealthCare en el marco del 47º Encuentro Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD, por sus siglas en inglés), que se celebra estos días en Lisboa (Portugal).


Según afirmó el Dr. Guido Freckmann, del Institute for Diabetes Technology de Ulm (Alemania), la precisión probada de un medidor de glucosa es una condición necesaria para un buen autocontrol, pero los pacientes con diabetes deber ser mejor formados en el manejo de estos sistemas y en la interpretación de los resultados de glucosa en sangre para su tratamiento individual.

Por su parte, el Prof. Antonio Ceriello, del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS) de Barcelona, explicó la necesidad de un tratamiento personalizado para asegurar el mejor compromiso posible entre eficacia, seguridad y adherencia terapéutica. “El autocontrol de la glucosa en sangre se ha convertido en una herramienta permanente para apoyar las decisiones terapéuticas, ya que unos resultados precisos y fiables son la base para mejorar el control de la diabetes”, aseguró Ceriello.

Asimismo, la enfermera educadora en diabetes Margarida Jansà, enfermera educadora en diabetes de la unidad de educación terapéutica, endocrinología y diabetes de la Universidad de Barcelona, mostró que tener en cuenta la situación personal de los pacientes e identificar  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentoslas necesidades educacionales específicas de cada uno de ellos incrementa la motivación, lo que conduce en última instancia a mejorar los niveles de glucosa en sangre del paciente.

Por último, Bern Harrison, del Departamento de I+D del área de Diabetes Care de Bayer, presentó el nuevo medidor de glucosa Contour®XT y las tiras reactivas Contour®Next, un sistema de nueva generación fácil de usar que ofrece una precisión y exactitud tanto a los pacientes como a los profesionales sanitarios.

Tratamiento personalizado: el desafío en el tratamiento de la diabetes
El Prof. Antonio Ceriello, del IDIBAPS de Barcelona, centró su ponencia en la importancia de tener en cuenta las necesidades individuales de los pacientes. Al mismo tiempo, expuso las conclusiones de varios estudios recientes que demostraron que una terapia muy agresiva con objetivos muy ambiciosos para el paciente (por ejemplo, alcanzar y mantener los niveles de hemoglobina glicosilada –HbA1c- por debajo de 6.0 e induciendo una hipoglucemia y una ganancia de peso) puede ser peligroso en pacientes con enfermedades cardiovasculares preexistentes. Esto son los resultados del estudio ACCORD2, que fue interrumpido por un exceso de mortalidad.

Ceriello encontró que el principal factor limitante para conseguir un control glucémico intensivo en pacientes con diabetes tipo 2 es la hipoglucemia, que predispone a sufrir eventos cardiovasculares3. Esto se produce a menudo cuando el objetivo es conseguir niveles más bajos de HbA1c. “Por este motivo, la comunidad científica considera cada vez más importante la necesidad de desarrollar planes de acción personalizados, que comiencen con las pruebas médicas y tenga en cuenta el perfil individual de cada paciente y se dirijan, por un lado, a alcanzar el objetivo del control glucometabólico más seguro posible y, por otro, hacia la optimización de las opciones terapéuticas que representan el mejor compromiso entre eficacia, seguridad y adherencia terapéutica”, aseguró.

Evaluar las necesidades individuales de los pacientes
La educación continua es de vital importancia para permitir a los pacientes con diabetes controlar su enfermedad. En este sentido, Margarida Jansà mostró su preocupación porque el conocimiento que tienen los pacientes sobre el autocontrol de la glucosa en sangre continúa siendo insuficiente. Según los resultados que presentó Jansà de un reciente estudio llevado a cabo en siete Comunidades Autónomas4, sólo el 58% de los pacientes se lavan las manos y únicamente el 13% utilizaba antisépticos (mayoritariamente alcohol) antes de hacerse un autoanálisis de glucosa en sangre.

Además, el 20 por ciento de los pacientes no tenían una idea clara sobre cuándo y con qué propósito tenían que autocontrolarse los niveles de glucosa en sangre, y el 60% de los pacientes no modificaban su tratamiento según los resultados de los análisis. Además, el 60% de los medidores requiere algún tipo de codificación previa, pero en el 20% de los casos era incorrecta, y el 4 por ciento de las tiras reactivas habían caducado4.

Jansà identificó la evaluación de las necesidades individuales de cada paciente incluyendo los obstáculos a la adherencia y la precisión del autocontrol de la glucosa en sangre como puntos clave para motivar al paciente y a su familia. Sobre la base de esta evaluación, el paciente debería contar con una educación terapéutica estructurada que cubra también las nuevas tecnologías. Todos los estudios han demostrado que la implicación conjunta del paciente, de su familia y del equipo médico conducirá a unos mejores resultados, ya que un buen control requiere una responsabilidad compartida. Como resumió Jansà: “¡Un esfuerzo colectivo es lo mejor!”

Precisión en los resultados
El autocontrol de la glucosa en sangre se ha convertido en una parte fundamental del tratamiento intensivo con insulina. Se utiliza para determinar la dosis individual de insulina que necesita administrarse un paciente, en función de los niveles de glucosa en sangre y los carbohidratos en una comida, y se acepta como una práctica estándar para pacientes con diabetes. Estas personas necesitan, por tanto, un control preciso de la glucosa en sangre para controlar y ajustar el tratamiento para la diabetes.

Según la norma ISO 15917:2003, el criterio de cumplimiento de esta norma es que el 95% de los resultados obtenidos con el medidor de glucosa estén en un rango de +-15 mg/dl de diferencia respecto a la referencia de laboratorio para valores de glucosa inferiores a 75 mg/dl, y dentro de un 20% para valores de glucosa iguales o superiores a 75 mg/dl5.El marcado CE (Conformidad Europea) para dispositivos médicos garantiza que los requisitos básicos de seguridad cumplen la normativa establecida para los respectivos productos.

En este sentido, el Dr. Freckmann señaló que el marcado CE no equivale a una precisión alta. Según un estudio llevado a cabo en 2008 para analizar la precisión de 27 medidores de glucosa teniendo en cuenta los requisitos establecidos por la norma ISO 15197:2003, sólo 16 de ellos cumplieron con la normativa. El análisis de los dispositivos por organizaciones independientes podría conllevar más transparencia y mejorar la calidad de los dispositivos.

El Dr. Freckmann apuntó que los estándares de alta precisión no son automáticamente una garantía para la calidad de los análisis de la glucosa en sangre. “Los pacientes con diabetes necesitan sistemas de autocontrol de la glucosa en sangre precisos y exactos para controlar y ajustar su tratamiento para la diabetes. También deben estar bien formados en el manejo de los dispositivos y en la interpretación de los resultados de los análisis. Un nivel alto de precisión general de los nuevos dispositivos sólo puede lograrse si estos dispositivos precisos con correctamente manejados por pacientes bien formados y bien informados”, añadió.

La nueva generación de sistemas de autocontrol de glucosa en sangre
Para cumplir con los estándares de alta precisión y los requisitos individuales de los pacientes con diabetes, Bayer ha desarrollado el medidor de glucosa Contour®XT y las tiras reactivas Contour®Next.  “Este nuevo medidor de glucosa, adaptable y fácil de usar, ha sido desarrollado tanto para pacientes que desean una funcionalidad básica como para aquellos que quieren unas características avanzadas, como por ejemplo para los pacientes con tratamiento de insulina que necesitan analizar su glucosa en sangre frecuentemente”, afirmó Bern Harrison, del Departamento de I+D del área d

e Diabetes de Bayer.

Contour®XT es fácil de usar y de enseñar5. Ofrece funciones que se adaptan a las necesidades individuales de cada paciente: el nivel L-1 está pensado para pacientes que buscan una funcionalidad básica, y el nivel L-2, para pacientes que quieren más información y comprensión de sus resultados. En un estudio clínico5, el 98 por ciento de los pacientes fueron capaces de realizar un análisis utilizando únicamente los materiales proporcionados por el sistema y sin formación previa.

Asimismo, la nueva química de la tira Contour®Next incorpora un mediador patentado por Bayer que reduce el ruido de fondo para identificar la glucosa sanguínea, sobre todo en niveles bajos, donde es más importante6. Las tiras toleran multitud de situaciones distintas de almacenamiento manteniendo resultados precisos6, y minimiza las interferencias de señales de sustancias comunes en la sangre (como paracetamol y vitamina C) y hematocrito6. El medidor cuenta también con un algoritmo patentado7 que realiza mediciones de múltiples pulsos repetidamente, lo que aporta puntos de información específicos para que el medidor los evalúe, facilitando un cálculo único de concentración de glucosa compensada.

En un estudio clínico de evaluación del sistema Contour®XT, el 100% de los resultados estuvieron dentro del rango ISO tanto para valores superiores a 75 mg/dl como para valores inferiores a 75 mg/dl, tanto cuando se analizó una muestra venosa extraída por un profesional sanitario como cuando se utilizó una muestra de sangre capilar obtenida por el propio paciente. Por tanto, el nuevo medidor no sólo iguala sino que supera ampliamente los estándares de calidad de la norma ISO 15917:2003, incluso en manos de pacientes.