La actividad física y la dieta equilibrada, aliadas contra la diabetes tipo 2

0
1558

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad que  padecen  casi 5 millones de adultos y alrededor de 130.000 niños y adolescentes en España, según datos de la Sociedad Española de Diabetes, de los que se desprende que el 95 por ciento de los casos corresponde a pacientes con diabetes tipo 2.

Es importante resaltar que existen tres tipos de diabetes tipo 1, 2 y gestacional. La de tipo 1 aparece en la infancia o adolescencia. La diabetes tipo 2 se manifiesta normalmente en la edad adulta por sobrepeso, obesidad o factores hereditarios. Y la tercera se desarrolla en algunas mujeres en la última etapa de su embarazo.

El ejercicio físico es uno de los grandes aliados de la prevención de la diabetes. “La mejor manera de prevenir la diabetes tipo 2 es realizando actividad física de forma regular, complementada con una buena alimentación”, afirma Keila Montejo, Directora Técnica del centro deportivo GO fit Torrejón.

Hay tres tipos de actividad que pueden ayudar a las personas que padecen diabetes, esto es, los ejercicios aeróbicos, de fuerza muscular y de estiramiento. Según Keila, “la práctica de ejercicio físico no debería generar ningún temor a la persona diabética, sino todo lo contrario, puede ser un método muy adecuado de ejercer mejor control sobre su tratamiento”.

El mejor complemento para el deporte es la alimentación saludable
Una dieta equilibrada para prevenir la obesidad es fundamental para complementar la práctica deportiva. Según Álex Pérez, nutricionista de GO fit, “el ejercicio es un factor de protección frente a la resistencia a la insulina y la regulación de la glucosa en sangre, pues hace que las células musculares sean más sensibles a la acción de la insulina y así el contenido de glucosa en sangre se vea mejor controlado. La alimentación, mediante la regulación de la cantidad y el tipo de carbohidratos, tiene una gran importancia en el control de la enfermedad”.

Una persona diabética puede comer prácticamente lo mismo que una persona que no lo sea, aunque teniendo en cuenta la cantidad y tipo de alimentos ricos en carbohidratos que ingiere, que son los que influyen más en la glucemia (glucosa en la sangre). Su médico, enfermera o dietista le debe adaptar las raciones de alimentos a su ritmo de vida y actividad física, y la pauta de insulina o medicación que tome para el control de la enfermedad.

Los factores que hay que tener en cuenta para enfrentarse a la actividad física, según Álex Pérez, son los siguientes:
1. En el caso de ejercicios intensos de poca duración, hay un efecto hiperglucemiante, en el que el consumo de glucosa es menor.
2. En el caso de ejercicios de larga duración de media intensidad, el consumo de glucosa es mayor, por lo que hay que aportar una cantidad de alimentos ricos en carbohidratos o disminuir la cantidad de insulina (en el caso de DM1). Si la glucemia es menor de 100 mg/dl, conviene tomar un alimento rico en carbohidratos antes del ejercicio (fruta, galletas, bebida con carbohidratos,…).

En general, durante la práctica del ejercicio, es conveniente ingerir alimentos o bebida con carbohidratos cada 30-45 minutos. Y beber 200-300 mL de líquido con frecuencia. El diabético debe ser consciente de cómo afecta cada tipo de ejercicio a su organismo para ajustar la cantidad y tipo de insulina que se administra (en diabetes tipo 1) y la cantidad de carbohidratos que precisa ir ingiriendo.

Tal y como indica nuestro eslogan: entrenamiento + alimentación + descanso = vive más y mejor. Los centros GO fit buscan la mejora en la calidad de vida de sus abonados ayudándoles a encontrar hábitos de vida saludables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here