Cáncer de mama: avanzan en el desarrollo de fármacos diana

0
815

Los principales oncólogos españoles han analizado los últimos avances en la biología, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de mama en el marco del Symposium Asco Breast Cancer que se ha celebrado en Madrid, el jueves, 19 de noviembre, con el auspicio de la Sociedad Española de Oncología Médica y la colaboración de GlaxoSmithKline (GSK), bajo la coordinación de los doctores Ana Lluch y Miguel Martín.
 
Para la doctora Ana Lluch, del Hospital Clínico Universitario de Valencia, uno de los mayores avances en el cáncer de mama viene de la mano de la clasificación de fenotipos moleculares, “que ha permitido saber, ya no sólo el pronóstico del tumor, sino cómo podemos tratar a cada una de las pacientes con tratamientos específicos ‘anti-dianas’, es decir, fármacos dirigidos específicamente frente a determinadas células tumorales”.
 
En este sentido, según afirma el Dr. Miguel Martín, del Hospital Gregorio Marañón  de Madrid, en el subtipo o diana de pacientes en el que se han producido mayores adelantos es en aquellas que sobre-expresan el gen ErbB2, que suponen entre el 15 y el 20% de todos los casos de cáncer de mama.
 
“En el cáncer de mama que sobre-expresa el gen ErbB2 existen dos fármacos que han revolucionado el pronóstico de la enfermedad (trastuzumab y lapatinib), mejorando notablemente las expectativas de curación y beneficio terapéutico de estas pacientes de tal modo que han pasado de ser las de peor pronóstico a las de mejor pronóstico”, asegura el doctor Martín.
 
En la misma línea, la doctora Lluch añade que trastuzumab fue el primero de estos tratamientos que actúan frente al receptor ErbB2. “Pero, en la actualidad disponemos también de lapatinib –que además es una terapia oral- que actúa a nivel de dos dianas específicas bloqueando el ErbB2 y Her1, y logra un importante índice de respuestas en  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentospacientes previamente tratadas con trastuzumab. Asimismo es activo en las pacientes que además de ser ErbB2 positivas son receptoras hormonales positivas, donde un tratamiento hormonal más lapatinib es más eficaz que un tratamiento hormonal solo”.
 
“Lapatinib tiene –asimismo- la gran ventaja de ser un fármaco oral, lo que proporciona mayor calidad de vida a las pacientes, ya que tras recibir varios tratamientos por vía interavenosa les resulta muy beneficioso tener un fármaco por vía oral”, añade la doctora Lluch.
 
“Estas nuevas terapias dirigidas aportan, además, a las pacientes más calidad de vida porque estos tratamientos biológicos no tienen toxicidades de órgano, es decir, no afectan a todas las células que crecen, y por tanto, no tienen los secundarios asociados a la quimioterapia”, subraya esta experta.
 
Junto a las pacientes que sobreexpresan el gen ErbB2,  se han determinado otros dos fenotipos de pacientes con cáncer de mama: el hormonodependiente (fenotipo luminar) y el basal-like, “que es un fenotipo en el que hasta ahora no teníamos tratramientos biológicos específicos, pero que en la actualidad se ha determinado una diana que parece ser importante para este subtipo de tumor”, explica la doctora Lluch. Así, según añade el Dr. Martín,  se están comenzando a desarrollar los inhibidores del enzima PARP-1, con resultados iniciales prometedores.

”De estos subtipos de cáncer, donde menos novedades se han producido es en el fenotipo luminar, donde los tratamientos hormonales están ya más establecidos; aunque cabe mencionar que a pesar de que no hay fármacos nuevos para este tumor, si hay nuevos datos que avanzan sobre la mejor estrategia terapéutica para las pacientes hormonodependientes”, señala la doctora Lluch.
 
Asimismo, respecto a las novedades en el tratamiento del cáncer de mama por fenotipo molecular, el doctor Martín señala que existen además múltiples fármacos, como el neratinib, el pertuzumab y el T-DM1, que actualmente se encuentran en desarrollo clínico en algunos hospitales, entre ellos hospitales españoles.
 
Aportación de las células madre en el cáncer de mama 
Los últimos estudios sobre la aportación de las células madre (stem cells) para el tratamiento del cáncer de mama será otro de los temas clave que se analizará en el marco de este foro científico.
 
Al respecto, el doctor Martín comenta que “existe aún una enorme laguna de conocimientos sobre la definición, biología y caracterización de las stem cell del cáncer de mama. Este es un campo de investigación muy prometedor, pero queda mucho camino por recorrer antes de poder aplicar este concepto a la práctica”.
 
De la misma opinión es la doctora Lluch, para quien las stem cells todavía están en un proceso de investigación, “contar con fármacos específicos frente a ellas sería muy importante porque ellas pueden ser las que generen nuevas células tumorales con posible actividad metastásica”. 
 
Además de avanzar en el conocimiento y tratamiento de estas células, los siguientes pasos en investigación se dirigen a caracterizar el tumor y buscar las dianas responsables de la agresividad de un tumor determinado para lograr fármacos dirigidos a estas dianas.
 
Como concluye el doctor Martín “la investigación en cáncer de mama es un proceso lento y costoso en esfuerzo y dinero. Comienza en el laboratorio, donde se descubren nuevas dianas terapéuticas en células en cultivo de cáncer de mama, se sigue de la identificación/ formulación de fármacos específicos para esa diana y, finalmente, su estudio en mujeres con cáncer de mama. Todo este proceso puede llevar 10-15 años por medicamento y requiere la colaboración de la industria farmacéutica, los médicos oncólogos y las pacientes para que el proceso se desarrolle con la máxima celeridad”.