María Isabel de Andrés: “Hay que abordar esa imputación exclusiva del gasto farmacéutico a la Farmacia”.

0
183

Las afecciones de oído, nariz y laringe suponen un alto porcentaje de consultas entre los más de dos millones de personas que cada día acuden a las farmacias españolas. María Isabel de Andrés, vocal nacional de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica del CGCOF, nos habla de la necesidad de establecer protocolos de derivación al médico y comunicación entre profesionales, ya que existe un consejo farmacéutico de gran valor, que es “derivar al médico cuando es necesario”.

En junio de 2018 se incorpora al equipo liderado por Jesús Aguilar como vocal nacional de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica, ¿qué balance haría de este año y medio?
Un balance realmente muy positivo. Para mí fue un desafío muy ilusionante al que he tratado de responder con responsabilidad y mucha ilusión, empuje y optimismo. Creo que el gran reto de los colegios, y en particular del Consejo como órgano de representación nacional, es liderar el futuro de la farmacia, marcar el rumbo, abrir y explorar nuevos caminos, y empoderar a los farmacéuticos, darles sobre todo una buena formación. Y en el campo que abordamos en esta Vocalía qué duda cabe de que hay muchas oportunidades por capitalizar e incluso por identificar. Por eso, tener iniciativa es clave. Incluso me atrevería a decir que debemos ser un poco audaces, siempre lógicamente desde el respeto a la vocación sanitaria y orientación asistencial.

¿De qué iniciativas acometidas en estos meses se siente especialmente orgullosa?
Como le decía antes, creo que hay una función de formación y de liderazgo que tenemos que realizar desde el Consejo General. Y en ese sentido, creo que la III Jornada de Actuación Farmacéutica en ORL respondió precisamente a ese reto. Fue una jornada que, creo, sirvió para evidenciar la importancia de la indicación farmacéutica en patologías de oído, nariz y garganta y pienso que expandió nuestra visión y nuestros horizontes sobre lo que la farmacia comunitaria puede aportar en este campo.

Compagina este cargo con el de vicesecretaria del COF de Sevilla, ¿qué le ha supuesto saltar del plano local a la gestión a nivel nacional? ¿Hay que pensar de manera diferente?
Son perspectivas diferentes, necesarias y complementarias. En el Colegio estamos más cerca de los colegiados, con los problemas cotidianos, dando soluciones a sus inquietudes. Indudablemente, tratamos de ir más allá, y tener perspectiva del bosque y no solo de los árboles, y creo además que el Colegio de Sevilla siempre ha tenido una especial iniciativa en ese sentido y ha sido iniciador de no pocos proyectos de transformación. Desde el Consejo General hay una responsabilidad mayor de marcar el rumbo y de servir de inspiración a toda la profesión, además de la propia relacionada con la interlocución de la administración y decisores nacionales. Realmente los objetivos son los mismos: luchar por la profesión. En este sentido, en los dos casos se trabaja por el futuro de la farmacia y de sus profesionales, eso sí en diferentes ámbitos territoriales y desde diferentes atribuciones y competencias.

Usted, que representa el empoderamiento de la mujer en el plano laboral, ¿podría hablarnos de la situación de la mujer en el sector farmacéutico? Según datos del CGCOF, en España el 71,6% de los farmacéuticos colegiados son mujeres, sin embargo, sólo 13 están al frente de colegios farmacéuticos provinciales ¿Aún queda mucho camino por recorrer?
El cerebro no tiene sexo, y no hay diferencias de capacidad por ser hombre o mujer. Y eso, que es una evidencia científica, no se ve correspondido con los datos que usted me expresa y que efectivamente no son lógicos. Son, más bien, un producto social y quiero pensar que el rescoldo de unos tiempos superados o en vías de superación. No dudo, por ello, que esta asimetría que usted comenta va a cambiar en poco tiempo, y seremos hombres y mujeres, de la mano, los que lucharemos por ello. Porque, cuando algo es de justicia, tenemos que trabajar juntos por alcanzarlo.

