Centralizar fármacos en hospitales es posible…

0
555

Juristas consultados por CF han evaluado la iniciativa de la Comunidad Valenciana para centralizar la gestión de los medicamentos de uso en centros sanitarios en los hospitales.

Su conclusión: positiva en el fondo pero con ciertas dudas sobre su aplicación en la forma. Es decir, aunque el proyecto se ha concebido para racionalizar y optimizar la gestión de los medicamentos que se emplean en los centros sanitarios (hospitales, centros de salud, botiquines y depósitos), podría estar entrando en conflicto con la Ley de Garantías y la de Ordenación Farmacéutica de la comunidad ya que estaría privando al farmacéutico de área, e incluso al comunitario, del ejercicio de algunas competencias, tal y como han apuntado sociedades científicas en las alegaciones.

Ángel Giner, letrado asesor del COF de Zaragoza, recuerda que las atribuciones profesionales son competencia regional. “No veo ningún inconveniente legal que impida la reorganización de funciones entre los farmacéuticos de hospital y de primaria, siempre que se respete el perímetro externo de competencias que limita a ambos, consagrado en el artículo 103 de la Ley General de Sanidad”.

Hay coincidencia, no obstante, al señalar que el proyecto puede ser efectivo en los propósitos que se marca: reducir la factura farmacéutica y garantizar un uso racional. El problema se plantea con la reorganización que supondrá el paso a un único almacén, de compras, gestión y de formulación para los dos niveles asistenciales. Esta medida “que puede generar serias dudas acerca de su legalidad”, según apunta Daniel Autet, de Durán-Sindreu Abogados. No obstante, “los objetivos son loables en la medida que persiguen la coordinación y cooperación entre distintos ámbitos asistenciales y puede promover, asimismo, eficiencia en la gestión de recursos y un recorte del gasto farmacéutico a cargo de la Administración”, añade.

También a la Comunitaria
Fernando Abellán, de Derecho Sanitario Asesores, repara además en otro aspecto que es la incidencia sobre los farmacéuticos comunitarios: “El proyecto les deja también fuera de poder participar en el suministro a los centros sociosanitarios públicos, al establecer que sin excepción todos los depósitos y botiquines de esos centros cursarán sus peticiones a la farmacia hospitalaria”. El objetivo “es reducir la factura”, pero “técnicamente solapa competencias importantes en AP y comunitario”.

  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos