Abusar de los tacones de más de seis centímetros puede provocar artritis de rodilla. De hecho, estos procesos son dos veces más frecuentes entre las mujeres que en los hombres. Según los expertos de Harvard Medical School y Spaulding Rehabilitation Hospital de Boston, al andar con zapatos de tacón alto se altera significativamente la función normal del tobillo, y la falta de equilibrio y de estabilidad se compensa con la cadera y, sobretodo con la rodilla. De esta forma se produce una mayor presión entre la rótula y el hueso del muslo, además de la parte interior de la articulación de rodilla, lo que podría estar relacionado con la artritis de esta articulación.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.