Con motivo del Día Mundial farmacéutico, una exposición del COFM homenajeaba a las mujeres que abrieron brecha en la profesión hace ya un siglo. ¿Cuál es su visión de la mujer farmacéutica hoy?
Soy hija de padre y madre farmacéuticos. Y la equidad profesional es una realidad que he visto y vivido en casa desde pequeña. Mi sorpresa fue cuando al incorporarme al mercado laboral comencé a ver diferencias. Me di cuenta de que lo que había visto en casa probablemente era más una excepción que una norma. Pero sin duda era real, y quizás por ello siempre me sentí animada a hacerla posible y real en mi entorno. Lo inaudito, lo irreal, me parecía lo otro, la falta de igualdad. Por lo demás, mi visión de la mujer farmacéutica no difiere mucho de la del hombre farmacéutico: un profesional volcado en la salud de sus pacientes.

María Isabel de Andrés: “Soy hija de padre y madre farmacéuticos. Y la equidad profesional es una realidad que he visto y vivido en casa desde pequeña”

Es farmacéutica comunitaria, cotitular de la Farmacia Óptica Santa Aurelia, de Sevilla, ¿con qué obstáculos principales se ha topado la farmacia comunitaria en este año que hemos terminado?
El principal problema de la farmacia es esa falsa percepción de que el gasto en medicamentos tiene que ver principalmente con la oficina de farmacia. Fruto de esa percepción creo que se han venido aplicando medidas cortoplacistas y desenfocadas, para contener ese gasto que han generado un perjuicio importante a la farmacia, limitando su autonomía y capacidad de gestión y cercenando la posibilidad de contribución de los farmacéuticos a los grandes objetivos sanitarios. Una farmacia que no puede “sostenerse”, que no es viable, no puede contribuir a los objetivos asistenciales, que son los que de verdad van a apuntalar la sostenibilidad. Y esto es algo que no ve la Administración pese a los esfuerzos reiterados de nuestras corporaciones.

Por otro lado, pienso que los cambios continuos en el Ministerio de Sanidad no favorecen una política de alturas y a largo plazo, y hacen prácticamente imposible que se llegue a grandes pactos de Estado. Finalmente, y aterrizando más a los problemas del día a día, creo que a todos los titulares y adjuntos de oficina de farmacia nos preocupa la seguridad. Estamos muy expuestos, somos el eslabón más cercano al paciente, con todo lo que ello conlleva, lo bueno sobre todo, pero también lo menos bueno. Nos gustaría que las administraciones se preocuparan de la seguridad de las farmacias como de algo suyo, somos parte de un sistema sanitario del que la farmacia comunitaria es un pilar fundamental, sin el cual no hay garantía de acceso al medicamento para todos los ciudadanos.

Y en este 2020 que acabamos de comenzar ¿qué problema le gustaría ver resuelto? ¿cuál de ellos, a su parecer “urge” soluciones?
Como antes he señalado hay que abordar esa imputación exclusiva del gasto farmacéutico a la farmacia, pues no pueden llegar soluciones correctas a la sostenibilidad partiendo de un diagnóstico erróneo. Es el gasto hospitalario el principal lastre para la sostenibilidad de un sistema que necesita reenfocarse para atender a la nueva realidad sociodemográfica, y al imparable avance de la Medicina y al aumento de la esperanza de vida. Tenemos un sistema pensado para actuar cuando el paciente está muy enfermo, y en eso lo hacemos muy bien, pero podemos y debemos reforzar los niveles de atención anteriores. Hay que tener mucho más controlado al paciente, particularmente al paciente crónico, y en eso la farmacia comunitaria puede jugar un papel fundamental.

En octubre del pasado año se celebraron en Madrid las III Jornadas Profesionales de Actuación Farmacéutica en ORL, ¿cómo se desarrolló el encuentro y cómo fue la respuesta en participación?
Es quizás de las contribuciones de las que me siento más orgullosa. Fue una gran satisfacción haber concitado a más de 150 profesionales sanitarios y comprobar a pie de campo no solo su satisfacción sino la expectación y las ganas que hay en la profesión por hacer cosas nuevas y asumir nuevos desafíos. Creo, francamente, que fue un hito, y ahora el desafío es superarlo.

Durante la jornada se repasaron aspectos fundamentales en la indicación farmacéutica en patologías de oído, nariz y laringe. Se habló además de los antibióticos y del problema de las resistencias… ¿Qué conclusiones principales extraería? ¿qué puede aportar el farmacéutico comunitario en estas áreas?
La conclusión general fue que si los profesionales sanitarios coordinamos nuestros conocimientos conseguiremos que el paciente reciba la mejor atención. Y el papel de los farmacéuticos es crucial. Por lo demás, la jornada arrojó una serie de conclusiones técnicas fundamentales sobre cómo proceder en la derivación o indicación frente a las patologías más comunes: sinusitis vs rinitis, faringoamigdalitis vs laringitis y otitis.

Este grupo de afecciones suponen un importante porcentaje de consultas entre los más de dos millones de personas que cada día acuden a las farmacias españolas, ¿qué importancia se da desde su vocalía a la formación de farmacéutico en estas disciplinas? ¿Qué iniciativas se han acometido en este sentido?
Es la clave. Sabemos que, en la atención primaria de salud, los médicos de familia y pediatras indican que entre 40% y 49% de su práctica clínica diaria está relacionada con problemas de oído, nariz y garganta tanto en afecciones agudas como crónicas. Por otra parte, a nivel hospitalario, los servicios de otorrinolaringología mantienen una importante actividad de consulta externa, mayor que la mayoría de los servicios hospitalarios. Todo ello genera importantes listas de espera que retrasan la atención de estos pacientes, provocando que acudan a la farmacia para tratar de mejorar su estado de salud lo antes posible. En esta situación la farmacia asistencial tiene en la formación uno de sus mejores aliados.
En este 2020 daremos un paso más para acercar la formación del farmacéutico en ORL. Tenemos preparada una campaña de formación en los colegios con charlas y fichas técnicas para los farmacéuticos. Además, hemos realizado infografías con consejos farmacéuticos para los pacientes.

Durante las jornadas usted ponía en valor la “comunicación entre profesionales”. ¿Cómo debería ser y articularse la relación médico-farmacéutico-paciente?
Debe ser una relación de colaboración, transparente y protocolizada, y basada lógicamente en el objetivo común que es mejorar el estado de salud del paciente. Afortunadamente, las nuevas tecnologías ya hacen posible que profesionales sanitarios de diferentes ámbitos y niveles sanitarios podamos compartir información. Lo que se necesita ahora es voluntad política para propiciar esa colaboración y articular los mecanismos adecuados para ellos, abandonando posiciones corporativistas que no están además en el ánimo y los deseos de los profesionales. Los profesionales lo que queremos es que nuestros pacientes se encuentren bien.

¿Para cuándo está previsto celebrar una cuarta edición de estas Jornadas en ORL?, ¿nos puede avanzar algo sobre ellas?
De momento no están previstas. Estamos centrados en la campaña que ya os he contado. Para llegar al máximo número de farmacéuticos, es bueno diversificar las vías de formación.

Se acaba de formar un nuevo gobierno y la cartera de Sanidad ha pasado a manos de Salvador Illa, a quien Jesús Aguilar ya ha tendido su mano. ¿Se espera que una mayor estabilidad política redunde en más y mejores vías de colaboración?
Mi esperanza y mi deseo es que haya en efecto una mayor estabilidad, pues tanto cambio no conviene a la sanidad, y pueda haber una buena sintonía entre este nuevo Gobierno y la farmacia, pues realmente nada hay más progresista e igualitario que nuestra Farmacia. Tenemos un modelo asistencial que garantiza el acceso de todos los ciudadanos a todos los medicamentos al mismo precio, vivan donde vivan, y prestando una dedicación preferente a los más necesitados, a los dependientes, a los enfermos crónicos, a los de mayor edad, y a los que residen en zonas deprimidas y alejados de los grandes núcleos de población. Ojalá el nuevo Gobierno sepa verlo y capitalizar este modelo, potenciando las atribuciones de la farmacia en campos como la mejora de la adherencia de los medicamentos y el control de los enfermos crónicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here