La ablación por catéter reduce el riesgo de ictus

0
667
Según dos estudios del Intermountain Medical Center, uno de los principales tratamientos para la fibrilación auricular, la ablación por radiofrecuencia a través de un catéter, reduce de forma significativa la posibilidad de padecer Alzheimer y otras demencias, además de ictus y de la muerte en general. En el análisis se ha incluido una muestra de 37.908 pacientes, de los que 4.212 fueron sometidos a ablación de fibrilación auricular; 16.848, también con fibrilación auricular, se trataron con otras terapias, y otros 16.848 pacientes no padecían este tipo de arritmia.

Concretamente, los estudios muestran que la posibilidad de sufrir Alzheimer en los próximos tres años se reduce aproximadamente en un 70% en pacientes cuya fibrilación auricular ha sido tratada con ablación por catéter en comparación con los pacientes con fibrilación auricular que no han recibido este tratamiento. Los estudios destacan también que incluso en pacientes sin fibrilación auricular el riesgo es más alto que en los que padecen este tipo de arritmia y se han tratado mediante una ablación, hasta de un 40% más. Estas cifras son prácticamente equiparables en referencia a las posibilidades de sufrir un ictus y son aún más llamativas si hablamos de riesgo de muerte en general.

En este sentido, cabe destacar que en el caso de mortalidad a los tres años, el estudio destaca que un 23,5% de los pacientes con fibrilación auricular y que no han recibido un tratamiento con ablación mueren a los tres años, cifra que decrece hasta el 8,7% en el caso de las personas de la muestra sin fibrilación auricular y hasta un 6% en pacientes con fibrilación auricular tratados con ablación.

Entre las posibles causas que se barajan para dar explicación a estos resultados, los expertos destacan la conexión que se sabe que existe entre una enfermedad como el Alzheimer y la fibrilación auricular.

Según el secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el Dr. Julián Pérez Villacastín, “la fibrilación auricular favorece la presencia de embolias, que a veces,  de tan pequeñas, son difícilmente detectables por el facultativo. Este hecho, que podríamos definir  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentoscomo un pequeño bombardeo de minipartículas, podría favorecer la aparición de Alzheimer u otro tipo de demencia”. Además, añade el secretario general de la SEC, “también se ha argumentado  que la inflamación que se produce con la fibrilación auricular podría favorecer la presencia de una serie de sustancias, entre ellas la sustancia amiloide, que también se ha observado en pacientes con enfermedad de Alzheimer”.

Finalmente, el Dr. Julián Pérez Villacastín, ha destacado la originalidad del estudio: “se trata de una muestra de población considerablemente amplia dividida comparativamente en tres grupos similares en cuanto a edad y sexo. No obstante este tipo de estudios tiene limitaciones muy importantes ya que pueden atribuirse beneficios a una técnica cuando en realidad, éstos beneficios se deben a que las poblaciones de cada grupo son muy diferentes. Por ello siempre se debe esperar a corroborar este tipo de hallazgos en estudios prospectivos y a ser posible aleatorizados”.

La fibrilación auricular es el tipo de arritmia más frecuente en nuestro país y en todo el mundo. En España, se calcula que la padece, aproximadamente, un 1% de la población general y un 5% de la población mayor de 50 años.

La fibrilación auricular se origina cuando se pierde el ritmo normal del corazón (denominado ritmo sinusal), que pasa a ser irregular y descoordinado, y se altera la frecuencia cardíaca o velocidad del corazón, es decir, el número de veces que el corazón se contrae por minuto. Mientras que en condiciones normales el corazón realiza entre 60 y 100 latidos por minuto, en el caso de la fibrilación auricular, las aurículas llegan a latir entre 300 y 450 latidos por minutos, resultando en una aceleración del pulso, que es variable, hasta 150 o 180 latidos por minuto, que es además irregular.