Andalucía registra 1.100 nuevos casos al año de Linfoma No Hodgkin

0
800

En España se diagnostican cada año unos 6.000 nuevos casos de linfoma no Hodgkin (LNH); de ellos unos 1.100 en Andalucía. Es la cifra de incidencia más elevada por comunidades en nuestro país.

El LNH es el octavo tumor más común en nuestro país y el cáncer hematológico más frecuente; de hecho, casi la mitad de los casos de tumores de la sangre (40% en los varones, 42% en las mujeres) corresponden a un LNH. No obstante, en los últimos años los hallazgos de la investigación han permitido claras mejoras en la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes y continúan aportando nuevas opciones que, aparte de eficaces, son eficientes y contribuyen al bienestar de estos pacientes.

Para revisar el impacto de estos avances, se ha celebrado un evento virtual promovido por Roche Farma y al que se han conectado unos 400 hematólogos de once ciudades españolas y una americana. Así, el Foro Conectado: Un nuevo salto evolutivo, diseñado para que pudieran intercambiar opiniones todas las sedes participantes, se convirtió ayer en la videoconferencia más amplia jamás realizada en nuestro país en el campo de la Hematología.

Para el doctor José María Moraleda, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y uno de los moderadores de la reunión, la formación continuada y la puesta al día de los conocimientos es uno de los grandes objetivos de nuestra sociedad. “En este sentido –continúa- las herramientas que proporcionan las nuevas tecnologías facilitan que la información científica se distribuya más y mejor entre los  hematólogos. Este evento es un ejemplo de cómo la innovación tecnológica nos permite intercambiar experiencias y conocimientos, lo que redunda en una mejora de la calidad asistencial y de la eficiencia del sistema sanitario”.

Los expertos coinciden en que entre los logros más destacados de los últimos diez años, los anticuerpos monoclonales representan un capítulo clave. Por su escasa toxicidad, pueden incluso utilizarse en estadios precoces, en pacientes mayores y como terapias de mantenimiento. En el caso concreto de los linfomas, durante más de tres décadas el tratamiento estándar ha sido el esquema de quimioterapia CHOP (combinación de Ciclofosfamida, Adriamicina, Vincristina y Prednisona). A lo largo de estos años se han realizado multitud de ensayos clínicos con otras combinaciones de quimioterapia, y ninguno demostró ser mejor que el CHOP.

Con la comercialización hace más de diez años de Rituximab, un anticuerpo monoclonal quimérico anti-CD20, incorporó un nuevo mecanismo de acción antitumoral, sinérgico con la quimioterapia, específico en la destrucción de los linfocitos B, y con escasa toxicidad. “Rituximab es un medicamento que ha cambiado el curso del linfoma y de
otras patologías de origen inmune.

El linfoma no Hodgkin B es una de las enfermedades hematológicas más frecuentes y diariamente acuden muchos enfermos al Hospital de Día Médico (HDM) para recibir este tratamiento”, asegura la doctora Ana Isabel Heiniger, jefa de Servicio y directora de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de  Hematología y Hemoterapia de los Hospitales Carlos Haya y Clínico Universitario de Málaga y moderador de la sesión en Granada.

Acerca del LNH

Se conocen dos tipos de linfoma: Linfoma de Hodgkin y Linfoma No Hodgkin (LNH). Este último representa aproximadamente el 85% de los casos de linfoma y es difícil de tratar.  El LNH causó 200.000 muertes en todo el mundo en 2013. Los linfomas son un cáncer del sistema linfático (compuesto por vasos linfáticos, nódulos linfáticos y órganos como el bazo), cuya misión es ayudar al organismo a defenderse frente a las infecciones. El linfoma se desarrolla cuando los glóbulos blancos (también llamados linfocitos B) se convierten en cancerígenos y empiezan a multiplicarse y a acumularse en nódulos o tejidos linfáticos como el del bazo. Algunos llegan a pasar al torrente sanguíneo y se extienden por todo el cuerpo, impidiendo la producción de células sanas.

400 hematólogos de todo el país se han conectado a la mayor reunión virtual e interactiva sobre el manejo del linfoma no Hodgkin

 

ANDALUCÍA ES LA COMUNIDAD CON MAYOR INCIDENCIA DE LINFOMA NO HODGKIN, CON UNOS 1.100 NUEVOS CASOS AL AÑO

 

Ü  Este tipo de linfoma es el tumor sanguíneo más común en nuestro país y el octavo más frecuente en ambos sexos.

