Broncedo progresivo, con ayuda farmacéutica

0
805

El principio del verano es el momento perfecto para comenzar a preparar nuestra piel para el bronceado. Una planificación integral del bronceado evitará las posibles consecuencias negativas derivadas de las radiaciones solares tanto a corto plazo (eritemas y quemaduras) como a largo plazo (inflamación, inmunosupresión, fotoenvejecimiento y cáncer). Nuestros farmacéuticos te recomiendan:


 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos

Cómo preparar la piel

1. Consumiendo alimentos ricos en carotenos como la zanahoria y el tomate, que fabrican vitamina A facilitando la producción de melanina.
2. Consumiendo alimentos ricos en vitaminas C, E, y B, presentes en hortalizas, verduras, frutas y legumbres, que también te ayudarán a evitar los efectos negativos de los radicales libres que se producen cuando tomamos el sol.
3. Tomando complementos alimenticios específicos para preparar  el bronceado durante un mes antes y durante los meses de mayor exposición solar. Son unos  preparados que pueden contener zanahoria, aceite de onagra y borraja y vitaminas antioxidantes. Actúan como complementos para reforzar la fotoprotección de la piel y ayudan a prevenir la aparición de arrugas y favorecen el bronceado. Entre ellos son muy conocidos:
•  La borraja (Borago officinalis) y la onagra (Oenothera biennis). De ellas se extrae el aceite de sus semilla,s rico en dos ácidos grasos poliinsaturados esenciales (AGEs): linoleico y gammalinolénico. Estos ácidos son especialmente útiles para nutrir la piel,  conseguir un cutis radiante y prevenir el fotoenvejecimiento y las quemaduras provocadas por los rayos solares. También evitan la pérdida del agua en la piel. El aceite  de borraja y onagra los podemos encontrar en el mercado como suplemento alimenticio en forma de cápsulas de gelatina blanda y en diferentes concentraciones. La dosis recomendada para un adulto es de 2g de aceite al día.
•  La zanahoria (Daucus carota L)es una hortaliza muy rica en antioxidantes y betacaroteno. El betacaroteno es un precursor de la vitamina A que protege la piel por su efecto antioxidante y favorece el bronceado. Su déficit se manifiesta por sequedad de piel, irritaciones, quemaduras solares precoces y mayor riesgo de cáncer cutáneo, ya que los niveles de betacaroteno disminuyen su concentración en la sangre y en la piel durante la exposición sol. También contiene vitaminas B1, B2 y C y oligoelementos. Para preparar el bronceado se recomienda tomar de 2 a 3 cápsulas de zanahoria 3 veces al día.

Sol: rechaza lo malo y acoge lo bueno

¿Qué consejos debemos seguir para evitar los efectos nocivos y aprovechar los  positivos efectos  del sol sobre nuestro organismo?

1. Iniciar las exposiciones progresivamente.
2. Evitar la exposición solar entre las 11 y las 16 horas.
3. Usar gorras y gafas de sol.
4. Aplicar un fotoprotector adecuado al tipo de piel por lo menos 30 minutos antes de la exposición.
5. Hidratar muy bien la piel y el cuerpo antes y después de las exposiciones solares para evitar la sequedad de la piel y la deshidratación.
6. Consultar al farmacéutico en el caso de tomar medicamentos, ya que algunos son fotosensibilizantes.

NO OLVIDES consultar al farmacéutico cuál es la protección solar y el preparado alimenticio más adecuado según las necesidades de tu piel. Es uno de los profesionales más preparados para aconsejarte en este sentido.