AMIANTO: multiplica por 47 el desarrollo de un cáncer letal

0
620
Un estudio coordinado por el neumólogo Dr. Josep Tarrés, publicado en Archivos de Bronconeumología, ha constatado la importancia de las enfermedades relacionadas con el amianto o asbesto, ERA, en la áreas de influencia de un centro contaminante más allá de la exposición laboral y, al mismo tiempo, como las consecuencias tanto malignas (mesotelioma) o benignas pueden aparecer durante un largo del tiempo hasta los 20 años después de la exposición, convirtiendo las enfermedades relacionadas con el Amianto en un problema de salud pública.

Para evaluar y analizar la importancia de las enfermedades ERA la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica a través del Área EROM (Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medio Ambiente) ha puesto en marcha un registro on line de reconocimiento y seguimiento de los trabajadores con antecedentes de contacto con asbesto que completa el Registro Nacional de Mesotelioma.

El amianto es un mineral fibroso considerado agente cancerígeno comúnmente utilizado en la industria. Su inhalación causa distintas afecciones tanto benignas (placas pleurales, engrosamiento pleural, derrames pleural, atelectasias redondas, asbestosis y obstrucción crónica del flujo aéreo bronquial) o malignas (mesoteliomas o carcinomas que derivan en cáncer). El estudio del Dr. Tarrés engloba toda el área de influencia de la fábrica de fibrocemento Uralita de Cerdanyola (Barcelona) que actuó de foco contaminante entre 1907 a 1997.

Este estudio retrospectivo ha reunido, revisado y validado los casos diagnosticados en los centros de la zona afectada de 1970 a 2006 y se clasificaron los casos según su fuente de exposición: laboral, convivencia o ambiental. Mientras lo habitual en una zona no contaminada es de 10 casos al año de enfermedades relacionadas con el amianto por millón de habitantes mientras que en el área cercana a la fábrica se han dado más de 95. En la enfermedad más letal de ellas, el mesotelioma (cáncer pleural) la tasa pasa de entre  1 y 3 por millón de habitantes a 47 casos. Habitar en una zona cercana a la fábrica multiplica, pues, por 47 la posibilidad de desarrollar un cáncer de pulmón letal. Y los casos seguirán creciendo a un ritmo acelerado porque la enfermedad se puede manifestar hasta 20 años después.

De los 559 pacientes diagnosticados se identificaron 1107 casos de Enfermedades Relacionadas con el Amianto, lo que significa que el 40,9% presentaban una sola ERA, el 36,4% tenían 2 y 22,7% tenían 3 o más. Otro de los datos relevantes que desvela el estudio es la elevada incidencia de las afectaciones respiratorias para la población que jamás trabajó en la fábrica. Un tercio de los afectados por el amianto son ambientales, es decir, enfermaron por respirar las fibras de amianto que flotaban en el aire (23%) o por convivencia (15%) que enfermaron por las fibras que los trabajadores llevaban a casa en la ropa. El 62% de los afectados sufrieron ERA por exposición laboral directa. Estos datos muestran el impacto que puede tener un foco contaminante en la población general y extiende el problema del contexto laboral a la categoría de la salud pública.

Al realizar el análisis según la fuente de exposición se constató también una mayor proporción de varones en la ERA de exposición laboral en concordancia con una mayor presencia de trabajadores de este sexo en la fábrica, mientras que la ERA por convivencia afecta el doble a las mujeres. En la exposición ambiental la mayoría de casos vuelven a ser varones. La Dra. Cristina Martínez Coordinadora del Área EROM (Enfermedades Respiratorias Ocupacionales y Medioambientales) de SEPAR explica que “aunque el amianto no es utilizado desde su total prohibición el año 2002, debido a su largo periodo de latencia sus efectos continúan presentes en la población actual. Su amplia utilización en diferentes sectores: astilleros, construcción, térmicas…hace que su efectos puedan considerarse un problema de salud pública de indudable actualidad ”. La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica ha iniciado  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosun registro on line de los reconocimientos en trabajadores con antecedentes de contactos con asbesto. “El objetivo es identificar el mayor número de trabajadores afectados, con el fin de asegurar el seguimiento mas idóneo de su enfermedad”.

Este registro completa el llevado a cabo por el Grupo Español de Mesotelioma Pleural (GEMEP), en el seno del área de Oncología de SEPAR, con pacientes diagnosticados de mesotelioma pleural en los 52 hospitales de todas las Autonomías participantes. La inclusión de casos se ha realizado entre abril de 2008 y marzo de 2009, e incluye más de 100 pacientes. El objetivo del registro es aumentar el conocimiento clínico de la enfermedad., la exposición a agentes de riesgo, mejorar el diagnostico y tratamiento y analizar la supervivencia.