INCONTINENCIA URINARIA. Los pacientes no se resignan

0
730
El Observatorio Nacional de la Incontinencia (ONI), en su afán por dar voz a los afectados por esta patología, y conocer de primera mano la realidad de la misma, ha realizado una “Encuesta de Percepción del Paciente con Incontinencia Urinaria” en población general, mayor de 18 años, de ambos sexos, en consulta o en contacto con alguna asociación de Pacientes. 

La encuesta arroja datos concluyentes:

  • Un 77% de las personas consultadas reflejaron insatisfacción ante el supuesto del mantenimiento en el tiempo de su condición patológica, ya que es percibida como generadora de limitaciones.
  • Un 64% de los encuestados declararon que la Incontinencia Urinaria (I.U.) les provocaba una alteración manifiesta de su Calidad de Vida, en ámbitos tan diversos como los laborales, sociales, emocionales y familiares.
  • El 32% de las personas pulsadas no acudieron a la consulta del Profesional Sanitario específicamente para tratar su problema de I.U. sino por otras dolencias. De los que acudieron ad hoc para tratar su Incontinencia, un 66,3% declararon su conformidad con la valoración y atención recibida por el Personal Sanitario.
  • Más de la mitad de los Pacientes (57,5%), suspende a las AAPP por la atención prestada hacia la patología, demandando, en un 66,7% de los casos más información sobre la misma y sus tratamientos.

El sondeo, en el que han participado directamente los Miembros Permanentes del ONI y que está estructurado en tres apartados: 1) Calidad de Vida, 2) Calidad Asistencial y 3) Atención recibida por la Autoridades Públicas, permite conocer y mejorar la realidad asistencial de los  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosmás de seis millones y medio de personas con Incontinencia en España y será dado a conocer públicamente, junto con las conclusiones y recomendaciones, en breve en la página web del ONI (observatoriodelaincontinencia.es).

Calidad de Vida
Además de la manifiesta alteración en la Calidad de Vida de las personas, la I.U. supone una limitación y un obstáculo a la hora de realizar las actividades de la vida cotidiana, incluidas las laborales y las sociales, al mismo tiempo que supone un lastre emocional, llevando incluso a provocar otras enfermedades relacionadas como ansiedad, estrés, aislamiento social y depresión.

Calidad Asistencial y el Profesional que le atiende
En el apartado dedicado a la Calidad Asistencial, la conclusión más preocupante que se extrae es que las razones principales esgrimida para no acudir a la consulta de los Profesionales Sanitarios se centraron en la normalidad para su edad de su condición y en sentimientos de vergüenza.
Estos datos resaltan la necesidad urgente de formar a los Profesionales en el conocimiento y manejo de la Incontinencia, para no subestimar la importancia de esta condición patológica y reducir el infradiagnóstico y el infratratamiento. Además, sería importante concienciar a los Pacientes para que no renuncien a la posibilidad de mejorar su Calidad de Vida por no consultar a los Profesionales de la Salud.
Sobre los Profesionales sanitarios a los cuales se consulta mayoritariamente, destacan los de Atención Primaria (53%), médico y enfermera, ya que son quienes asumen la mayoría de los tratamientos y seguimiento de estos Pacientes.
 
Atención recibida por las Autoridades Públicas e Información obtenida por los Pacientes
Los Pacientes reclaman más atención por parte de las AAPP a su condición a través de charlas informativas en los centros de salud (29%), campañas de información públicas (26%) y en forma de consejos escritos (24%).
Otro dato relevante que refleja la encuesta, es que la mayoría de los Pacientes considera que, una vez que se ha diagnosticado la enfermedad, reciben la suficiente información (65%), fundamentalmente de  médicos y enfermeras de su Centro de Salud.

RECOMENDACIONES DE LOS AUTORES
Tras el análisis de los resultados obtenidos, los autores del mismo consideran que la encuesta refleja aspectos muy importantes de la “realidad asistencial” de la I.U. y que, a tenor de los resultados, se requeriría una detección más precoz de este problema, con una mayor implicación de los Profesionales Sanitarios y de las Administraciones en su manejo.

En palabras del Dr. Verdejo, Coordinador del ONI y Jefe del Servicio de Geriatría del Hospital Clínico San Carlos, “lo deseable sería que se lograra, no sólo una mayor sensibilización hacia este problema de salud, un mayor reconocimiento y una mayor formación por parte de los Profesionales Sanitarios, sino también el definitivo reconocimiento de “enfermedad o proceso patológico” y la puesta en marcha a través de las Administraciones de programas de información y de todos aquellos mecanismos que sitúen a la Incontinencia Urinaria en el lugar de relevancia que merece.”