El Consejo General publica un informe sobre farmacovigilancia

0
980

El informe ‘Farmacovigilancia: el papel de los profesionales farmacéuticos en la práctica diaria’, publicado por el Consejo General de Farmacéuticos recoge la regulación legal, responsabilidad del farmacéutico en este ámbito, y las herramientas profesionales que ofrece la Organización Farmacéutica para un correcto ejercicio.

El profesional sanitario español tiene el deber, y por tanto la responsabilidad, de comunicar a los órganos competentes las sospechas de reacciones adversas de las que tenga conocimiento y que pudieran ser causadas por medicamentos, asegurando así el correcto inicio del sistema de notificación espontánea. Es aquí donde el farmacéutico, como profesional sanitario que se encuentra a pie de calle y en contacto directo con el paciente, posee un papel privilegiado en la identificación de las reacciones adversas a los medicamentos.

El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos ha elaborado este informe sobre farmacovigilancia en el que recoge la regulación legal, responsabilidad del farmacéutico en este ámbito, y las herramientas profesionales que ofrece la Organización Farmacéutica para un correcto ejercicio. Asimismo, en el portal de la Organización Farmacéutica Colegial (http://www.portalfarma.com) está disponible un espacio sobre Farmacovigilancia, en el que se ofrece información sobre el Sistema Español de Farmacovigilancia, el proceso de notificación, y el marco legal que regula esta actividad.

La farmacovigilancia es definida como la actividad de salud pública que tiene por objetivo la identificación, cuantificación, evaluación y prevención de los riesgos del uso de los  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosmedicamentos una vez comercializados, permitiendo así el seguimiento de los posibles efectos adversos de los medicamentos”.

Los diferentes colectivos profesionales llevan colaborando en el desarrollo de la farmacovigilancia en España desde hace muchos años. Sin embargo, no ha sido hasta fechas relativamente recientes cuando dicha colaboración, inicialmente voluntaria, ha sido regulada de forma precisa, convirtiéndose en una exigencia legal.