La periodontitis, una nueva comorbilidad asociada a la psoriasis

0
3413

“Históricamente, la psoriasis era considerada como una enfermedad limitada principalmente a la piel, con una pobre asociación a otras patologías y comorbilidades. Sin embargo, recientemente y gracias a los avances en investigación y a un mejor conocimiento de los mecanismos patológicos involucrados, la psoriasis se percibe como una enfermedad inflamatoria sistémica y compleja”. Así lo ha afirmado la doctora Verónica López Castillo, dermatóloga del Hospital Quirón de Valencia y coordinadora de la Unidad de Psoriasis del Instituto Médico Ricart en la sesión “Psoriasis y comorbilidades” organizada conjuntamente por el Hospital Quirón de Valencia y el Instituto Médico Ricart, con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie. 

Cómo afecta la inflamación sistémica a la psoriasis

Según un estudio realizado entre 200 personas, en el que 100 eran pacientes con psoriasis y las otras 100 conformaban el grupo control, se determinó que la presencia de periodontitis severa en los pacientes de psoriasis era de un 27%, frente al 10% del grupo control. En este sentido, se podría afirmar que podría existir un mayor riesgo de padecer periodontitis crónica entre los pacientes que sufren de psoriasis. Ambas enfermedades comparten un factor inmunológico subyacente que podría ser el origen de la relación entre ambas. Adicionalmente, los resultados de un estudio realizado con 170 pacientes escandinavos en el año 2014 demostraron que la periodontitis y la pérdida ósea radiográfica es más común entre pacientes con psoriasis de moderada a severa comparada con la población general.

En este sentido, cobran importancia para las personas con psoriasis los controles dentales integrales, incluyendo infecciones dentales tales como periodontitis, abscesos dentales, y otras fuentes de infección poco reconocidas, así como tratamiento dental, si fuera necesario, en el completo abordaje de la psoriasis.

“La enfermedad periodontal o periodontitis crónica es una enfermedad infecciosa crónica que afecta al periodonto, es decir, a los tejidos que rodean, soportan o sostienen y protegen los dientes frente a distintas agresiones, principalmente bacterianas. Parece ser que la psoriasis y la periodontitis podrían compartir alteraciones inmunológicas comunes que estarían implicadas en este proceso inflamatorio.”, asegura la Dra. López Castillo.

La psoriasis, una enfermedad con múltiples comorbilidades asociadas

La psoriasis es una enfermedad crónica, no contagiosa, sistémica e inflamatoria para la que actualmente no existe cura[8] y que se estima que afecta a 125 millones de personas en todo el mundo. Factores como el estrés, las afectaciones cutáneas o la infección pueden desencadenar los brotes de psoriasis. Mientras los brotes pueden ser episódicos, la psoriasis es una condición incurable que requiere un manejo de por vida. En los últimos años se están revelando datos que demuestran una mayor prevalencia de comorbilidades en pacientes de psoriasis en todos los grupos de edad en comparación con la población general. Las enfermedades más prevalentes en la psoriasis son artritis psoriásica, enfermedad cardiovascular, incluidos sus principales factores de riesgo (obesidad, diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipemia y síndrome metabólico), hígado graso no alcohólico, enfermedad renal, enfermedad inflamatoria intestinal, linfoma y cáncer de piel, ansiedad y depresión. También se consideran otros factores de riesgo cardiovascular relacionados con los hábitos de vida, como el consumo de tabaco y de alcohol. Diversos datos relacionan también la posible relación entre psoriasis y periodontitis.

El manejo disciplinar de la psoriasis, clave para conseguir el abordaje de sus comorbilidades

El manejo temprano y adecuado del paciente con psoriasis se ha de contemplar, por tanto, desde un punto de vista integral, tanto para el diagnóstico temprano de la comorbilidad, como para su prevención y tratamiento, así como para evitar que los medicamentos utilizados en las enfermedades asociadas puedan interferir el curso de la psoriasis, o viceversa.

“En el Hospital Quirón apostamos por una valoración integral del paciente con psoriasis y, por ello, trabajamos en equipo. En los últimos meses hemos puesto en marcha una unidad multidisciplinar que abarca todas las comorbilidades asociadas a la psoriasis. Para nosotros es muy importante que el paciente sea tratado a nivel cutáneo así como de las comorbilidades asociadas. Para ello, contamos con dermatólogos, reumatólogos, digestivos, odontólogos, cardiólogos, nefrólogos, endocrinos, nutricionistas y psicólogos que integran esta unidad multidisciplinar”, asegura la doctora López Castillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here