Las farmacias de Madrid, con el pan

0
631
En muchas ocasiones, nuestro farmacéutico es la primera persona a la que pedimos consejo sobre hábitos saludables. Por ello el colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM) no ha dudado en colaborar con la campaña ‘Pan cada día’, promovida por Incerhpan, para informar a los madrileños sobre la imporatncia del pan en una dieta sana y equilibrada.

A partir de hoy, todos los madrileños que se acerquen a su farmacia habitual podrán conocer de primera mano los beneficios que el pan tiene para la salud. Consciente del papel indiscutible que el colectivo farmacéutico cumple como prescriptor de hábitos saludables para la sociedad, el Colegio de Farmacéuticos de Madrid (COFM) no ha dudado en colaborar con la Campaña Pan Cada Día, promovida por Incerhpan, para distribuir en las casi 3.000 farmacias madrileñas, 300.000 trípticos que incluyen un práctico decálogo sobre las razones por las que el pan debe estar dentro de una alimentación saludable. 

Este acuerdo ha sido presentado hoy en la emblemática Real Botica de la Reina Madre, la farmacia más antigua de Madrid que data del siglo XVI. Este espacio está considerado como un auténtico museo por albergar documentos, utensilios, sustancias e instrumentos que muestran de forma fiel la historia de la profesión farmacéutica, tomando su nombre de la Reina Isabel de Farnesio, segunda esposa de Felipe V y clienta habitual del establecimiento. En el acto de presentación, estuvieron presentes Lorenzo Alonso, presidente de Incerhpan; Pilar León Izard, vocal de Alimentación y Nutrición del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid; la Dra. Ana Sastre, Doctora en Medicina y miembro del Comité Científico del Pan; y la Dra. Carmen Gómez Candela, jefe de la Unidad Nutrición y Dietética del Hospital La Paz de Madrid.
 
El tríptico informativo tratará de concienciar a las personas que acudan a sus farmacias de que el pan contiene nutrientes esenciales como carbohidratos, vitaminas, proteínas y minerales, además de ser una fuente muy importante de fibra. Por tanto, no debe ser apartado de nuestra alimentación diaria a pesar de que existen falsas creencias que relacionan este alimento con el padecimiento del sobrepeso y la obesidad.  
En un práctico decálogo se enumeran las razones por las que el pan debe estar presente en nuestra dieta, como por ejemplo, su protagonismo como pilar de la Dieta Mediterránea, su gran valor nutricional, su escaso aporte de grasa y su alto contenido en fibra; a lo que se añade su gran variedad de texturas y sabores y la versatilidad que ofrece para acompañar las comidas o como alternativas a éstas en forma de bocadillo. El pan como fuente de nutrientes y como base de la pirámide nutricional completa la información proporcionada.
 
Pilar León Izard, vocal en funciones de Alimentación y Nutrición del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, subraya la importancia de este acuerdo por la responsabilidad que tienen los farmacéuticos en lo que respecta a la salud de la población, ya que, “en muchas ocasiones, el farmacéutico es el primer profesional sanitario al que acude el paciente y desempeña un importante papel como prescriptor de hábitos saludables. Por ello, debemos concienciar de la importancia de no abandonar el pan en la  alimentación diaria, ya que su altísimo valor nutricional  garantiza una dieta sana y equilibrada”.
 
El pan contiene gran cantidad de nutrientes muy valiosos, por lo que los expertos recomiendan un consumo diario de entre 220 y 250 gramos. Además de hidratos de carbono, importantes para nuestro organismo en general y cerebro en particular, destaca su aporte de vitaminas del grupo B, o minerales como el fósforo y el calcio, encargados de la formación de huesos y dientes. También es muy importante su contenido en fibra, cuya carencia conlleva la aparición de patologías como estreñimiento, enfermedades cardiovasculares o cáncer, así como su escaso aporte de grasa. La Dra. Carmen Gómez Candela, jefe de la Unidad de Nutrición y Dietética del Hospital La Paz de Madrid, recuerda que, “a pesar de sus numerosos beneficios, el consumo de pan ha descendido por su inmerecida fama de que engorda, por lo que es necesario que el ciudadano tenga la máxima información y así desterrar falsas creencias como ésta. Para conseguir este objetivo, el farmacéutico es un gran aliado, por ser un profesional que se comunica de forma directa y abierta con el paciente y por el alto nivel de aceptación y confianza que tienen sus consejos”.
 
Las cifras de consumo de pan en la Comunidad de Madrid son muy bajas con respecto al resto de regiones. Los hogares madrileños tan sólo consumen 32 kg de pan al año, mientras que la media nacional se sitúa en torno a los 41 kg, según datos del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) correspondientes al año 2008.

 Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentos