Sol y betacarotenos

0
873

“¿Tengo una hija de 15 años con la piel muy clarita y muy sensible a las radiaciones solares. Me han aconsejado darle betacarotenos. Me podría explicar qué son y sus efectos sobre la piel?” Rosario B (Logroño)

El betacaroteno es un precursor de la vitamina A que se encuentra en frutas y verduras como las zanahorias y las calabazas. Sus propiedades antioxidantes neutralizan la acción de los radicales libres producidos por los rayos ultravioletas y permiten que la piel pueda broncearse sin peligro. Los radicales libres son moléculas que han perdido un electrón y que oxidan las células, con lo que acortan su vida y pueden favorecer la aparición de tumores. No es posible evitar su aparición, ya que son producto de nuestra respiración celular, pero sí podemos intentar contrarrestarlos con antioxidantes como el betacaroteno.

El consumo de betacaroteno no impide por sí solo las quemaduras solares, pero los especialistas reconocen que ayuda a proteger la piel. Desde el punto de vista dermatológico, el betacaroteno actúa como un fotoprotector interno, ya que es capaz de absorber los rayos ultravioleta en ligeras dosis.

¡Cómetelos!
Como he dicho anteriormente los betacarotenos se encuentra en frutas y hortalizas de color rojizo, amarillo y anaranjado, y la mejor manera de beneficiarse de sus efectos es a través de la alimentación. Ahora bien, cuando con la vía de la alimentación no se consiguen los niveles de betacaroteno suficientes, se recomienda su ingesta en comprimidos, ya que cuando se precisa una fotoprotección de verdad no es suficiente con la alimentación y debemos recurrir a complementos. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Heinrich-Heine, de Dusseldorf, en Alemania, ha revelado que la ingesta de complementos vitamínicos de betacaroteno y vitamina E no sólo disminuye la sensibilidad hacia los rayos solares, sino también el riesgo de sufrir lesiones relacionadas con el sol, como el eritema solar, el melanoma y demás lesiones que pueden desembocar en un cáncer de piel.

Para concienciar a toda la población sobre la necesidad de protegerse adecuadamente del sol, el día 13 de junio se celebra el Día Europeo de teresaPrevención del Cáncer de Piel. Además, el día 23 de mayo se celebra, asimismo, el Día Mundial del Melanoma.

Y otra cosa más: la mejor medida para evitar el efecto nocivo del sol es no tomarlo. Pero si se decide hacerlo conviene seguir una serie de recomendaciones: evitar el sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde; protegerse con ropa; utilizar un filtro solar con un factor 30 de protección; hidratar la piel, y tomar betacaroteno.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here