 

Ü  Los expertos defienden el valor de las nuevas tecnologías para ampliar la formación y actualizar conocimientos.

 

Ü  La introducción de los anticuerpos monoclonales ha cambiado el tratamiento con nuevas estrategias como su uso precoz o en mantenimiento.

 

Granada, 17 de octubre de 2014.- En España se diagnostican cada año unos 6.000 nuevos casos de linfoma no Hodgkin (LNH); de ellos unos 1.100 en Andalucía. Es la cifra de incidencia más elevada por comunidades en nuestro país. El LNH es el octavo tumor más común en nuestro país y el cáncer hematológico más frecuente; de hecho, casi la mitad de los casos de tumores de la sangre (40% en los varones, 42% en las mujeres) corresponden a un LNH. No obstante, en los últimos años los hallazgos de la investigación han permitido claras mejoras en la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes y continúan aportando nuevas opciones que, aparte de eficaces, son eficientes y contribuyen al bienestar de estos pacientes. Para revisar el impacto de estos avances, se ha celebrado un evento virtual promovido por Roche Farma y al que se han conectado unos 400 hematólogos de once ciudades españolas y una americana. Así, el Foro Conectado: Un nuevo salto evolutivo, diseñado para que pudieran intercambiar opiniones todas las sedes participantes, se convirtió ayer en la videoconferencia más amplia jamás realizada en nuestro país en el campo de la Hematología.

 

Para el doctor José María Moraleda, presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y uno de los moderadores de la reunión, la formación continuada y la puesta al día de los conocimientos es uno de los grandes objetivos de nuestra sociedad. “En este sentido –continúa- las herramientas que proporcionan las nuevas tecnologías facilitan que la información científica se distribuya más y mejor entre los  hematólogos. Este evento es un ejemplo de cómo la innovación tecnológica nos permite intercambiar experiencias y conocimientos, lo que redunda en una mejora de la calidad asistencial y de la eficiencia del sistema sanitario”.

 

Los expertos coinciden en que entre los logros más destacados de los últimos diez años, los anticuerpos monoclonales representan un capítulo clave. Por su escasa toxicidad, pueden incluso utilizarse en estadios precoces, en pacientes mayores y como terapias de mantenimiento. En el caso concreto de los linfomas, durante más de tres décadas el tratamiento estándar ha sido el esquema de quimioterapia CHOP (combinación de Ciclofosfamida, Adriamicina, Vincristina y Prednisona). A lo largo de estos años se han realizado multitud de ensayos clínicos con otras combinaciones de quimioterapia, y ninguno demostró ser mejor que el CHOP.

Con la comercialización hace más de diez años de Rituximab, un anticuerpo monoclonal quimérico anti-CD20, incorporó un nuevo mecanismo de acción antitumoral, sinérgico con la quimioterapia, específico en la destrucción de los linfocitos B, y con escasa toxicidad. “Rituximab es un medicamento que ha cambiado el curso del linfoma y de
otras patologías de origen inmune. El linfoma no Hodgkin B es una de
las enfermedades hematológicas más frecuentes y diariamente acuden
muchos enfermos al Hospital de Día Médico (HDM) para recibir este
tratamiento”
, asegura la doctora Ana Isabel Heiniger, jefa de Servicio y directora de la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de  Hematología y Hemoterapia de los Hospitales Carlos Haya y Clínico Universitario de Málaga y moderador de la sesión en Granada.

0051398[1]

Acerca del LNH

Se conocen dos tipos de linfoma: Linfoma de Hodgkin y Linfoma No Hodgkin (LNH). Este último representa aproximadamente el 85% de los casos de linfoma y es difícil de tratar.  El LNH causó 200.000 muertes en todo el mundo en 2013. Los linfomas son un cáncer del sistema linfático (compuesto por vasos linfáticos, nódulos linfáticos y órganos como el bazo), cuya misión es ayudar al organismo a defenderse frente a las infecciones. El linfoma se desarrolla cuando los glóbulos blancos (también llamados linfocitos B) se convierten en cancerígenos y empiezan a multiplicarse y a acumularse en nódulos o tejidos linfáticos como el del bazo. Algunos llegan a pasar al torrente sanguíneo y se extienden por todo el cuerpo, impidiendo la producción de células sanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here