Cáncer de mama: más del 60% recibe tratamiento hormonal

0
486

Se calcula que una de cada ocho mujeres españolas desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida, un tumor cuya prevalencia está aumentando en nuestro país en los últimos años, según los expertos. En este sentido, cada año aparecen 16.000 nuevos casos de cáncer de mama en España y de estos, más del 60% se tratan con hormonoterapia. Así se puso de manifiesto en el XIII Curso de Hormonoterapia en Oncología, dirigido a residentes oncólogos y celebrado en el Euroforum San Lorenzo de El Escorial (Madrid) durante cuatro días en el marco del Día Mundial Contra el Cáncer con la colaboración de AstraZeneca.

 
“El aumento de los casos de cáncer de mama se debe a diferentes factores de riesgo, tales como un inicio demasiado precoz de la menstruación, el hecho de tener el primer hijo a edades tardías o la llegada de la menopausia a partir de los 50 años, porque cuanto más tiempo está la mujer expuesta a los estrógenos, mayor es el riesgo”, afirma el doctor Gumersindo Pérez, oncólogo y coordinador del curso, quien añade que el tabaco y el alcohol también pueden influir en su aparición.
 
En esta dirección, este experto asegura que el tratamiento con hormonas esteroideas se lleva utilizando -no sólo en cáncer de mama, sino también en cáncer de próstata y endometrio- desde que fueran descubiertas en 1945, aunque ha tomado un gran impulso en las últimas décadas. “Para ello hay que realizar una buena selección de pacientes con tumores que tienen receptores para estrógenos o para progestenos”, explica.
 
En estos casos, añade, “cuando se eligen de forma adecuada los tumores con receptores paraestrógenos y las mujeres tienen características de hormonodependencia, la terapia con hormonas suele resultar muy eficaz, conlleva una toxicidad mucho menor que la quimioterapia y la tasa de respuesta es similar a la que se puede obtener con el mejor tratamiento de quimioterapia”.
 
La hormonoterapia se puede utilizar en aquellos casos donde se da una situación de metástasis o también como tratamiento adyuvante después de la cirugía. Según los datos recogidos, “además de ser necesario que el tumor tenga ese tipo de receptores para que este tratamiento funcione, suele obtener mejores resultados en aquellos pacientes que tienen una  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosedad más avanzada o cuando tienen las localizaciones en partes blandas u óseas”, manifiesta el doctor Pérez.
 
Por último, este oncólogo hace especial hincapié en recordar la necesidad de la detección precoz como mejor método de prevención ante el cáncer de mama. “Todas las mujeres se deben realizar una mamografía a los 35-40 años, a partir de los 40 años y hasta la menopausia hacerse una cada dos años, y a partir de la menopausia, el chequeo debe ser anual”, concluye.