Únete a nuestra comunidad

Toda la actualidad del mundo de la salud y la farmacia en Consejos de tu Farmacéutico.

Además, puedes seguirnos en nuestras redes sociales:

Las tasas de mortalidad por enfermedad cardiovascular, principal causa de fallecimiento en el mundo occidental, se han reducido de forma notable en los últimos 20 años gracias a la aplicación de soluciones tecnológicas cada vez más precisas y fiables en su prevención, diagnóstico y tratamiento.

De hecho, la esperanza de vida en los países occidentales ha aumentado en 6 años en las últimas cinco décadas y la mortalidad por cardiopatía isquémica ha disminuido en un 20% en las últimas dos. Estos son algunos de los datos destacados por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) con motivo del Día Mundial del Corazón, que  celebra su 10º Aniversario este domingo 26 de septiembre bajo el lema “Yo trabajo con corazón”.

Los expertos señalan que la importante mejora en la salud y calidad de vida de la población se debe en gran parte a las innovaciones tecnológicas desarrolladas en el área cardiovascular y a una mejor forma de hacer Medicina. “La tecnología sanitaria ha sido el motor de la Medicina. Lo ha sido a nivel general, pero muy especialmente en Cardiología, el área de la Medicina en la que más se ha desarrollado, sobre todo a nivel de equipamiento”, explica el doctor Carlos Macaya, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

En este mismo sentido se pronuncia Yago Alonso, presidente del sector de Cardiovascular, Neurocirugía y Tratamiento del Dolor de Fenin, quien destaca que “en el área cardiovascular, la tecnología sanitaria ha jugado un papel decisivo tanto en términos de calidad de vida del paciente como de reducción de la mortalidad directa. Tanto es así que nuestra sociedad actual, tal y como la conocemos desde el punto de vista sanitario, no existiría sin los avances producidos en esta especialidad”. Yago Alonso también destaca que, además de la mejora de la salud y calidad de vida del paciente, las innovaciones tecnológicas permiten reducir la estancia hospitalaria del enfermo y facilitar su incorporación al mercado laboral y productivo, teniendo así un impacto económico positivo en la sociedad.

Prevención, diagnóstico y tratamiento
El sistema cardiovascular presenta peculiaridades que facilitan la aplicación de innovaciones tecnológicas y que abren el camino hacia una medicina altamente personalizada. De hecho, la accesibilidad del sistema ha permitido la aplicación de instrumentos y tecnologías con fines diagnósticos y terapéuticos antes que en otros órganos, facilitando así la aplicación de soluciones a problemas clínicos no resueltos.

El doctor Carlos Macaya destaca la evolución, en la última década, de las técnicas de imagen, las cuales han posibilitado la realización de intervenciones médicas más precisas que “abren la puerta a la implantación de medidas de prevención primaria o, lo que es lo mismo, permiten identificar sujetos susceptibles de padecer una enfermedad en estadios precoces y realizar intervenciones preventivas basadas en las modificación de los hábitos de vida o la  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosadministración de una terapia determinada”. A este respecto, Yago Alonso añade que “las innovaciones realizadas en el área diagnóstica han sido decisivas para que pudieran desarrollarse instrumentos terapéuticos efectivos y la generalización de terapias realmente curativas”, al tiempo que afirma que las nuevas técnicas diagnósticas, “en combinación con terapias curativas, han permitido superar muchos hitos en la especialidad”.

Desde el punto de vista terapéutico, la implantación de dispositivos cardiacos y el abordaje de la cardiopatía isquémica a través de stents sentaron las bases para la revolución de la medicina cardiovascular mediante técnicas mínimamente invasivas. Este proceso tecnológico ha culminado recientemente con la aplicación de tratamientos curativos y no sólo paliativos, como las técnicas de ablación  para los pacientes con taquicardia ventricular o fibrilación auricular.

Cada año se realizan en España 25.000 intervenciones quirúrgicas cardiovasculares y 100.000 intervenciones por vía transcatéter y percutáneas, mediante técnicas de cirugía mínimamente invasiva. La intervención más frecuente es la relacionada con la patología coronaria como la implantación de bypass (8.000 al año) o de stents, que el año pasado se insertaron en 70.000 pacientes.

El futuro del corazón
En cuanto al futuro de la Cardiología, los expertos apuntan que se dirige hacia la implantación de técnicas diagnósticas y terapéuticas menos invasivas y con menos morbimortalidad, ofreciendo un perfil de seguridad óptimo con una alta eficacia, sensibilidad y especificidad. En opinión del doctor Macaya, esto significa que las “técnicas diagnósticas se están perfeccionando a través de técnicas de imagen y la introducción de la imagen molecular”.

Así, la generalización y el perfeccionamiento de técnicas como la ecocardiografía, el TAC multicorte, los stents liberadores de fármacos y las válvulas percutáneas están “sentando las bases para las grandes apuestas de futuro de la Cardiología: la investigación con células madre y el estudio de los componentes genéticos”, apunta el presidente del sector de Cardiovascular, Neurocirugía y Tratamiento del Dolor de Fenin.

En cuanto a la investigación con células madre, se busca la regeneración de los tejidos, por ejemplo de pacientes que han sufrido un infarto. Los análisis genéticos, por su parte, permitirán conocer el riesgo de enfermedad cardiovascular de un enfermo antes de que se produzca y prevenirlo.

La enfermedad cardiovascular sigue siendo la principal causa de mortalidad en los países desarrollados, siendo la edad uno de los principales factores que contribuyen a aumentar su incidencia.

Empresas con corazón
Por segundo año consecutivo, el Día Mundial del Corazón –que esta edición se celebra bajo el lema Yo trabajo con corazón- hace especial hincapié en la importante influencia que tiene el mundo laboral sobre la salud cardiovascular. De hecho, se estima que la aplicación de técnicas de prevención y vigilancia cardiovascular en el entorno profesional podría reducir en un 60% el riesgo de este tipo de enfermedades.

Por ello, la Sociedad Española de Cardiología ha puesto en marcha el Programa de las Empresas Cardiosaludables (PECS), según el cual las compañías pueden evaluar el riesgo cardiovascular de sus empleados en función de diferentes criterios. Según explica el doctor Macaya, este proyecto pretende implicar a las empresas para que sus empleados adopten las medidas de prevención de la enfermedad cardiovascular aconsejadas. “Los empleados tienen responsabilidad en el cuidado de su corazón y de su salud”, concluye Yago Alonso, a la vez que parafrasea al profesor Valentín Fuster recordando que “nunca es demasiado tarde para empezar a cuidarse, ni nunca demasiado pronto”.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...