El farmacéutico, clave en el tratamiento del VIH

0
897
El farmacéutico ha realizado un gran progreso en la atención al paciente VIH durante esta década, sin embargo, la evolución de la enfermedad y los tratamientos hace que continuamente tenga que hacer frente a nuevos retos: comorbilidades, farmacogenética, farmacocinética y vacunas, entre otros.

“Recientemente se han incorporado los medicamentos genéricos al tratamiento antirretroviral, lo que nos lleva a un escenario nuevo en cuanto a los costes económicos planteados en este tipo de pacientes”; explica el Dr. Ramón Morillo, del servicio de Farmacia del Hospital de Valme en Sevilla y coordinador de las 10as Jornadas de Atención Farmacéutica al Paciente VIH/SIDA, que se celebran estos días en Sevilla con la colaboración de ViiV Healthcare. 

Durante tres días, aproximadamente 160 farmacéuticos hospitalarios de toda España participan en estas Jornadas, acreditadas por la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud y avaladas por el Plan Nacional de SIDA, cuyo objetivo es realizar una actualización del tratamiento antirretroviral con un abordaje multidisciplinar en un contexto que facilite la participación y el intercambio de opiniones y experiencias.

El Dr. Ramón Morillo explica que “el incremento exponencial de información científica que se genera cada año sobre esta materia, unido a la necesidad de una permanente actualización sobre nuevos fármacos, opciones de tratamiento y recomendaciones terapéuticas nos obliga a  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosrealizar estas jornadas, sobre todo desde que en 1999, a través de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), se creó un grupo de trabajo dedicado a la infección del VIH”.

El papel del farmacéutico hospitalario
Desde principios de los 90, los Servicios de Farmacia Hospitalaria se han visto involuntariamente implicados en la dispensación de medicamentos a pacientes externos. “El incremento progresivo de los pacientes que recibían tratamiento antirretroviral junto con la complejidad de los tratamientos utilizados y la enorme cantidad de información que genera esta patología hizo indispensable que los farmacéuticos implicados en la atención a pacientes externos debieran formarse y actualizarse continuamente para mejorar la calidad en la actividad asistencial”, explica la Dra. Maite Martín, del servicio de Farmacia del Hospital Clinic de Barcelona, y también coordinadora de las Jornadas. 

La adherencia ha sido una de las áreas dónde más ha intervenido el farmacéutico. “Las razones resultan obvias, la adherencia es un factor decisivo en el éxito del tratamiento y la situación del farmacéutico en el proceso asistencial hace que sea uno de los pilares básicos en el seguimiento del cumplimiento terapéutico. Se han publicado varias experiencias donde se demuestra la utilidad de la intervención farmacéutica en la mejora de la adherencia”, asiente la Dra. Maite Martín.

Por su parte, el Dr. Ramón Morillo, apunta que “el paciente VIH no está exento de la aparición de otras comorbilidades que pueden marcar su evolución clínica y que complican la farmacoterapia de estos pacientes como, por ejemplo, la coinfección con el virus de la hepatitis C. También cabe señalar que durante el embarazo y la lactancia, la información y la experiencia con los fármacos no son tan elevadas como en el resto de patologías”.

Además, en los últimos años, “se ha hecho hincapié en la valoración del riesgo cardiovascular, por ello en las consultas de Atención farmacéutica también se insiste en los consejos dietéticos y de vida sana y deshabituación tabáquica”, explica este experto.

La epidemia del sida en España
La epidemia del SIDA en España, desde sus inicios en los años 80, ha estado ligada fundamentalmente al consumo de drogas por vía parenteral. Sin embargo, actualmente los nuevos diagnósticos son fundamentalmente debidos a la transmisión sexual, tanto heterosexual como homosexual. En la actualidad, es difícil establecer datos de prevalencia de la infección por VIH porque muchas personas infectadas aún desconocen su diagnóstico.

“Si tenemos en cuenta los nuevos diagnósticos de SIDA, la incidencia ha disminuido considerablemente desde la aparición del TARGA (terapia antirretroviral de gran actividad). Sin embargo, debemos tener en cuenta que éste es un indicador de la frecuencia y evolución de los estadios avanzados de la infección, pero que no aporta información sobre la frecuencia de nuevas infecciones ni de su evolución reciente, pudiéndose dar el hecho de que aumenten las nuevas infecciones a pesar de que los casos de SIDA disminuyan”, explica la Dra. Maite Martín.