#JuntosXElCáncer, ¡haciendo visible lo invisible!

0
208

Basta poner el hashtag #JuntosXElCáncer en las Redes Sociales y enseguida el ordenador o el móvil se llenan de referencias. En una maratón de posts, más de 60 profesionales sanitarios nos acercan a esta enfermedad y sus peculiaridades, sumergiéndonos también en historias en las que el recorrido de sus protagonistas es largo, arduo, esperanzador y siempre solidario.

Numerosos son los profesionales que se han adscrito al movimiento #JuntosXElCáncer en aras de un objetivo común: acompañar al enfermo y sus familiares y dar un impulso a la investigación de nuevos tratamientos contra el cáncer, acercando al ciudadano a esta realidad que cada día hace mella en miles de hogares en el mundo. Su impulsor, el farmacéutico canario Ishoo Buhdrani, aún no se lo cree. Tras el éxito de #JuntosXTuSalud, Ishoosigue cosechando colaboradores para este movimiento heredero #JuntosXElCáncer, que ha entrado en miles de hogares y consultas y que se propaga como la pólvora con el único objetivo de dar fuerza y ayuda a los enfermos de cáncer y sus familias. Porque, ¿quién no tiene en su entorno a alguien afectado por esta enfermedad?

¡No estás solo!

Con el objetivo de dar visibilidad a los enfermos de cáncer y dar a conocer su realidad en el día a día, más de 60 profesionales sanitarios intrépidos, activos en internet y las  redes sociales, se adscribían  a este movimiento organizado alrededor del Día Mundial del Cáncer que se celebraba el 4 de febrero, para aportar su conocimiento en sus áreas y actualizar la formación de los profesionales sanitarios. Gracias a ellos sabemos que el cáncer de mama también puede afectar a hombres; que el ejercicio físico ha mostrado ser una herramienta eficaz antes, durante y después del diagnóstico de cáncer de mama; que los agentes antitumorales empleados en los tratamientos ocasionan daños importantes en el sistema cardiovascular de estos pacientes, siendo necesario estratificar el riesgo de cardiotoxicidad; también hemos podido conocer cómo debe ser la actuación del patólogo y del servicio de Anatomía Patológica en el paciente oncológico; cómo tratar el dolor oncológico; cuáles son los efectos secundarios más comunes que sufren los pacientes en tratamiento oncológico; o cómo el alcohol guarda una estrecha relación con el desarrollo de muchos tipos de cánceres, entre otras muchas cuestiones.

Héroes en la farmacia

Son muchos los pacientes de cáncer que llegan al mostrador de la oficina de farmacia para comunicar su diagnóstico. “Las dudas del paciente oncológico son muchas… desde la oficina de farmacia debemos estar preparados para responderlas de manera que nos entiendan, dando información y apoyo. Por ello, desde #JuntosXElCancer queremos involucrarnos con el paciente oncológico, puesto que también somos personal sanitario”. Así se expresa el farmacéutico Francisco José Pérez García, en un post en  titulado El paciente oncológico en la oficina de farmacia, de muy recomendable lectura en juntosxtusalud.com/elpaciente. En él, reflexiona sobre el papel del farmacéutico de oficina de farmacia ante un paciente oncológico: “el paciente se preguntará sobre el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento, y nosotros debemos estar preparados para saber responder. Una gran parte del tratamiento del paciente oncológico será en el hospital, pero otros serán de dispensación en la oficina de farmacia, como el metotrexato, letrozol y tamoxifeno. Y para garantizar su correcta dispensación, es importante comprobar si existen interacciones entre los distintos fármacos prescritos. Los programas utilizados en la oficina de farmacia suelen poder detectar las interacciones. Además, un elevado número de cánceres se relacionan con malos estilos de vida, por lo que, desde la oficina de farmacia, y en especial desde aquellas que tengan servicio de nutrición, podemos ofrecer al paciente oncológico dicho servicio, evitando la desnutrición que causan muchas veces los tratamientos, y que reducen la calidad de vida y la esperanza de vida. También en la farmacia se puede ofrecer un seguimiento farmacoterapéutico individual, un servicio que ha demostrado mejorar el cumplimiento terapéutico por parte del paciente y, por tanto, su salud y su calidad de vida. También, sobre todo en los pacientes de riesgo, podemos recomendar actividades de detección precoz (como es en el cáncer de colon, cérvix, mama), deshabituación tabáquica, fomentar la actividad física regular y aconsejar mantener una dieta regular”, afirma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here