El jercicio físico moderado ayuda a frenar la EPOC

0
898

La rehabilitación pulmonar mediante ejercicios respiratorios de fisioterapia y el ejercicio físico moderado pueden ayudar a frenar la Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC).

El Dr. Josep María Antó, neumólogo miembro de SEPAR y coautor del estudio ‘Relationship between physical activity and outcomes in COPD’, considera que “los beneficios del ejercicio físico moderado son muy importantes para los enfermos de EPOC, la actividad puede ayudar a frenar y ralentizar la evolución de la EPOC así como mejorar la calidad de vida del paciente, siempre y cuando se realice bajo supervisión y control médico”. Este estudio fue presentado durante el Congreso Anual de la ERS (European Respiratory Society) celebrado en Viena la semana pasada.

Cabe remarcar que cada año mueren 18.000 españoles por causa de la EPOC, hecho que la convierte en la primera causa de muerte evitable en España y en la única patología relacionada con el tabaco cuya mortalidad sigue aumentando. Según el estudio EPISCAN, la prevalencia de la EPOC en España, alcanza al 10,2% de la población en la actualidad –la sufren casi un millón y medio de personas- pero se prevé un aumento de esta cifra ya que aproximadamente un tercio de los españoles fuman y de éstos entre un 20 y un 25% desarrollarán esta enfermedad pulmonar. El infradiagnóstico de esta enfermedad respiratoria supera el 70%.

Personalizar los tratamientos
Mejorar el conocimiento de la evolución de la Enfermedad Obstructiva Crónica (EPOC) permite personalizar tanto los tratamientos como las medidas de prevención. Esta es la  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentospremisa con la que trabajan un grupo de investigadores del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL) y del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM-Hospital del Mar), con el apoyo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) entre otras instituciones y organismos.

Uno de los primeros logros de este consorcio, en colaboración con investigadores de la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health (entre los que se encuentra Milo Puhan), ha sido el desarrollo del índice ADO (edad, disnea y obstrucción) que permite medir de forma objetiva la gravedad de la enfermedad de cada paciente y calcular el riesgo de mortalidad. La novedad de este nuevo índice de riesgo es que tiene en cuenta nuevos parámetros como la edad y la disnea del paciente (es decir, la dificultad para respirar) y no solo la función pulmonar como ocurría hasta ahora. Este nuevo índice “nos permite predecir con más precisión las condiciones clínicas y la evolución progresiva de la enfermedad” afirma la Dra. Judith García-Aymerich, miembro de SEPAR y coordinadora de este equipo de investigadores. Este avance podría facilitar un seguimiento clínico de la EPOC mucho más personalizado y adaptado a cada paciente.